Respeto Por Los Sitios Arqueológicos

En las provincias de Pacasmayo y Chepén hay muchos sitios arqueológicos que merecen respeto, cuidado y sobre todo, conservación para las generaciones que vienen, esto es, para la esperanza de los pueblos.

Lamentablemente, falta cultura histórica, comprender la trascendencia que encierra un resto, una huaca, una muralla, un muro o un camino.

Ni qué decir de las Casonas, especialmente de las exhaciendas.

Muchas destruidas y otras que sobreviven por la gracia de la misma naturaleza.

En el país en general, de la misma manera, en las provincias, se están dando invasiones, tráfico de terrenos, abuso de quienes se consideran "dueños".

En el Diario Ultimas Noticias hay diferentes informaciones sobre lo que está sucediendo y cómo las autoridades, especialmente las que tienen que ver con la protección, están haciendo esfuerzos para poner coto o controlar este desorden.

Según el diario local, "Es gente que no se detiene a pensar en el enorme daño que está causando, sólo mira su interés; y dentro de esa perspectiva, no le importa ninguna consideración, sólo hacerse de un terreno aunque para ello tenga que avasallar la Ley".

Hay que reconocer la labor de la primera autoridad local, el señor alcalde y su equipo de concejales, son los primeros en poner coto a lo que se comenta.

En la ciudad de Trujillo se encuentra la oficina regional del Ministerio de Cultura, que es el ente que vela por la conservación de todo lo que tiene que ver con el pasado, con la proyección y la esperanza del mañana tenga en que sostenerse.

Pueblo que no valora su ayer, su pasado, no tiene cómo mirar al futuro de manera optimista.

Es más, cae en los mismos errores, ya que no quiere tener conocimiento de lo ya vivido.

Pueblos europeos, asiáticos y otros se desviven porque los testimonios históricos se conserven, no se destruyan.

El hogar es la primera escuela, y son los padres los llamados a enseñar a sus hijos el respeto que merecen todo lo recibido de generaciones anteriores; luego, la escuela tiene sagrada misión que cumplir, son los docentes, de las diferentes áreas, quienes tienen que trasmitir el significado de lo legado.

Los medios de comunicación, en su variedad, no pueden desdeñar esta labor.

El medio, informa, comenta, entretiene, orienta, da mensaje de todo lo que hay que respetar, de entregar a las nuevas generaciones.

Que no se imponga ambiciones personales, menos que se destruya lo recibido por la ambición del dinero o que de tener una "casita", según el decir de las personas que se encuentran atentando con el pasado histórico.

Hay que educar a la población, sancionar a los responsables del engaño a las personas.

Que las autoridades asuman el rol que les corresponde apegados a la Ley y en resguardo de la dignidad de los pueblos.

Pues, la conservación y respeto de testimonios, dignifica a la persona y por ende, a los pueblos.

Ojalá se mire al ayer con mucho respeto y no se lo mate.

Ojalá.