Educación en estos tiempos

Ya está cercana la finalización del año escolar.

Año escolar, cómo se sabe, con muchas contradicciones.

Y todo por la conocida pandemia que ha golpeado al país, en sus diferentes campos.

Siendo la educación uno de los más maltratados.

Como siempre, para unos, el año escolar perdido, para otros, algo o mucho se ha hecho.

Por lo mortal de la pandemia, se recurrió a cerrar las escuelas.

Y a ingresar al modo digital.

Aquí se presentan las dificultades ya conocidas.

Dificultades que son más notorias en el interior del país, pues no se cuenta con los medios requeridos.

Hay que hacer hincapié, no sólo en el interior.

Se nota en los pueblos que circundan la Capital de la República.

Las autoridades gubernamentales hicieron esfuerzos por emplear la radio o la TV.

Lo agrave, hay hogares que no cuentan con estos artefactos.

(Entre paréntesis, a modo de reflexión, salió a flote que hay hogares que no tienen refrigerador, vital en estos tiempos de pandemia)

La carencia de tecnología se observa en los variados niveles de educación, incluyendo el superior, sea universitario o técnico.

Es decir, se ingresa a un mundo difícil de comprender.

No son sólo los alumnos que no tienen la “maquinita”, también los profesores, y es más, no se logra ingresar al mundo complejo de la “compu”.

Lo que no ha permitido un aceptable proceso educativo.

Por otra parte, lo más grave, que afecta a la esperanza de los pueblos, al aspecto mental, social.

Hay estudiantes que se “revelan” , si cabe la expresión.

Se sienten aburridos, extrañan o reclaman el contacto con los compañeros, con los maestros; el correr, saltar o ir al “kiosko”.

Ya no soportan horas de horas frente a la pantalla.

Igual pasa con el docente.

Aparte del quiebre de la salud por la fijación en la pantalla, por estar sentado hora de horas.

Se menciona que a raíz de la pandemia se ha acentuado la obesidad y ha originado otras incomodidades para la salud.

Tanto para estudiantes como para docentes.

Las autoridades centrales, están buscando la manera de hacer frente al año escolar que ya se acerca, 2021.

Se hace referencia a posibilidades presenciales en los lugares que la pandemia ha sido capaz, vencida.

A manera mixta.

Tomando siempre en cuenta, la salud de los estudiantes y de los docentes.

O, como en el presente año, de manera digital.

Es decir, las proyecciones no están todavía claras.

En el mundo se reconoce que la educación, en sus diversos niveles, es la que más ha permitido la pandemia.

Que hay un retroceso.

Y así se aplicará la denominada prueba Pisa, los resultados serían nada halagadores.

Sólo resta esperar.

Ojalá se pueda vencer la pandemia para recuperar algo perdido. Ojalá.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario