Los Cupisnique

Cuisnique By Historia Cultural



De pronto en el espacio andino del antiguo Perú, la Costa Norte, no solo se vio con exceso de producción del litoral y del valle, sino también con el rápido crecimiento de las aldeas y su posterior aglutinación. Fue dentro de ella donde se van definiendo algunos especialistas: funcionarios y sacerdotes que más tarde tomaron el control  político del área socio - cultural para luego ir reflejando cambios en su contexto físico por eso para ubicarlo en el tiempo y el espacio se le ha denominado Periodo Formativo u Horizonte temprano que es el momento sobre el cual descansa la alta Cultura.

Aquí en la costa norte se presenta hace aproximadamente unos 2500 años A.C., es decir, es un fenómeno de lenta maduración que empieza a fines del pre cerámico hasta aparecer en el Formativo o Cupisnique que llega a su fin con la aparición de un generalizado esplendor artesanal unido a la presencia de una sociedad altamente compleja, económica, política y tecnológicamente: Los Mochicas.

Las manifestaciones Cupisnique las encontramos en todos los valles de la costa norte del actual Perú; es importante observar como el artista Cupisnique logra organizar pictóricamente el entorno tanto en la piedra, en la cerámica como en el tejido de algodón nativo (polícromo); de modo que, trabajando con líneas rectas, ondulantes y circulares crea una composición monótona que no aburre y es solo observable en esta cultura.

Su gradual desarrollo se refuerza con la domesticación de plantas, el riego, la siembra, defensa y cosecha del fruto que se logra a través de miles de años para pasar de una actividad  errante y recolectora a una actividad productiva, agrícola y sedentaria. En este periodo van modificando sus costumbres e intercambiando experiencias con otros grupos como los Salinares y Gallinazos que debieron incursionar en el área andina, de este cambio deviene de ser horticultor (cultivo en huertas) a ser agricultor; del uso del mate a usar la cerámica, la forma de sus templos en "U" fue ampliado y remodelado con adobes cónicos y cilíndricos, se caracterizó por la aparición de centros de poder y domesticación de animales como la llama, entierros con ofrendas, decoraciones en los ceramios y algunos petroglifos (dibujos en rocas); fue durante esta época que aparecen plantas de origen macro térmico como el camote, la yuca, el pepino, el maní y el maíz y  se domestica al perro galopador  y entre los productos micro térmicos llegan a la costa la papa, el olluco, la quinua, etc.

También hizo su entrada el cuy y se inicia el uso de las balsas de totora para el intercambio de productos a través de la vía marítima; todo esto daría como resultado el rápido desarrollo de los Cupisnique, quienes se beneficiaron al recibir las telas con trama y urdimbre, tapices y productos de lujo como las conchas marinas, lapislázuli, el jade, las turquesas y el oro que fue trabajado en láminas y posteriormente repujado para distinguir a sus ídolos antropomorfizados cuyo aspecto generaba terror como el puma, la serpiente, la falcónida (cóndor), la araña, el lagarto, etc. y, luego, ser usados por la clase dominante como collares, narigueras, brazaletes y pendientes los cuales al morir formaban parte del ajuar funerario.

También les llegaron plumas de aves exóticas y madera del oriente tropical. Estas costumbres y herramientas fueron adoptadas, más tarde, por los Chavinoides, esta es la razón por la cual  durante muchos años se pensó en un Horizonte Chavín que de pronto apareció y se difundió en toda el área andina; sin embargo, en Huaca Prieta 1500 años antes, ya se encontraban vigentes estos patrones culturales.

Según Rafael Larco Hoyle, esta cultura se caracterizó por la conquista agrícola mediante la irrigación y tecnología singular. Con  lo expuesto, no cabe duda que existió una cultura original antes que Chavín y esta fue la Cultura Cupisnique.

Voz de

Lic. Raúl Fernando Yenque Mendoza