San Pedro de Lloc  |  

Chalecos Antibala Sin Certificación de Seguridad Habrían Intentado Entregar a Serenos de San Pedro de Lloc



Si, por su trabajo, usted puede estar expuesto a incidentes con armas de fuego seguramente no dudaría en recibir y vestir un chaleco antibalas. ¿Alguien expuesto a los riesgos de la delincuencia, dudaría en aceptar este tipo de protección? Claro que no, salvo que los chalecos que le ofrezcan  sean de dudosa, muy dudosa calidad.

Este es el escenario que aseguran están viviendo miembros de Seguridad Ciudadana de la Municipalidad Provincial de Pacasmayo, quienes cuestionan una presunta compra de la MPP. Sin embargo, confrontado por el caso, el alcalde Roland Aldea Huamán niega la adquisición y asegura que solo se trató de una muestra de chalecos. No ha sido posible verificar la adquisición porque no se ha reportado en el Seace, y se trataría de una compra directa.

Integrantes del cuerpo de seguridad contactaron a Últimas Noticias Diario y expresaron su profunda preocupación por los 12 "chalecos antibala" que el gobierno del alcalde Roland Aldea Huamán -según aseguran- ha intentado entregarles como equipo de renovación. Indican que los últimos chalecos antibala les fueron entregados, en el gobierno municipal anterior, hace más de 4 años y al haber concluido su vida útil, corresponde la renovación.

Image 15 Chaleco Antibalas Mpp

Los serenos aseguran que se negaron a recibir los chalecos antibala y su actitud provocó una rencilla con el área de adquisiciones de la MPP.

Sin embargo, a los efectivos municipales les llamó la atención el ver que los chalecos eran notablemente más livianos, con costuras hechas a mano, y remendados; y con otras características que hacen dudar, no solo sobre su calidad, sino si es que son nuevos. "Parecen de segunda mano, o reciclados", fue uno de los comentarios.

Tampoco se puede conocer si cada chaleco cuenta con certificación de la norma NIJ 01.01.04 USA que es la que asegura su validez, y que un disparo no ponga en riesgo la vida del usuario, puesto que las etiquetas de verificación han sido pintadas.

Las fundas de los chalecos son evidentemente antiguas y usadas.

Image 18 Chaleco Antibalas Mpp

Los serenos aseguran que se negaron a recibir los chalecos antibala, porque sería poner en peligro sus propias vidas. Su actitud habría provocado una rencilla interna con el área de adquisiciones de la MPP.

ALCALDE NO SABÍA

Últimas Noticias requirió al alcalde Roland Aldea Huamán que explique el proceso de compra, quién fue el proveedor al que se le ha adquirido los chalecos, a qué precio y cuáles son las garantías y certificaciones del proveedor. Si es que podría dar alguna explicación o garantía para tranquilidad de los serenos, que son quienes finalmente terminarán exponiendo su integridad en el servicio.

Aldea Huamán, en un principio, se disculpó de no poder ofrecer información al respecto pues dijo desconocer completamente los detalles de la adquisición.

Ofreció requerir los detalles a los funcionarios involucrados en la compra para explicar lo ocurrido.

Image 17 Chaleco Antibalas Mpp

Aldea añadió que sus empleados le aseguraron que no se había consumado ninguna compra.

Más tarde, mediante una llamada telefónica, el alcalde manifestó que los funcionarios le indicaron que lo que se presentó eran solo unas muestras del estudio de mercado que se realizaba para hacer la adquisición.

Aldea añadió que sus empleados le aseguraron que no se había consumado ninguna compra y que esta se hará atendiendo todos los requerimientos normativos de seguridad.

El burgomaestre se comprometió a que la adquisición tenga los más altos estándares y no signifique un riesgo para la vida de los serenos.

QUE LO PRUEBEN LOS FUNCIONARIOS

Un experto en seguridad, entrevistado por Últimas Noticias, hizo una introducción medio en broma, pero lógica. Ante la consulta de cómo garantizar una compra de este tipo, sugirió: “Si los funcionarios responsables de la compra han hecho un buen trabajo, que se pongan los chalecos, se paren a 25 metros y reciban un disparo. No debe ocurrirles nada”.

Image 14 Chaleco Antibalas Mpp

Luego indicó que todos los implementos de seguridad, sea para uso privado o para uso del Estado, deben ser adquiridos bajo normativas internacionales que para el caso de los chalecos antibala, deben ajustarse a la normatividad NIJ-01.01.04.USA. Los chalecos deben tener una resistencia superior a 5 veces la densidad en placas de acero. Esta característica sólo es garantizada por armerías o tiendas de estos implementos, certificadas por la Superintendencia Nacional de Control de Servicios de Seguridad, Armas, Municiones y Explosivos de Uso Civil (Sucamec).

Añadió que efectivamente el tiempo de vida útil segura de un chaleco antibalas es de 4 años y la tela balística que se utiliza debe mostrarse firme, intacta en sus costuras y con las certificaciones y códigos registrados uno a uno en Sucamec. Ningún chaleco antibalas sale a comercialización y se entrega a un cliente sin que sea registrado en la dependencia del Estado. Esto es para garantizar que el producto de seguridad no sea utilizado en actividades criminales.

Las fundas de los chalecos, así como el mismo chaleco tienen un peso y características únicas y certificadas, cualquiera no puede comercializar los implementos. Son artículos especializados y no es como comprar escobas, zapatos o uniformes, añadió nuestra fuente.

Se puede colocar un chaleco antibalas ajustado a un saco de arroz y descerrajar un tiro, a 25 metros. Es una prueba contundente.

Finalmente reiteró que su comentario inicial es una verdad que puede despejar cualquier duda del proveedor del producto. Se puede colocar un chaleco antibalas ajustado a un saco de arroz y descerrajar un tiro, a 25 metros. Es una prueba contundente para garantizar una buena adquisición. En la práctica, la bala no debería atravesar el chaleco. Si lo hace, definitivamente estaría en proceso una estafa y peor aún, se expondría la vida del usuario. El costo de un chaleco antibalas, certificado, es de S/ 1,300 aproximadamente.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a prensa@undiario.pe y síguenos en @UNDiario