San Pedro de Lloc  |  

Barbero Enfrenta Cargo de Violación Sexual y Posible Pena de Hasta 20 Años Prisión

Juez Perez Leon

Juez


Wilson Orlando Honorio Carrera (36) un barbero que ejerce en Ciudad de Dios y conduce la peluquería, "Barber Shop Barbitas", en este Centro Poblado fue enviado a prisión preventiva luego de que una mujer lo denunciara por violación sexual.

El pedido de prisión preventiva solicitado por el Ministerio Público fue acogido por el juez de Investigación Preparatoria de San Pedro de Lloc, Luis Alejandro Pérez León quien halló suficientes elementos de convicción para que se interne 9 meses a Honorio Carrera, en tanto se desarrollan las etapas intermedia y juicio oral por el presunto delito de violación sexual en agravio de L.Y.M.A. (28)

Según las investigaciones y el relato del fiscal Italo Sigüeñas Cáceres, el día 28 de mayo la agraviada L.Y.M.A. acudió al local de la barbería del imputado para venderle unas rifas. Según contó, el sujeto le ofreció comprarle las rifas pero le pidió que lo busque en horas de la tarde, cuando no hay afluencia de clientes. La agraviada fue a las 5.30 de ese día y efectivamente halló a Honorio Carrera solo.

El imputado le pidió a la víctima que pase y que espere en su sillón mientras ponía a cargar su celular en otra habitación. Luego de hacer se acercó a ella y comenzaron a conversar. Ella le habría contado del caso de un amigo que sufrió un accidente; él sacó unas limas y le invitó y le comenta que estudiaba para su examen de licencia de conducir. En momentos en que ella se pone de pie para botar las cáscaras de lima cuando el investigado también se para y la agarra desde la parte de atrás, como queriendo abrazarla. Ella le reclama que la suelte, le dice que tiene enamorado y le pide que la deje irse a casa. Decidió ya no ofrecerle la rifa. La agraviada intenta salir, pero él la coge del brazo con fuerza y la jala con fuerza y la lleva a una habitación contigua.

Pese a que la agraviada intentaba liberarse, él la empuja hacia su cama y mediante el uso de la fuerza consuma la violación, pese al llanto y las súplicas de la mujer que le reclamaba que lo que estaba haciendo era violarla.

Terminado el acto delictivo, el sujeto no la retuvo, le permitió salir y la víctima salió hacia un parque cercano donde se puso a llorar. Desde allí llamó a su papá, quien le dijo que no se mueva del lugar que la buscaría para ir a la comisaría. En tanto llegaba su padre, desde la cuenta de Facebook de la barbería, Honorio Carrera le enviaba mensajes en los que supuestamente se mostraba arrepentido, y le pedía que desista de denunciar el hecho. Estos mensajes terminarían por corroborar el ilícito. El padre de la víctima llegó a ver a su hija y juntos acudieron a la comisaría a denunciar.

La víctima pudo narrar al representante del Ministerio Público y la Policía la secuencia con detalles y hechos que fueron corroborados en diligencias de reconocimiento realizados en la Barber Shop Barbitas, en Av. Perú 440, Ciudad de Dios. Honorio Carrera fue detenido en tanto el Ministerio Público ordenó reconocimiento médico legal de la agraviada. La pericia de medicina legal corroboró la violencia del hecho encontrando lesiones traumáticas en el brazo izquierdo.

El representante del Ministerio Público, señaló en audiencia que el imputado registraba una condena por violencia familiar, aunque ya había cumplido con la pena impuesta. Honorio Carrera en su defensa, aunque no negó haber tenido relaciones sexuales con la víctima, sostuvo que fueron consentidas al inicio pero que después en pleno acto se negó a continuar.

El fiscal detalló que delito contra la libertad sexual, tal como lo prevé el Art. 170 del Código penal, se sanciona con no menos de 14 años ni mayor de 20 años de prisión. Consideró que por el inminente desenlace del proceso, existía peligro procesal debido a que la condena grave podría inducir al imputado a que evada a la justicia.

Añadió que no acreditaba arraigo domiciliario, ni laboral.

Sustentó que al ser necesarias otras pericias, los 9 meses de prisión preventiva que solicitaba para el imputado, era necesario.

Por su parte la defensa de Honorio Carrera, el abogado Eduardo Jesús La Rosa, enfocó su patrocinio en una supuesta venganza que existiría entre la abogada de la víctima y su patrocinado. Según dijo, la abogada de la víctima, Rocio Poma Gil habría armado una teoría para acusar a Honorio Carrera.

También se apoyó en que no se habría sustentado la violación, pues el grado de violencia denunciado comparado con el resultado del examen médico legal no eran coincidentes.

Ambos postulados fueron desbaratados por el fiscal Sigueñas, señalando primero que tanto en las actas que acompañan la denuncia, así como la declaración de la víctima, no aparece la abogada Poma Gil. Señala que la letrada se suma a la defensa posteriormente y ese derecho a patrocinar a una víctima no se le puede negar.

En el caso de la violencia que supuestamente debe sustentarse para el delito de violación, el fiscal recordó que las últimas modificatorias de la tipificación del delito señalan que no es solo violencia física, sicológica, o coacción. Ahora se ha añadido un entorno de coacción o de cualquier otro entorno que impida a la persona dar su libre consentimiento, y ello habría quedado demostrado en el caso.

Por su parte el juez Pérez León destacó que no se estaban evaluado otros hechos periféricos como la defensa de la agraviada sino un hecho concreto y fue el acto sexual que por las evidencias habría sido sin consentimiento. Ambas partes han reconocido que el acto ocurrió, dijo.

Que la víctima reciba mensajes de parte del imputado de que no denuncie el hecho, que le perdone, que le diga que se retracte de la denuncia, pero que en ningún momento le pida que diga la verdad o que no invente una denuncia, solo da indicios de que el hecho contra la voluntad de la víctima efectivamente ocurrió, explicó el magistrado.

El juzgador consideró que según el ordenamiento legal actual, para el caso, no existe otra medida que asegure la presencia del imputado en el proceso, teniendo en cuenta que la pena mínima sería de 14 años y la máxima de 20 años de prisión.

Consideró que existe un alto grado de la ocurrencia de un actos sexual no consentidos, por lo que finalmente acogió el pedido fiscal y dispuso el internamiento de Wilson Orlando Honorio Carrera a 9 meses de Prisión Preventiva en el penal El Milagro, en tanto se desarrolla su proceso y se determina la pena definitiva.

El fiscal se mostró conforme con la decisión del juez, en tanto la defensa interpuso apelación.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario