La obra de Augusto Tamayo Vargas

Augusto Tamayo Vargas By Casa De La Cultura Peruana

Augusto Tamayo Vargas

Fuente: Casa de la Cultura Peruana


En Palabra Mía anterior hacía referencia a Abril como el Mes de las Letras y al profesor Augusto Tamayo Vargas, como la persona que se interesó en investigar a quienes habían nacido o fallecido en ese mes. También anotaba que su hijo Augusto Tamayo San Román, hombre de letras y de cine, con ocasión de los cien años del nacimiento de Augusto Tamayo Vargas, había publicado varios trabajos reunidos, denominado “Acerca de la poesía y los poetas y otros ensayos literarios”.

Ingresar al libro es encontrarse con trabajos que van desde reflexiones sobre poetas y la poesía como quehacer que va más allá de la misma intención del poeta. Haciendo hincapié que el autor publicó varios libros de poesía, narrativa y ensayos, a la vez artículos periodísticos en diarios y revistas.

El libro “Hallazgo de la vida” reúne su trabajo poético de los años 1930 hasta 1979, con hermosas ilustraciones de la consagrada artística plástica Tilsa Tsuchiya. Luego hace un análisis del ambiente cultural del Perú a fines del siglo XVI.

En el arte, sea pintura, música o poesía, el mar ha estado y sigue presente en diferentes creaciones, de ahí que hay todo un capítulo sobre “El mar en la literatura peruana”.

Comentarios y estudios acerca de diferentes creadores, estando presentes, Ricardo Palma, Abraham Valdelomar, Mercedes Cabello de Carbonera.

De la misma manera, qué rol cumplen las ciudades de Cusco, Piura y Moquegua en la literatura peruana. No se puede dejar de reconocer a los creadores del interior del país y la casi sagrada tarea desempeñada para promover sea una literatura realista o inspirada en el mundo espiritual.

En la historia del arte, especialmente en el teatro, cumple función importante Micaela Villegas, más conocida como La Perricholi o como decía cierto autor satíricamente, La Perra Chola.

Ingresar a sus días, a sus sueños y quehaceres, a los amoríos y trabajos del amante, el Virrey Amat y Juniet, y la obra, que testimonia la pasión, en verdad es regresar al ayer e imaginar los tiempos ya idos. Hombres y mujeres de letras desfilan por las páginas del libro que se comenta.

Como bien dice el hijo del maestro, “(...) La obra que realizó a lo largo de su vida, producto de una vocación plena y de un indesmayable esfuerzo, no tuvo otro objeto que preservar lo que nos constituye espiritual y creativamente como nación: no tuvo otro propósito que honrar el patrimonio literario, artístico y cultural que en gran medida nos determina como individuos y como colectividad a lo largo del tiempo. Estos ensayos son transparentes ejemplos de esos propósitos y clara expresión de esa vocación y de ese esfuerzo”.

Nada más cierto.

La generación anterior no puede olvidar los dos tomos de “Literatura Peruana”, del maestro Tamayo Vargas, texto obligatorio en la Facultad de Educación, en el área de Literatura Peruana.

Estuve muy cerca del maestro. Cuando fue director del ya desaparecido diario “La Crónica”, ingresé a la página editorial y disfruté de su compañía, de la misma manera cuando fue mi profesor en las aulas universitarias. Siempre sencillo y listo a dar la mano, el apoyo.

Nada más sobre el investigador y creador de Abril, Mes de las Letras.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a prensa@undiario.pe y síguenos en @UNDiario