Japoneses divididos




Las autoridades japonesas se encuentran preocupadas por la falta de mano de obra. Por una parte, las personas mayores, de la tercera edad, siguen en crecimiento; se retiran, se jubilan, dejan los puestos libres. Otras, siguen trabajando en la misma fábrica o en otra, pero no ‘‘paran’’.

Algo que no sucede por esta parte del mundo, especialmente en nuestro país, hay fábricas que cierran por falta de personal. Por otra, los niños cada vez están más ausentes, las personas quieren contraer matrimonio.

Damas y caballeros se dedican a estudiar, a profesionalizarse, a lograr los más altos grados. Y si se casan , lo hacen por compañía, no con la intención que haya prole.

La sociedad japonesa no tiene esperanza en la mano de obra local. Hay urgencia de contar con mano de obra extranjera para las diferentes actividades.

Las autoridades están flexibilizando las leyes, creando otras para dar facilidades a extranjeros; inclusive, sobre la adquisición de la nacionalidad se están dando leyes a favor.

Hay que reconocer, lo que sucede en Japón afecta también a los países altamente industrializados, del primer mundo.

Y frente a las facilidades, al mejor trato e ingreso de personas extranjeras a la tierra del Fujiyama, se acaba de dar a conocer una Encuesta elaborada por el Foro Económico Mundial, donde se informa que menos de la mitad de la población nipona está de acuerdo con el ingreso de personas no japonesas.

Se da a conocer, ‘‘Según la pesquisa ‘‘Globalization 4.0 The Human Experiencie’’ desarrollada por SAP Qualtricsx, sólo el 45 por ciento de los nipones aprueba la apertura de sus fronteras, cifra que se sitúa por debajo del promedio mundial del 57 por ciento…’’.

Ahora, frente a la pregunta si su país, Japón, tiene la obligación de apoyar a otros pueblos del mundo, el 65 por ciento expresó su acuerdo.

Ante una pregunta de gran interés para la sociedad, educación, cuando se preguntó si las personas tenían acceso a una buena educación, el 14 por ciento respondió que ‘‘casi todos’’; mientras que el 41 por ciento respondió, ‘‘la mayoría’’.

Se informa que la investigación fue encargada por el Foro Económico Mundial con ocasión de la XLIX Conferencia de Davos, desarrollada recientemente en Suiza.

Hay que mencionar, algunos países, en estos últimos tiempos, están cerrando sus fronteras a personas de otros pueblos. Hay pugnas entre dirigentes por la presencia de personas de otro lugares.

Se puede apreciar con lo que sucede con las personas de otros lugares. Se puede apreciar con lo que sucede con las personas de centroamérica por llegar a Estados Unidos de Norteamérica.

En otras oportunidades hemos hecho mención a la falta de mano de obra y la apertura para el ingreso, pero hacíamos hincaìé que los nipones, por naturaleza, son renuentes a la llegada de personas de otros lares.

Y esto se puede comprobar en la encuesta que comentamos. Es lamentable, muy lamentable. Pero es la realidad.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario