Chepén  |  

Pacasmayo: Robo de Agua y Sequía Agravan Escasez

Muni Pacasmayo

La falta de agua en el distrito de Pacasmayo se está convirtiendo en un problema de proporciones, no solo por la ya deficiente capacidad de entrega que tiene el sistema que administra la Municipalidad Distrital de Pacasmayo. Hoy más que nunca el robo del agua en el camino que la conduce desde la represa Gallito Ciego a las lagunas (que abastecen los pozos) está minando la reserva y volúmenes con los que se cuenta para atender las necesidades de la ciudad.

Como si fuera poco, se añade la imposibilidad de recibir apoyo de Cementos Pacasmayo, que en otras oportunidades ha facilitado su cisterna para paliar eventualmente el problema y la Municipalidad -se asegura- no cuenta con recursos económicos para contratar a terceros el servicio. Pacasmayo entra a una etapa difícil, que debe obligar al gobierno municipal a promover el cuidado de la poca agua que recibe hasta que se logre una solución más o menos efectiva.

El alcalde Aldo Navarro Sarmiento ha asumido la responsabilidad que le compete a su organización edil, sin embargo no ha dejado de recordar que hay otros actores en este problema, las organizaciones de usuarios y la misma población.

Robo impune del agua

Navarro Sarmiento, en diálogo con Últimas Noticias señaló que el problema primario es la sequía.  

"Nos agobia y tiene a nuestra fuente directa de entrega, que es Gallito Ciego, en un nivel quizá el más bajo de su historia. Para todos es sabido que el tema del consumo es prioritario. La entrega de los 200 litros por segundo, que es lo que está asignado a la Municipalidad Distrital de Pacasmayo, no ha variado en ningún momento. Lo que ha variado es que el punto de entrega se encuentra a 15 kilómetros de la ciudad y en esos 15 kilometros de recorrido, lamentablemente, tenemos una gran cantidad de agricultores que aprovechan la situación de la entrega para Pacasmayo con la finalidad de consumo y que la utilizan en riego".

El robo de agua que sufre Pacasmayo por parte de agricultores que están instalados a las márgenes del canal Teniente ha sido materia de tratamiento conjunto entre la MDP, Junta de Usuarios y Comisión de Regantes San José, ha dicho el alcalde Navarro. 

"Hay compromisos de ambas partes de cuidar el agua entregada para Pacasmayo. Hemos tenido asignado personal y lo seguimos teniendo para cuidar que no se esté desviando el agua de consumo humano para riego, y aún así la situación se pone bastante difícil. La semana anterior tuvimos una entrega mayor a la que estaba estipulada, para poder tener reservas en nuestras lagunas... Normalmente deben llegar a las lagunas entre 90 a 100 litros por segundo, pero en estos tiempos están llegando 60, 70. Es un tema que hemos puesto sobre el tapete porque con esa cantidad es insuficiente para abastecer a la población que hoy tiene un crecimiento mayor".

El burgomaestre ve con preocupación esta situación y ha dicho que volverá a plantear el problema para hallar solución en la mesa de conversaciones. "No solo es responsabilidad de uno. Si bien es cierto le corresponde a la Municipalidad Distrital de Pacasmayo cuidar el agua que se le entrega, también es cierto que la Comisión de San José y la Junta de Usuarios tienen que tomar acciones sobre aquellas personas que que estás agarrándose un agua que no les corresponde", reclamó el burgomaestre.

Una sola cisterna

En tanto el robo de agua en el canal merma la cantidad que reciben las lagunas, en la ciudad se vive un problema encadenado al anterior. Para paliar la falta de agua la MDP ha asignado el reparto en la cisterna de propiedad municipal, aunque obviamente es insuficiente para atender a toda la población.

