Una historia sin legado

Cierran Templo San Pedro De Lloc

Si de historias se trata, el templo de San Pedro de Lloc es uno de los edificios que alberga cientos de historias y mucho legado de gran importancia y valor. Ha contemplado fuera y dentro de su recinto hechos que han marcado la vida de locales y visitantes. Lejos de la religión que uno profesa - y si la practica o no - el templo es un edificio que representa a las tierras de Lloc. Hoy se vuelve a cerrar este templo tras una inspección que la cataloga como "inhabitable" y se acota que existe un "riesgo alto de colapso inminente". Y vuelve el calvario para todos.

La Iglesia Matriz de San Pedro de Lloc ha librado más de una batalla por mantenerse en pie y en los últimos 20 años ya hemos visto cerrarse más de una vez. Para continuar con los actos religiosos se creó el SUM (Salón de Usos Múltiples) que sirvió para congregar a los católicos mientras recuperaban el templo.

Pero, ¿es un problema solo y exclusivamente de los católicos sampedranos? La respuesta es breve y concluyente; no. Lejos del recuerdo de las últimas décadas y la nostalgia los invito a hacer una reflexión que puede ser determinante para los intereses de todos los sampedranos. Es bueno que todos puedan entender que han pasado más de 46 años desde que el Instituto Nacional de Cultura con R.S. N°2900-72-ED creada el 28/12/1972 y publicación 23/01/1973 incluyó dentro de la Relación de Monumentos Históricos del Perú a la "Iglesia de San Pedro de Lloc" (entre otros lugares de la ciudad capital).

Existe un compromiso de todos los peruanos por cuidar parte del patrimonio cultural e histórico del Perú. Es decir, esto va más allá de las creencias religiosas. Es un bien material que - además de tener un valor artístico - es histórico. Los involucrados cambian y el deber de proteger un bien que nos pertenece a todos debe hacer eco más allá de los límites de San Pedro de Lloc. Sin olvidar ni desmerecer a quien está al frente de este templo, el sacerdote.

Hoy, como muchas veces, existe el ánimo de apoyar. Debemos hacerlo, estoy seguro de ello. El templo representa un espacio que debe conservarse por lo antes expuesto. La gran pregunta es ¿qué hacer? Desde mi punto de vista profesional creo que una campaña comunicacional debe ser una de las acciones a realizar. Uno de los monumentos históricos del Perú puede perderse, es el llamado de atención que necesitamos dar a conocer y que todos los sampedranos tenemos la responsabilidad de difundir. Es el compromiso por nuestra parte.

La segunda acción es reunir a un grupo de tres personas (máximo) para que sean los encargados de gestionar el apoyo a nivel nacional y sean los voceros que puedan brindar un flujo de información certera y veraz. Es un hecho que la cabeza de la Iglesia Católica en San Pedro de Lloc es uno de los llamados a ser parte de este reducido grupo. Pero junto al párroco se necesita a dos especialistas que puedan organizar reuniones en varias instancias del Poder Ejecutivo. Personas expertas que sean capaces de gestionar el interés que es no perder este espacio.

Sin embargo, no es fácil. Para llegar a este punto debemos tener conocimiento profesional de lo que pasa. Por ello es importante tener la documentación adecuada con los profesionales de los distintos colegios, de ingenieros y de arquitectos.

Son las primeras acciones que necesita un hecho prioritario. Es necesario unirse para animar a los profesionales adecuados a trabajar por un legado que merecen ver los sampedranos del mañana. Este es el momento de empezar a cambiar el rumbo de nuestra rica historia, porque el lugar que vivimos y añoramos es San Pedro de Lloc; pero #SanPedroSoyYo.

Voz de

Eduardo Isla Hernández