Pugnas Por Operar Gallito Ciego. Opema No Suelta la Teta

web-opema

Web de Opema Jequetepeque

Las pugnas que viven las organizaciones de usuarios del valle son las que han entrampado las negociaciones para renovar el convenio de operación y mantenimiento de la infraestructura hidráulica mayor del proyecto de irrigación Gallito Ciego. Eso es algo evidente.

Los agricultores lo saben perfectamente y el comentario general es que los dirigentes –los de la Junta y los de Opema que dicho sea de paso son los mismos solo con diferentes cargos- quieren seguir prendidos del panal de rica miel.

Aun cuando haya dirigentes, funcionarios y empleados honestos –que si los hay, pero son contaditos- la opinión mayoritaria de los agricultores es que todos llegan a aprovecharse. Por eso no quieren dejar la teta y pelean para ser reelegidos. Esas dos instituciones están mal vistas por los hombres de campo debido a las numerosas irregularidades que se han denunciado desde varias administraciones anteriores. Desgraciadamente, todo quedó en nada. Pejeza tampoco escapa de ese comentario, pues es bueno recordar los escándalos que se daban casi permanentemente hasta antes de la actual administración.

En medio de todo este sancochado generado por los propios dirigentes, por no saber ponerse de acuerdo y por estar actuando serruchándose el piso mirando la paja en ojo ajeno y no la viga en el propio, han resultado entrampados en su propio dilema.

Plata como cancha

En todo esto hay un gran desperdicio de importantes sumas de dinero tanto por Opema como por la Junta contratando consultores, pagando viáticos y viajes a distintos lugares, hasta supuestos agasajos y obsequios. (Opema reportó 7 mil soles en ese rubro, en una sola ocasión, tal como hemos informado). Para tratar el tema del convenio se celebran sesiones continuas en todas las cuales los dirigentes cobran, religiosa y puntualmente, dietas apenas terminada la reunión. Buen negocio para redundar en lo mismo una y muchas veces.

¿Cuánto han gastado Opema y la Junta en un asunto que debió resolverse con un poco de inteligencia y no con tantos torpedos disparados desde el interior de las organizaciones de usuarios? Sería bueno que informen.

Padrinos

Para tratar de ser escuchados, la Junta y Opema han buscado padrinos políticos para presionar al Gobierno y, lógicamente, apurar las cosas. Opema se apoya en Elías Rodríguez, del Apra; en tanto la Junta parece haberse pegado a Héctor Becerril, del fujimorismo. Todo esto –y muchos más- es lo que viene ocurriendo.

4 millones en juego

Gran parte de la historia completa no la conocen los agricultores porque sus delegados no les informan. Por ejemplo, desconocen que Opema maneja un presupuesto anual de más de 4 millones de soles. Peor aún, no saben cómo se gasta esa millonaria suma. En eso del gasto hay mucho pan por rebanar, desde gastos cuestionables como la contratación de familiares de los dirigentes para así comprometer apoyo.

Si pretenden negarlo, los invitamos a que hagan pública la relación de trabajadores y que se reporte la lista a cada Comisión de regantes colocándose en lugares visibles. Serán los propios regantes los que encuentren los lazos de familiaridad.

Antes sí, Ahora no

Los agricultores tampoco conocían de las marchas y contramarchas respecto de la suerte de Opema. Por ejemplo, no sabían que el actual presidente de Opema, Gilmar Cabanillas Mendoza, siendo tesorero de la Junta de usuarios participó en la firma del contrato con Estudio Jurídico Rodrigo Carranza Consultores para: 1) desaparecer Opema; 2) implementar acciones para inscribir a la Junta como operador de la infraestructura hidráulica mayor.

El contrato se suscribió –con firma de Galo Rodríguez, entonces presidente de la Junta, y Gilmar Cabanillas- el 22 de julio del 2011. El contrato, por ambos servicios, ascendió a S/ 82,600, incluido el IGV. Al 26 de octubre 2011, ya se había cancelado S/ 70,800. Queda por pagar S/ 11,800.

¿Por qué, Gilmar Cabanillas antes quería desaparecer Opema y ahora, como presidente, ha cambiado de opinión?

Cabanillas ha negado que esto sea cierto, pero la existencia del contrato y los pagos hechos al Estudio Carranza, lo desmienten.

No se pretenda salir con el cuento de que esta es una posición a favor del Pejeza. Creemos que es derecho de los agricultores conocer estas verdades, con las cuales está notoriamente claro que las cosas se han complicado porque los mísiles se están disparando los dirigentes entre sí, por ambición. Nuestro Diario ha buscado una entrevista con el presidente de Opema, porque hay muchas preguntas más de por medio. No hemos tenido respuesta. De parte de la Junta quien ha expuesto los puntos de vista es el gerente técnico, Eduardo Oliva Vásquez.

Estos contenidos llegan gracias al apoyo de nuestros aliados.
Sé uno de ellos.

Más información
Redacción UNDiario

Sobre el autor

Redacción UNDiario

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a prensa@undiario.pe