Pacasmayo  |  

Empresas y Autoridades Olvidaron Caso de Trabajador Fallecido en Accidente Laboral en Nuevo Hospital Distrital de Pacasmayo

Los padres son adultos mayores y no han recibido ninguna atención, menos la ofrecida indemnización

Img 20200731 134212

Más de siete meses después del trágico deceso del obrero de construcción civil, Fredy Rafael Yaqui Angulo, en accidente de trabajo en la construcción del nuevo Hospital Distrital Pacasmayo, la familia sigue esperando que el Ministerio Público asuma competencias y determine el grado de responsabilidad que hay en los involucrados de la muerte. Igualmente, hasta ahora, los padres, quienes dependían del salario de Fredy Rafael, tampoco han recibido ninguna indemnización por parte de las empresas responsables de la ejecución de la obra, IBT LLC Group Sucursal de Perú y su contratista Construcciones y Servicios Generales Tito S.A.C.

Han quedado sin recursos que les permitan afrontar el periodo de impacto económico y sicológico. El occiso no tenía esposa, ni hijos.

Ante la imposibilidad de sus padres para promover acciones en búsqueda de justicia, el hermano del fallecido, Javier Zambrano Angulo, ha mantenido un seguimiento al caso desde su ocurrencia, la tarde del 13 de diciembre del 2019, hasta la fecha.

Ha recorrido centros médicos, dependencias policiales, y cuanto espacio fuera necesario buscando se investigue y determine responsabilidades.

Opina que tras el doloroso incidente, se ha sumado una sospechosa conducta de los operadores de justicia, por lo que ha decidido exponer públicamente el drama que envuelve a sus padres y a toda su familia.

Javier Zambrano Angulo recuerda que se hallaba en la región Ancash cuando fue informado del accidente de su hermano ocurrido aproximadamente a las 3 de la tarde del 13 de diciembre 2019. Inmediatamente viajó a Pacasmayo para apoyar a sus padres.

Sin atención especializada

Su hermano Fredy Rafael Yaqui Angulo había caído de un andamio de construcción de aproximadamente 8 metros de altura. El trabajador, por cómo ocurrió el accidente, carecía de los implementos de seguridad necesarios.

Informándose con compañeros de trabajo de su hermano pudo deducir que los protocolos de seguridad fueron vulnerados. Además, luego de la aparatosa caída, Fredy Rafael no habría sido auxiliado con la intervención especializada de un equipo de rescate. Se presumía la gravedad de sus heridas, por las características del accidente, pero no se recurrió al auxilio de los bomberos o a un personal entrenado.

Zambrano Angulo señala que su hermano fue levantado del suelo sin el cuidado que se exige en un cuadro tan delicado. Luego fue subido a la tolva de una camioneta de la empresa IBT LLC Group Sucursal de Perú, por personal de seguridad.

Aún con vida, Yaqui Angulo fue llevado al hospital Minsa de Pacasmayo. Al ser evaluado en emergencia, se indicó a quienes auxiliaron al herido, trasladarlo a un establecimiento con mayor capacidad resolutiva debido a la gravedad de sus lesiones.

Nuevamente fue trasladado, esta vez al Hospital EsSalud de Pacasmayo de donde recién fue, derivado a la Clínica Peruano Americana. De allí volvió a movilizarse al herido, hacia la Clínica San Pablo, donde cuatro días después falleció.

Según la documentación gráfica y testimonial de otro hermano del occiso, que estaba trabajando con él, y de otro compañero de obra, las circunstancias evidencian una grave omisión a los protocolos de seguridad.

Lea aquí: Tras accidente laboral, Sunafil halló infracciones en empresas constructoras de Hospital Pacasmayo


Así ocurrió

El 12 de diciembre se había trabajado en el tarrajeo de una pared en la obra. Según han referido los obreros que dialogaron con Javier Zambrano Angulo, su hermano Fredy Rafael trabajó junto a una cuadrilla hasta aproximadamente las 9 de la noche. El andamio quedó instalado debido a que había instrucción para usarlo al día siguiente en el pintado de parte de la zona.

Para Javier Zambrano, dos aspectos habrían contribuido al fatal incidente del 13 de diciembre. Los obreros, entre ellos su hermano Fredy Rafael, habían excedido las horas de trabajo y con un probable agotamiento iniciaron las labores el 13 de diciembre; y en la tarde de ese día recibieron la orden de desmontar el andamio.

A este cansancio, se sumó que no hubo presencia ni guía del personal responsable de prevención de riesgos laborales. Un detalle revelador es que el andamio fue armado con piezas de dos tipos de estructura diferentes.