"El problema es tan álgido que una sola cisterna, que es la que tiene la Municipalidad Distrital de Pacasmayo, no se abastece para todos. Tener una segunda cisterna por contrato en realidad, en este momento por situaciones de tipo financiero, para nosotros es imposible por lo menos en lo que queda de este mes. Estamos haciendo todo lo posible por llegar a todos los espacios, aunque de todas maneras vamos a tener problemas como esos y vamos a tener las quejas que se dan", dijo Navarro Sarmiento.

Añadió que no están con los ojos cerrados a las quejas que los ciudadanos formulan por presuntas irregularidades en la entrega del agua en cisterna. "Estamos tratando de recoger todas aquellas que nos llegan, para solucionar en el camino lo que esté a nuestro alcance, pero el trabajo se sigue realizando". 

Recalcó en el pedido a la Junta de Usuarios y Comisión de Regantes para que se involucren más en el proceso del cuidado del agua para la ciudad.

Sin posibilidad de apoyo

En circunstancias similares, se tuvo una asistencia importante de Cementos Pacasmayo, sin embargo esta vez no se podría contar con eso. 

"En este momento no se ha recurrido a Cementos Pacasmayo. Hay un tema con su cisterna que no nos permitiría utilizarla, hay una situación de tipo mecánico con su unidad y nos les permite prestar un servicio social mayor, y está dedicada al trabajo que tiene que hacer. Es por eso que no se puede contar con el apoyo de la empresa y es la municipalidad la que está haciendo todo el esfuerzo".

A cuidar el agua

Siempre que llegue algo de agua, habrá que cuidarla. Sin embargo en sectores donde no llega nada el aprovisionamiento será un serio problema. En todo caso, el alcalde Navarro ha lanzado un pedido de cuidado del recurso no solo por el momento sino una llamada de atención al futuro. "En todo caso, lo que se pide es que la población asuma una posición adecuada respecto a esto. El cuidado del agua es necesario y no solo por la situación que vivimos ahora, sino por la situación que se nos viene más adelante cuando se tenga ya finalmente la planta de tratamiento. No va ha haber una tarifa plana, trabajaremos sobre la medición y la micromedición del agua, y aquellos que no estemos acostumbrados a no cerrar el caño a tiempo o no cuidemos el agua y el consumo que tenemos, vamos a pagar probablemente recibos mucho más altos. Entonces, empecemos ahora, que es una buena oportunidad dada la coyuntura también, a cuidar el recurso hídrico".

Lo que se paga y no se recibe

Muchos ciudadanos han reclamado, algunos con completa razón, que se paga por un servicio que no se recibe. Es evidente que esto no agrada a nadie, peor cuando hay quienes pagan la llamada tarifa plana y hasta riegan jardines con el agua que llega por la red pública. El alcalde Navarro ha señalado que el tema se está analizando.

"Se mantiene la tarifa plana, que está vigente, hasta el 31 de diciembre de este año. Hemos venido conversando la posibilidad de seguir con esta tarifa todavía por el año próximo, pero voy a insistir, vamos a pasar en el 2018 a un tema de medición específica y micromedición del consumo. Eso ya tendrá que facturarse a partir del año 2018 y se debe cuidar el consumo".

Aunque no se ha detallado en cuánto ha disminuido el volumen que entrega el sistema municipal a la ciudad, Navarro concluyó, "el volumen de entrega a la ciudad se está racionalizando en la medida de lo que se puede. Hay sectores que afortunadamente no han tenido problemas como sí lo han tenido otras zonas más altas. Como sabemos la diferencia de niveles geográficos en la ciudad limita a algunos espacios. La zona de Independencia es una de las mas afectadas, siempre ha sido una de las más afectadas, hoy es Las Palmeras por ejemplo. Las zonas más bajas todavía no tienen tanto inconveniente, pero seguimos trabajando en la posibilidad de que el recurso no se pierda en el camino y se pueda tener la cantidad suficiente para seguir abasteciendo a la ciudad".

Sobre el autor

Contacto UNDiario

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected]