De las Autoridades Locales


Dentro del esquema político nacional, los gobiernos municipales conforman el engranaje más importante para los pueblos y para bien de la ciudadanía.

Los señores alcaldes y su equipo de regidores, en la actualidad elegidos por medio de elecciones generales, son quienes tienen que ver, con el bienestar de los ciudadanos y la marcha del distrito.

Cuando digo marcha del distrito, me refiero a todo lo que tiene que ver para que los ciudadanos lleven una existencia en paz, armonía y logren disfrutar de lo que ofrece la civilización. Es más, disfrutar de lugar de recreación, de esparcimiento y que se impongan normas de buen vivir.

Como se acostumbra decir, se ingresa a una actividad pública de diferente naturaleza, para servir y no para servirse.

Lamentablemente, en los últimos tiempos se observa que a niveles más altos de la administración pública, las personas ingresan para servirse.

La trascendencia de la labor de un alcalde y su equipo, se puede medir en números, y por lo que se observa en el pueblo, servicios públicos, parques, jardines, cuidado de lugares que encierran un pasado maravilloso. Igualmente, que los vehículos se desplacen a velocidades propias de una ciudad.

Que los vehículos menores, de la misma manera, se rigen por reglamentos, por leyes, que haya armonía entre la población, los lugares públicos, y los conductores, sea presentación, lenguaje, igualmente, consideración con las personas que utilizan los vehículos para conducirse, respeto por la velocidad y las normas de tránsito.

Los servicios que se ofrece a la población, limpieza de calles, parques.

Intervenir para que las empresas que ofrecen servicios, como agua, luz, limpieza, lo hagan acorde con lo que merece una persona, respeto, cuidado y tomando en cuenta que son seres humanos y merecen buen trato.

Las denominadas como Plazas se encuentren presentables, rodeadas de verde, consideración por los personajes históricos, sea militares, civiles, científicos, nacionales o extranjeros.

Enseñar al respetable a considerar los espacios, no emplearlos para lo que no fueron ofrecidos, caso de utilizar como cocheras, para limpiar carros o beber licor.

La labor de los alcaldes y sus concejales, velar por lugar públicos, repetimos, mantenerlos presentables. Que no sean cantinas, abiertas, donde se arroja los sobrantes al suelo, botellas y vasos, desperdicios.

En Pacasmayo, caso del Malecón Grau.

Enseñar a los menores a respetar lo verde, pero el verdadero, no el plástico, postizo.

En Pacasmayo, caso del Parque Infantil.

Volvemos a repetir, respeto por el pasado, sobre todo, las Casonas.

En Pacasmayo, a nadie le importa lo que anoto, pues las Casonas están ya en el suelo.

Da mucha pena lo que sucede con la antigua Casa de Correos.

Está frente a la Comisaría, y le decía a un policía, ‘‘A nadie le importa’’, la autoridad, movió la cabeza. Nada Más.

La labor de la primera autoridad y sus equipos de concejales, en el distrito, es vital.

De ellas, personas nobles, depende que el pueblo sea respetado, apreciado.

Y se regrese.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario