Vivir el ayer para el hoy

Los países desarrollados y con un pasado que se testimonia por las construcciones, edificios, templos, casonas, lugares de recreación, están haciendo descansar su ingreso económico en lo que se conoce como la 'industria sin chimeneas'.

Se puede observar en pueblos europeos, caso de Grecia, Francia, Italia, Rusia, por mencionar algunos; Japón, en estos últimos tiempos, están impulsando tremendamente el turismo.

En Japón, el primer ministro, Shinzo Abe, está tomando iniciativas para lograr que ingresen más turistas cada año. Ha encomendado a personas lugareñas, que  "busquen" qué se puede poner en valor.

Quizá parezca raro, lugares donde han existido fábricas y se conservan restos, sean herramientas, muebles, casas, se les está dando la tonalidad necesaria para invitar a los mismos nipones y a extranjeros a visitarlos.

En nuestro Valle, si las autoridades de los diversos pueblos que integran las dos provincias, vieran lo que se conserva del ayer, lamentablemente, es cada vez menos. Poco, se podría lograr para el hoy.

En diferentes Palabra Mía hago hincapié de la necesidad de rescatar al Pacasmayo Viejo, Antiguo, de la parte baja, donde hay, felizmente, algo; y darle vida serviría de mucho para lograr más ingresos.

Hay que reconocerlo, promover el turismo no es nada fácil, se requiere, primeramente, respeto, cuidado, buen trato, entre otras características, para el visitante.

Lugares en el puerto, repito, sí hay y  son atractivos. Falta promoverlos, darles vida.

Tarea de las autoridades locales y del señor alcalde a la cabeza.

Y mi querido San Pedro de Lloc, tiene mucho que ofrecer, en primer lugar, lo espiritual, la calma, lo silencioso. El tiempo de reflexión, de reencuentro.

Lo que se puede visitar, la iglesia, Casa de don Antonio Raimondi, el hombre de Milán que hizo por el país más que los propios nacionales.

No sé cómo se encontrará el antiguo local del Ferrocarril, ojalá no se haya destruido y se conserve.

Las campiñas, lo verde que hay en el entorno.

Las grandes ciudades y también las pequeñas, día a día pierden lo verde y son invadidas por el cemento, por el ladrillo.

La mayor tragedia de los pueblos.

Y así, hay varios pueblos que tienen pasado histórico, que requiere cuidado, sí es verdad, que se requiere dinero, también es verdad.

Pero hay que invertir para cosechar.

Las autoridades, la ciudadanía, tienen mucho que hacer por los lugares en los que habitan.

No se trata esperar que todo venga de Lima.

Hay que ingeniarse, tener visión futurista, descansando en el ayer.

Los medios de comunicación, en su variedad, tienen la sagrada misión de dar vida al ayer para una mejor vida en el hoy.

No hay mejor palanca para mover el mundo, en estos tiempos, que los medios de comunicación.

La función: orientar, informar, entretener.
Siempre en favor de la colectividad.

Estos contenidos llegan gracias al apoyo de nuestros aliados.
Sé uno de ellos.

Más información
Redacción UNDiario

Sobre el autor

Redacción UNDiario

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a prensa@undiario.pe