San Pedro de Lloc  |  

Pacasmayo Provincia: Colegio Emblemático José A. Rázuri Sin Local Desde 2014 por Obra de Pronied

Jose Andres Razuri

IE José Andrés Rázuri


Cuando parecía que el Emblemático Colegio José Andrés Rázuri de esta ciudad por fin estrenaría local nuevo este año, una controversia entre el Programa Nacional de Infraestructura Educativa (Pronied) y la ejecutora del saldo de obra, Consorcio Vayma Carbajal II, ha dejado con la esperanza en vilo a toda la comunidad educativa.

Últimas Noticias buscó conocer y compartir a la comunidad las razones por las que los portentosos locales del nuevo José Andrés Rázuri siguen cerrados, y peor aún abandonados.

Intentamos conocer la versión del Pronied a través de Jorge Luis Ochoa Medina, coordinador de obra de la entidad, sin embargo fue imposible.

Juez de Paz rechazó recepción de obra. Se limitó a constatar estado, a pedido de representante de constructora.


Por su parte el Juez de Paz de Única Denominación de San Pedro de Lloc, Carlos Guanilo León, quien en los últimos días ha sido señalado como responsable de una supuesta recepción de obra por parte del consorcio constructor, rechazó tal diligencia. 

Precisó que solo cumplió con el requerimiento del Consorcio Vayma Carbajal II. Señaló que el representante del consorcio, Ivan Gustavo García Alzamora hizo el requerimiento para realizar una constatación del estado en el que se encontraba la obra, el 21 de abril. Guanilo León añadió que no hizo ninguna verificación porque no tiene competencia para ello. Dijo que, en cuanto a los detalles técnicos de la obra, simplemente, dio fe de lo que en el colegio se veía.

ACTA DE CONSTATACIÓN

Mostró el acta de Constatación de Obra, fechada 21 de abril, en la que se especifica que a las 8.30 de la mañana se presentó a las instalaciones del colegio e "hizo un recorrido por las instalaciones  del CEBA y del colegio principal, procediendo a tomar fotografía del estado actual de las obras, así como se recibe un listado de partidas que el ejecutor manifiesta haber concluido en su totalidad".

Añade en el documento que "el representante de la constructora deja constancia que a la fecha el Pronied no ha dejado operativo las subestaciones del CEBA y del colegio principal, lo cual impide que las instalaciones sanitarias, eléctricas y electromecánicas entren en funcionamiento". 

Concluye el documento indicando "el suscrito deja constancia que no se responsabiliza por las fallas técnicas que pudieran existir en la ejecución de obra". Guanilo León ha criticado que la situación en la que se encuentra la IE no se resuelva y el alumnado permanezca fuera de su local.

DIFERENDO EN ARBITRAJE

Por su parte, Ivan Gustavo García Alzamora, representante del Consorcio Vayma Carbajal II, vía telefónica con Últimas Noticias, afirmó que el tema "ha entrado a una etapa legal". 

"Nosotros hemos culminado el colegio y el Pronied no lo quiere recibir, aduciendo observaciones del primer contratista. Nosotros nos hicimos cargo solamente de la segunda etapa, el saldo de obra. Por lo tanto como contratista yo respondo por cualquier error u observación que haya por la construcción del saldo de la obra, mas no por observaciones que hayan sido ocurridas en la primera etapa, por el primer contratista que no terminó la obra".

Como se recuerda, el contrato de obra desde que se inició la construcción en noviembre del 2014 se firmó con el Consorcio Unión, conformado por Comsa SA Sucursal en Perú y Obracon SAC por 19’498,304.07, incluido el IGV., aunque en Infobras figura S/ 21,664,782.30. Ante el abandono de la obra, en enero 2016 Pronied rescinde contrato con ese consorcio. En abril 2017 se reinicia la obra luego de un proceso en el que resulta ganador el Consorcio Vayma Carbajal II, para el saldo de obra por S/ 9 millones 411 mil 682.05 soles, en 8 meses. En ambos casos se contrató supervisión por S/ 953,003.32 y S/ 483 mil 949.67 respectivamente.

García Alzamora, del Consorcio Vayma Carbajal II, añadió que Pronied y su comité de recepción insisten en que su consorcio levante las observaciones de trabajos que no han ejecutado. 

"No corresponde, amén de que nosotros en la obra hemos ejecutado adicionales sin ningún costo. Un montón de adicionales para llegar a la culminación de la obra. Pero sin embargo el comité de recepción y el Pronied, con su plana mayor, dijeron que no, que yo tenía que levantar también observaciones del primer contratista. Como no me corresponde y como Pronied tiene su propio punto de vista, simplemente entramos en una controversia que se da dentro del contrato y tiene unos mecanismos legales que prevé cómo resolverlos. Entonces, ambas partes hemos convenido solucionar esta controversia mediante el mecanismo del arbitraje". 

Aseguró que asumirán lo que se resuelva.

AFIRMA PRONIED LES DEBE

El representante del Consorcio ha reclamado que Pronied intenta recortarles una partida de S/ 700 mil que ellos sí han ejecutado, pero que la entidad aduce ya la pagó al contratista de la primera parte de la obra con quien rescindió contrato el 2016.

