Pacasmayo  |  

​Detalles de la Visita de Ministro Urresti

03-02-2014-urresti

Urresti se dirigió a la masa congregada en la Plaza de Armas Chepén

El protocolo no va con el titular del Interior. Daniel Urresti. Es evidente que conoce del manejo de masas y aprovecha esos conocimientos. Está decidido a defender a los buenos policías y recuperar la imagen de la Policía. Dentro de ese marco no está dispuesto a tolerar actos de corrupción. Pero no deja de reconocer que es un mal general, lo cual no es una justificación, siendo un mensaje para que no se vea solo lo que pasa en la PNP. Eso es bueno que los policías valoren y eviten dar que hablar.

Para disipar la grita de la gente, Urresti aprovechó todo momento propicio para gastar bromas. Uno de esos momentos fue cuando habló un vecino que dijo ser expolicía. De acuerdo con lo que pudimos establecer, se trataría de Luis Alberto Saldana Mejía. Urresti tras escuchar sus sugerencias, comentó: Lo que acaba de decir nuestro amigo expolicía o policía retirado, no, policía en situación de retiro porque si digo retirado significa que se ha tirao dos veces. Lo que dice mi amigo policía en situación de retiro, es cierto. Lo que necesitamos es gente operativa, con un jefe operativo, que estén realizando patrullaje y operativos todos los días porque el señor con su experiencia sabe que al policía que va a oficina le dan su escritorio, silla y computadora y se acabó. Allí se pasa 10, 12 horas y nunca sale a patrullar".

Los reclamos de Saldaña Mejía fueron avalados por la población, y el ministro Urresti, en cierto modo, le pidió no privarlo de créditos. A son de chacota le dijo a Saldaña que escuchó lo que había conversado con las autoridades y por eso pedía lo que él iba a anunciar. Saldaña, en realidad, no sabía qué habían conversado las autoridades con el ministro. Pero formulaba planteamientos que todos reclaman, con propósito de ayudar a mejorar la situación.

Lamentablemente, hubo quienes actuaron imprudentemente en el minuto de silencio invocado por Urresti en homenaje a Joel Quiroz. Hablaron, hubo uno que daba la impresión de estar en copas y pronunciaba palabras soeces. Eso debe evitarse.

El ministro se olvidaba de anunciar la construcción del local para la nueva comisaría de Chepén, y el alcalde Nelson Kcomt Ché, quien estaba a sus espaldas, dijo en voz alta: "La comisaría" a modo de hacerlo recordar. Urresti no pasó por alto el dato y aprovechó para relajar la tensión y bajar la animosidad de protesta de la gente que de buena gana río cuando el ministro dijo: "(…) ah, me está gritando el alcalde como si fuera mi papá".

Redacción UNDiario

Sobre el autor

Redacción UNDiario

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a prensa@undiario.pe