Bebé Robot Para Aliviar la Soledad

Un artículo de Felipe Tapia

Hay que recordar, siempre recordando, la población nipona día a día se torna más longeva. Se da a conocer que uno de cada cuatro ciudadanos, tiene más de sesenta o sesenta y cinco años.

En una sociedad que marcha contra el tiempo, que crece lentamente, pues escasean los niños, por más esfuerzos que realizan las autoridades para que los mayores se "atrevan" a tener hijos o se casen en edad apropiada, no se logra.

En esta sociedad, los adultos mayores se quedan solos en los hogares, no hay compañía.

Las personas que producen están en la fábrica, en el taller, en el comercio, en la universidad.

Predomina la soledad en los adultos mayores.

La tecnología contribuye, si así puede denominarse, dando tranquilidad y "ocupación a los mayores". Según el diario Asahi Shimbun, "para que los ancianos que viven solos no se sientan tan solos, en Japón se ha puesto a la venta un robot bebé, que como cualquier recién nacido, necesita de los cuidados de sus "papás". El "niño" se llama Smiby, y ya viene siendo adquirido.

El robot bebé ha sido desarrollado por Masayoshi Kano, profesor de robótica de la Universidad Chukyo (Nagoya) y la empresa Togo Seisakusyo, con sede en la prefectura de Aichi.

Smiby se mueve, se ríe, se alegra; se siente contento cuando su "papá" lo mece o lo levanta en alto. También llora cuando no le hacen caso y si el "abandono" es largo Smiby se duerme. Algo más, cuando se encuentra contento con el cariño que le ofrece su "papá", su mejilla adquiere el color rosa. Tiene la peculiaridad de emitir quinientos sonidos como lo hace un bebé de un año.

Según la prensa nipona, al ponerse en prueba el robot bebé dentro de los ancianos, muchos han mostrado contentamiento y manifiestan que se "habían sentido menos deprimidos".

Por otra parte, el gobierno japonés ha dado a conocer que asumirá dos tercios de los costes de investigación y producción de robots para el cuidado de ancianos. Parece que fuera fantasía o estuviera en otra dimensión. Sin embargo, hay que reconocer que la tecnología y el mundo de la robótica cada vez causan más asombro.

Si se da una visión rápida a los pueblos europeos, sobre todo a los más desarrollados, donde la ciencia, la tecnología están en un nivel más allá de lo imaginable, seguiríamos asombrados. De la misma manera, tiene pleno dominio de la ciencia y de todo lo relacionado con la robótica.

Por esos pueblos hay preocupaciones, mucha preocupación, por la educación, en su variedad.

Se apoya a la investigación.

Lo que no sucede por los pueblos de por acá, especialmente, muy lamentablemente, en nuestro país.

Bien, en la tierra del Kimono se encuentran diversos "juguetes" que causan asombro por la "labor" que cumplen dentro de la sociedad.

Lima, enero 2015