"Nos adeudan todo lo que corresponde a la liquidación. Pero, ojo, me deben la valorización número 1. Entrando nomas, me adeudan S/ 700 000. No quisieron pagarme. La primera valorización los señores del Pronied me descuentan S/ 700,000, no me pagan, aduciendo que la partida que había ejecutado no debían pagarla al 100% sino nada, es la ejecución de unos techos. No me pagan S/ 700,000, apelan a que según ellos esa partida ya le habían pagado. Lo digo bien claro, dicen que lo habían pagado al primer contratista para que lo haga, pero yo no soy el primer contratista. Yo he ejecutado esa partida, tengo las pruebas, y ellos simplemente dijeron no te voy a pagar. Me adeudan S/ 700,000 de la valorización de abril. Con esto yo cobro menos, pero como me dieron un adelanto tenía un efectivo para seguir ejecutando la obra y lo que me quedó fue reclamar a través de los fueros legales mediante arbitraje, que me paguen esos S/ 700,000 que conchudamente me adeudan".

Añadió que aparte de esos S/ 700,000 al momento de intentar la entrega de la obra se quedó un monto en el aire y es la liquidación de obra. 

"Es un tema de reajuste de precios, porque fluctúa en los materiales y eso se calcula al final del contrato y me pagan. Osea son dos casos de arbitraje, uno por la primera valorización y el último porque se niegan a la recepción de obra que considero ha concluido según los términos de mi contrato. Es algo significativo porque los índices del precios al consumidor siempre varía y en una obra de 10 millones tiene un rango de 2 a 3 % hablamos de algo de S/ 200 mil puede ser más o menos".

PRONIED TIENE LAS LLAVES

Según García Alzamora, Pronied tiene las llaves de la IE. 

"Nosotros seguimos todos los procedimientos legales, que fue mandar una carta notarial indicándole a la entidad que se sirvan recepcionar la obra. Ellos se negaron. Ante ellos yo les cité a una constatación física hecha con el mismo juez de paz de la localidad de San Pedro de Lloc en el cual se tomaron las fotografías de cómo se encontraban las instalaciones en ese momento. A ese acto no se apersonaron los del Pronied, no tuvieron la gentileza de proteger sus intereses y apersonarse el día que se citó con el juez de paz. Entonces, se procedió a hacer la constatación sin la presencia de ellos, como establece la ley. Pronied llegó cuando ya todo había concluido, entonces las llaves se les entregaron por conducto notarial al Pronied, aquí en Lima, las recibieron. Tenemos todos los cargos".

COLEGIO ABANDONADO

El representante del Consorcio dijo que se retiraron del local luego de 40 días de haber concluido todo trabajo. 

Señala que regaron el grass natural con sus propios equipos y mediante una instalación provisional solicitada a Hidrandina. 

"Hemos estado regando todo el grass natural que pusimos, compramos electrobombas para poder regar, por una cuestión bien sencilla que el Pronied también incumplió y no colocó la subestación eléctrica. El colegio no tiene energía permanente para todo el sistema del colegio. Nada funciona si no hay la subestación habilitada. Solo cuando esté, recién entrará la energía para poder hacer funcionar las electrobombas, la motobombas, el sistema de cisternas tanque elevado, la planta de tratamiento de aguas residuales, el fluido eléctrico para todo el colegio. Para avanzar pedimos energía provisional, lógicamente no tenía la misma potencia que la subestación pero pudimos trabajar y probar por partes todos los sistemas y todo quedó funcionando. Nos retiramos. Todo el colegio, legalmente, quedó en manos del Pronied".

FALLAS EN EXPEDIENTES TÉCNICOS

Agregó que 

"El Pronied es el primer culpable por no revisar sus expedientes técnicos. Cuando estos señores hacen su expediente técnico tienen que tener en cuenta todas las fallas y tienen que metrar y poner precios, considerar en sus presupuestos todas las cosas que ellos quieren que se ejecute. Cuando ellos empiezan a fallar en ese aspecto, cuando no consideran partidas que se tiene que hacer. Por ejemplo quieren que se haga un metrado y nos pagan otro metrado mucho menor, ese tipo de fallas contribuyen a que el proyecto resulte fallido. Entonces, este problema del Pronied, no es solo en San Pedro de Lloc. A nivel nacional, si averigua, si pide al Pronied la información, le aseguro, obras que debieron acabar como saldo de obra no se han concluido, y no creo por el contratista. Los malos son los que hacen los expedientes técnicos, que no saben hacerlos".

Concluyó: 

"Lo importante es el tema de la electricidad. Si no hay la subestación el colegio no puede entrar en funcionamiento. Esa subestación está construida, no la hicimos nosotros, la hizo el subcontratista y el Pronied  tenía que dejarla habilitada para que me conecte allí y funcione todo, pero ellos no hicieron ese trabajo. Estando tan cerquita de entregarlo, los señores del Pronied no quisieron hacerlo. Prácticamente aduciendo que nosotros éramos los responsables y teníamos que solucionar todas las observaciones del anterior contratista, lo cual legalmente no es cierto".

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario