De la Dependencia de los Pueblos


La historia de la humanidad señala cómo los pueblos han sido sometidos a otros.
El sometimiento se debía al poderío militar, a la fuerza de las armas, a la prepotencia y a la violencia.

Recuérdese la invasión de nuestro país por las fuerzas hispanas y el largo periodo de dominación, de sometimiento y la pérdida de los herederos del imperio.

No solo de sus bienes, sino también de la propia existencia. La imposición de un grupo sobre otro, ajeno a la realidad del invasor.
Sometimiento que viene, repito, por la fuerza bruta y el imperio de la muerte y el miedo.

Cuando los tiempos cambian, se da la evolución en la sociedad, en los grupos humanos, la dependencia se da de otra manera.

Capaz más delicada, si cabe la expresión.

Ahora, como se sabe, la dominación, la dependencia es económica.

Ya no hay reyes, emperadores, dictadores, por esta parte del mundo.

Impera el sometimiento económico, la pérdida de recursos que ofrece la madre natura.

El pueblo que posee más capacidad económica se impone. Recordemos, vuelvo decir, lograda la salida de los españoles, debido a Junín y Ayacucho, se cae en la dominación económica inglesa.

Por largo periodo de la historia nacional. Más tarde, ayer nomás, fue la economía norteamericana la que cubre al mercado nacional.

Predominio de los empréstitos, que se inicia con el gobierno inglés.

Son más que muchos los años de dependencia al país del norte. No hay que olvidar, la dependencia está de acuerdo a quienes gobiernan, qué orientación tienen.

Más tarde, con la llegada del régimen de Alberto Fujimori Fujimori, hay una gran inclinación a la economía y vida japonesa. Orientación hacia Oriente., sea Japón, China y otros pueblos.

Cambia el régimen e ingresan otros presidentes y con la fuerza de lo conocido como globalización, con los tratados de Libre Comercio, la dependencia se orienta a los diferentes países de una economía más fuerte.

Se habla de la desaparición de las fronteras, de la hermandad de los pueblos.

Después de varios años de globalización se reconoce que en nada ha favorecido a los pueblos dependientes de una economía extraviada como nuestro país.

La globalización favorece los países de primer nivel. Se intenta hacer una revisión de la globalización y ver hasta dónde son buenos los TLC.

Hasta aquí llegamos, pues se está a la espera de lo que dicen las potencias económicas, de las que dependen los países que viven de la venta de materias primas, especialmente de origen fósil.

La dependencia se da porque los dirigentes no asumen roles más determinantes en bien de sus ciudadanos.

Más que nada falta sensibilidad, más humanismo y pensar en la tierra en la que se vive.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a prensa@undiario.pe y síguenos en @UNDiario