Pacasmayo  |  

Subprefecta Pide Cambio de Veterinario de la Municipalidad Distrital de Pacasmayo

Por no realizar control adecuado de la carne que se comercializa

Dos incidentes enfrentados por la subprefecta distrital de Pacasmayo, Melva Rosa Urcia Rázuri, en lo que va de su ejercicio como autoridad política, han provocado que formule pedido al alcalde Aldo Navarro Sarmiento para que el actual veterinario sea removido del puesto. A los dos incidentes, se le habrían sumado otros anteriores registrados en ese despacho por la gestión saliente.

La subprefecta distrital declaró a Últimas Noticias que el sábado 8 de abril, se le llamó a las 5 de la mañana para que constate que una vaca había muerto en el camal, antes de ingresar a la matanza. 

“Llegue al camal y pregunté al vigilante qué hacía allí esa vaca, si no era de matanza, y me dijo que muchas veces el dueño de las vacas las deja allí porque no quieren salir del corral. Las dejan allí, listas para la matanza”, contó la autoridad política.

Añadió que preguntó cuál fue la causa de la muerte del animal, sin embargo asegura que el vigilante dijo no saber. 

“Dijo que habían estado llamando al veterinario desde las 4 de la mañana y no se había presentado. En momentos de urgencia debe estar presente. Sé que las vacas ingresan de 5 de la tarde a 8 de la noche, entonces, allí debe ver el veterinario en qué condiciones ingresa el ganado”.

Melva Rosa Urcia

Melva Urcia agregó que permaneció hasta pasadas las 5 de la mañana haciendo la constatación. 

“A las 7 de la mañana recibí una llamada del señor Percy Ruiz, invitándome a la descuartización e incineración de la vaca. Antes de ir, pedí apoyo del doctor Chomba, del Minsa, para tener una referencia de qué había muerto la vaca. He llegado y me sorprendió ver que la vaca la estaban pelando. Si ha muerto enferma, no sé por qué la estaban pelando. Una vez pelada, vi que en los costados la vaca tenía moretones en la carne. Más en el lado derecho, el corazón reventado. La vaca pertenecía al señor Johny Yengle”, declaró la subprefecta.

NO ES LA PRIMERA VEZ

Reconoció que existía un historial de hechos similares en anteriores gestiones en la subprefectura. 

“Ya he tenido un informe del subprefecto anterior. Ya en función me llamaron porque estaban ingresando una vaca que la arrastraban, jalada por un camino. No sé si llegó moribunda o si ya estaba muerta. Cuando llegué, la cabeza estaba en la zona de matanza y el cuerpo afuera, pero ya le habían dado la estocada. Este es el segundo caso que estoy viendo del mismo dueño”, añadió.

Siguió narrando: “Me he quedado hasta el final, y cuando abrieron el animal, el olor era insoportable. Me llamó la atención que el veterinario no se acercaba para ver de qué se trataba. Su dictamen fue que la vaca murió de piroplasmosis. No soy veterinaria, pero he visto en Internet que es una infección por la garrapata. El hecho es que ha estado infectada, que no se podía comer esa carne. Esa vaca ya estaba enferma. Esa enfermedad no se adquiere de un día para el otro. Esa enfermedad va minando a la vaca y la vuelve anémica. Existe ya la duda. Pedí que se queme con todo y cuero”.

La autoridad denunció, “Yo he recibido amenazas del dueño de la vaca, porque pedí que se queme con el cuero. He recibido amenazas del señor. Estoy dentro de mis derechos, de las normas. Dentro de lo que me permite la ley. He permanecido hasta el final en que fue arrojada al botadero la vaca”.

REMOCIÓN DEL MéDICO VETERINARIO

Ante estos hechos, la subprefecta señaló, “estoy cursando un documento al señor alcalde, solicitando la remoción de este médico veterinario y del personal también que está, un policía municipal que ingresa al mediodía, porque la desconfianza es total. Pido el cambio. Sé que no puedo interferir en las funciones del alcalde, pero sí pedirle. Ya es momento de cambiar ese personal. No sé si compete al municipio suspender a este vendedor por un tiempo y decirle basta ya. Nosotros debemos de cuidar a la población. No permitir que esa carne salga a la venta”.

NEGOCIOS CON CARNE PODRIDA

Agregó que en su función ha realizado operativos a negocios que comercializan carnes. 

“Hemos encontrado congeladores con cucarachas, que no los han deshielado, con papeles pegados, troncos que se sale la madera, los restos de carne allí. Se sabe que se pudre. Encontramos colgando, en el mercado, un corazón en estado putrefacto, hice que lo boten". 

"El 28 de abril va a empezar una capacitación para manipuladores de alimentos. A partir de entonces va a haber sanciones, porque esto no puede seguir”, añadió.

Sobre el veterinario contratado por la municipalidad dijo es el señor Lenin Enrique Javier Ponce. “Con estas dos veces se hace cuestionable su desempeño. Para mí, debe ser removido de este cargo”, concluyó.

HASTA COMERCIANTES PIDEN CONTROL

Los comerciantes de carnes del mercado ya habían formulado públicas quejas pidiendo que las autoridades municipales se preocupen de ver el encierro del ganado, la matanza, hacer revisión de las carnes, si están en condiciones o no para la venta. 

El macero Alfonso Sánchez, crítico de la dudosa procedencia de algunas carnes que se comercializan en los mercados, señaló que el camal municipal es “tierra de nadie”.

Sánchez ha reclamado a las autoridades velar para que “al pueblo se le ofrezca buena calidad de carne. Las autoridades deben ir a diario, no solo un día y después todo el año desaparecen. Ver la calidad de ganado que se encierra, ver de quién son las reses, que se conozcan los nombres, quién es el que abastece tal animal. Se debe llevar un control. Esto no es cosa de juego”.

ANTECEDENTE HACE DOS MESES

El 16 de febrero ingresó por mesa de partes de la Municipalidad Distrital de Pacasmayo, el oficio 014-2017. Estaba firmado por el entonces subprefecto distrital de Pacasmayo, Edwin Flores Bardales, y se dirigía al alcalde Aldo Navarro, a quien solicitaba se investigue e informe sobre el sacrificio de ganado en el camal de Pacasmayo.

Gobernador

Gobernador Edwin Flores

Fuente: UNDiario

Flores indicó que el 14 de febrero en operativo inopinado en el camal se encontraron con una vaca en la zona de matanza que no había pasado por control del médico veterinario de la MDP, y solo se tenía la declaración del propietario Luis Alberto Sánchez Guerrero, quien manifestó que compró al animal  en un establo lechero de Jequetepeque. El médico veterinario del Minsa, Oscar Chomba, examinó y determinó que la vaca no debía ser sacrificada por los síntomas que presentaba y fue devuelta al corral de encierro. Asimismo recomendó que la vaca tuviera tratamiento médico veterinario para su recuperación.

En el acta de constatación de esa fecha, el médico veterinario, Chomba Medina, recomienda a la MDP proveer al personal de los implementos necesarios para las inspecciones a los animales que se sacrifican en el matadero; asimismo debido a las condiciones en que se encontró el camal, sugirió realizar limpieza y desinfección de los corrales de encierro, zona de matanza, oreado, para evitar proliferación de roedores, y malos olores. Hace dos meses de esta comunicación formal.

Estos contenidos llegan gracias al apoyo de nuestros aliados.
Sé uno de ellos.

Más información
Prensa

Sobre el autor

Prensa