En su declaración, formulada el 8 de enero del 2020, uno de los testigos señala textualmente, “Yo estaba realizando el desmontaje de andamios, los cuales eran de dos tipos, siendo uno de ellos del tipo ULMA y el otro PERI, estos andamios nosotros mismos los hemos armado aproximadamente una semana antes del accidente, pero faltaban piezas y los encargados de seguridad de la obra y el capataz José Luis Tantaleán Villaorduña nos dijeron que completemos estas piezas con alambres, lo cual no debe ser, pero por temor a que nos despidan, hicimos caso a lo que nos ordenaron”.

En la misma declaración, el testigo precisa que en febrero también había ocurrido un accidente de trabajo en el que un obrero cayó de una escalera y resultó con lesiones graves en la cabeza.

Efectivamente, existen imágenes que dan fe de esa cuestionable práctica del armado del andamio que, en el caso descrito, costó la vida a una persona.

Accidente Hospital Pacasmayo

El accidente

Al narrar detalles del accidente, el testigo indica: “Subimos a la parte superior de estos andamios, sujetándonos con un arnés cada uno, donde al ir desarmando poco a poco íbamos pasando las piezas con una soga simple a la parte de abajo donde el ayudante Javier Cruz recibía las cosas y así lo estábamos haciendo. Al estar a la mitad del andamio, mi hermano al sacar un accesorio, brazo de este andamio, pisa sobre una pieza el cual su extremo estaba sujeto únicamente con alambres, éste, debido al peso, se rompió y además se balanceó ocasionó que mi hermano perdiera el equilibrio y cayó, pero como mi hermano había sujetado su arnés en este extremo, cayó al piso de una altura de 8 metros… contábamos con un arnés y un casco, pero no contábamos con la línea de vida, la cual es sumamente importante en toda obra, al faltar esta línea de vida, nos sujetamos en los fierros de los andamios, es por ello que al romperse los alambres de los andamios, mi hermano ha caído”.

Pese a todo eso, la denuncia sigue en manos de la Depincri Pacasmayo, sin que haya sido elevado al Ministerio Público.

Acuerdo de boca olvidado

Javier Zambrano ha reconocido que tanto los gastos de clínica como la compra del féretro fueron solventados solidariamente por las empresas IBT LLC Group Sucursal del Perú como Construcciones y Servicios Generales Tito SAC, sin embargo también precisa que la movilización de su hermano aún en vida fue costeado por la familia.

Recuerda que el día del sepelio, los representantes IBT LLC Group Sucursal del Perú como Construcciones y Servicios Generales Tito SAC estuvieron y ofrecieron verbalmente convenir sin litigios de por medio, la indemnización a la que tienen derecho los padres del fallecido por ser sus sucesores.

La intención se inició en un oficio notarial pero progresivamente se acumularon “inconvenientes” y finalmente se habría desvanecido con los días.

A la fecha, ya no ha habido contacto con las empresas, dijo Javier Zambrano.

Depincri Pacasmayo

Accidente ocurrió en diciembre y fue denunciado en Depincri pero hasta ahora no se eleva a Ministerio Público

Ocurrido el accidente, luego de la penosa agonía y deceso, Javier Zambrano Angulo acudió a Depincri Pacasmayo para formular la denuncia, el 18 de diciembre, por el accidente de trabajo que acabó con la vida de Fredy Rafael Yaqui Angulo.

Sin embargo, Zambrano considera que desde el día en que formuló la denuncia en la dependencia policial fue notoria una sospechosa falta de diligencia para convocar a los testigos e involucrados a fin de consolidar el expediente que debía pasar al Ministerio Público.

Asegura que el personal de Depincri encargado del caso ofreció excesivas facilidades a los responsables de las empresas.

Para el caso de los obreros que fueron testigos, él mismo tuvo que pedirles que acudan a declarar a fin de que se esclarezca lo sucedido y se determinen responsabilidades.

Este trajín, de ir y pedir dedicación al caso de la muerte de su hermano, lo llevó incluso a formular denuncia ante inspectoría de la PNP contra el agente policial encargado.

En medio de esta lucha por lograr que la policía remita el expediente al Ministerio Público para que asuma competencia, llegó la declaración del estado de emergencia, complicando aún más las gestiones.

Una vez reiniciadas parcialmente las actividades en el Poder Judicial y el Ministerio Público, Javier Zambrano señala que volvió a contactarse con el encargado del expediente en Depincri Pacasmayo, sin embargo aún no logra que se remita el expediente a la Fiscalía. Esto ha ocurrido en los primeros días de esta semana.

Img 20200731 134342

Doloroso pedido de justicia

En su vivienda del sector Los Incas, en Pacasmayo, la madre de Fredy Rafael Yaqui Angulo, Mercedes Margarita Angulo Moncada no puede hablar de la trágica e inesperada pérdida, sin que el dolor la invada.

Su hijo Fredy Rafael era quien además cuidaba de sus días. Su deseo de que se determinen responsabilidades, la motivan a contener el llanto y pedir a los operadores de justicia, así como las empresas, actuar no solo por la responsabilidad evidenciada, sino sobre todo con humanidad.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario