San Pedro de Lloc  |  

Niño Atropellado Sin Atención Médica Porque Acabó Cobertura del Soat

En humilde hogar de Santa Lucía, padres se esfuerzan por atenderlo en medio de muchas carencias

San Pedro de Lloc. Traumatismo Encéfalo Craneano Grave, Hemorragia Subaracnoidea, Hemorragia Cerebral Intraventricular, Neumonía Asociada a Ventilador Mecánico y Lesión Axonal Difusa. Este cúmulo de procesos traumáticos se le diagnosticó al niño Juan Duberli García Farseque luego de que fuera embestido por un auto, el 11 de noviembre del 2014. Terrible diagnóstico para sus 8 años, a solo medio día de cumplir sus 9 años. El 12 de noviembre no hubo alegría, no hubo cumpleaños feliz. Empezó una tragedia que no tiene fin.

A más de 2 meses y una semana, permanece en la memoria colectiva de Santa Lucía, el instante en el que en la Panamericana, frente a Santa Lucía, el Hyundai Sonata Rojo de placa B4E-409, conducido por José Gustavo Rivasplata Benítez, cambió el destino de la criatura.

El pequeño Juan Duberli tuvo que ser hospitalizado casi dos meses en el Hospital Regional Docente de Trujillo. El dinero de la cobertura del SOAT se terminó y con esto la atención médica y le dieron de alta. Hoy el niño está postrado en una cama en su humilde casa y su familia se esfuerza más allá de lo que realmente pueden en la lucha por una soñada recuperación. Sus esfuerzos no alcanzan.

Según contó Duberli García Rodríguez, el padre del niño, el SOAT cubrió con S/. 19,000. Esa cifra solo la vio en papeles que cruzaban de la aseguradora La Positiva hacia el hospital y la farmacia. El registro de los gastos que se han efectuado por ese monto consta en todos los papeles que le han entregado, pero su pequeño hijo sigue postrado, sin poder hablar, ni moverse, alimentado solamente con leche especial por una sonda. El padre, con toda razón, opina que debería revisarse si efectivamente el dinero mencionado corresponde al gasto en la recuperación de su hijo. "Se puede hacer una fiscalización y pedir una ampliación de cobertura, pero eso solo se puede iniciando un juicio", dice reduciendo sus esperanzas a que una voluntaria ayuda legal llegue en su auxilio. Sería imposible que ellos pudieran pagar los honorarios de un abogado.

Para ser una familia muy humilde, el haber gastado de su propio esfuerzo 2 mil soles adicionales en la recuperación de su niño fue una hazaña monumental. Por encargo de la familia del conductor, a quien dicen no conocer en persona hasta ahora, recibieron 200 soles.

19-01-2015-juanito2-marca

La madre de Juanito, Janette Farseque Chimoy no lo deja ni un instante; ya no trabaja y solo cuida a su pequeño. Permanece en su cabecera junto a su Biblia, "no perdemos la fe", dice. Cada céntimo que ingresa a su casa tiene como fin prioritario devolver la salud al pequeño.

Contó que cuando a Juanito se le dio de alta en el Hospital, los médicos necesitaban una resonancia magnética del niño. Ya no había dinero, el SOAT se acabó y los médicos se limitaron a verificar que el pequeño paciente ya no hacía fiebre y fue suficiente para mandarlo a casa. "No está bien, pero no se va a morir", fue el crudo adiós de quien lo despidió del hospital y que resuena en los oídos de estos humildes padres.

La resonancia aún se necesita. Se va a necesitar periódicamente para evaluar sus progresos. Juanito también se ha quedado sin las terapias de rehabilitación que semanalmente debería recibir. La madre, con más amor que técnica replica esas terapias según como vio que le hacían en el hospital. No hay para pagar los S/.50 que cuesta la sesión de una hora a la semana, aquí.

Pero la penosa y lenta recuperación no solo se debe intentar físicamente. Juanito requiere de medicinas que ya no le son suministradas por ningún seguro. Necesita Citicolina 100mg/ml, Donepezilo para ayudar a la recuperación sus capacidades cerebrales y también Pediasure, que por ahora es el único alimento que recibe por sonda. A este cuadro de necesidades que debe afrontar la familia se suma el de los pañales. Juanito permanece en un estado horizontal, mayormente rígido en todo su cuerpo. Su condición física es muy delicada, y obviamente por las condiciones ha adelgazado notoriamente.

Es imposible no conmoverse al ver a un niño de 9 años postrado en una cama con una sonda y sin poder moverse. Estremece escuchar a la madre repetir, "la fe no se pierde".

Si Ud. puede y desea colaborar con la familia, llámelos directamente al 950-851-809. Viven en Santa Lucía.

Algunos de los productos y servicios que la familia requiere para atender a Juanito son:

  • Citicolina 100mg/ml,
  • Donepezilo
  • Pediasure
  • Pañales talla XXG
  • Resonancia Magnética
  • Servicio de rehabilitación física (masajes) porque su cuerpo permanece inmóvil.

Sobre el autor

Elías Y. Asmat Goicochea

Creo que las personas sí podemos ser mejores. Más acciones, menos palabras; involucrarse, participar, comprometerse, todo eso tiene que ver con ser ciudadano y con ser periodista.

Escríbeme a [email protected].