Pacasmayo  |  

Cuestionamientos a Médico Veterinario de Municipalidad Distrital de Pacasmayo Llegaron al Pleno

Camal Pacasmayo 2

Las acusaciones de irregularidades en los procesos de matanza en el camal municipal de Pacasmayo arrastran varios años. Ha sido permanentemente cuestionado y denunciado el recurrente ingreso de ganado “por emergencia”, cuando en realidad sería ganado enfermo; asimismo las matanzas en horas no reguladas y sin control médico veterinario.

Las múltiples intervenciones de autoridades políticas, de la policía, del sector Salud, e incluso de la misma municipalidad han dejado constancia de que el camal nunca ha mantenido un desempeño esperado y constante para garantizar plenamente la salud de la población.

La actual gestión no ha sido la excepción. El cambio que se esperaba no ha llegado. Desde inicios de gobierno, las quejas estuvieron presentes pero en las últimas semanas, una ganó espacio.

El 14 de julio, personal municipal detuvo la salida de la carne del ganado beneficiado porque no hubo presencia del médico veterinario, Jinmy Jara Vera. Esto fue corroborado ese día por el encargado de mercados Róger Coronado; el vigilante del camal, Mauricio Quiroz; el obrero Elfis León Plasencia, y los regidores Raúl Yenque, Santos Miranda y Jenny Paz Guanilo.

Hasta la caída del sol, ese día nadie sabía el paradero del veterinario. Hasta que otro vigilante llegó al anochecer y confirmó que no llegaría porque supuestamente estaba enfermo. En ese momento, tanto Roger Coronado como todos los presentes buscaron una salida al problema tratando de ubicar a otro veterinario para que revise las carnes antes de trasladarlas a los mercados. Se debe considerar que esta situación, que no es nueva, expone a grave riesgo la salud de los pacasmayinos. La situación generó un informe de parte de Quiroz Pretell, el cual pasó a la secretaría técnica disciplinaria. En esa instancia, pese a los hechos, se concluyó que el veterinario no sería investigado.

El informe fue llevado a la sesión de concejo que se celebró el viernes 13 de setiembre, pues los regidores habían solicitado conocer qué pasó. El desenlace en la reunión del pleno fue inesperado.

MÁS QUE OBSERVACIONES

El regidor Félix Nomberto Jara cuestionó el informe de precalificación de la secretaría técnico disciplinaria de la MDP, que ha emitido el abogado Luis Miguel Boy Vásquez, que resolvió no abrir investigación al médico veterinario municipal Jinmy Jara Vera ante el informe del obrero Mauricio Quiroz Pretell por su ausencia del 14 de julio.

El regidor cuestionó que en el proceso técnico disciplinario se haya valorado declaraciones juradas de propietarios de negocios, que en términos consignados en el informe de Boy Vásquez, "manifiestan todo lo contrario a lo señalado por el referido servidor (Quiroz Pretell)".

El regidor Nomberto señaló que ninguno de los firmantes de las declaraciones juradas que señalan al médico veterinario como un trabajador municipal respetuoso, responsable, que arroja las vísceras malogradas a los desperdicios, y otras expresiones a su favor, trabajan en la municipalidad y mucho menos conocen o participaron en el incidente del 14 de julio, informado por el obrero Quiroz Pretell.

"Cómo pueden aducir que el señor Jinmy Jara llega puntualmente a su centro de trabajo. Porque lo que dice es eso... manifiestan que conocen al señor... que siempre asiste puntualmente al camal municipal. ¿Será válido esto? ¿Será válido que digan que llega puntualmente al trabajo?", manifestó el regidor.


TESTIGO DIRECTO

El regidor añadió: "En dos ocasiones he tenido la oportunidad de irme al camal municipal... En una primera ocasión me fui con el señor Yenque, la señora Jenny, incluso creo que estuvo usted presente (parece dirigirse al alcalde) y comprobamos que los animales habían sido sacrificados y todavía no llegaba el señor Jinmy. Esa ha sido una primera oportunidad. Segunda oportunidad que también he ido. Con el señor alcalde, de igual manera, entramos al camal municipal, los animales ya estaban sacrificados y recién llegaba el señor Jinmy. Adujo, porque el señor alcalde le preguntó, le dijo que se había ido a poner las botas. Bueno supongo que debe estar escrito todo en un cuaderno de ocurrencias que el señor se olvidó de colocar las botas, sabiendo su función. El hecho es que en presencia del señor alcalde y no sé qué otro regidor, el señor recién llegaba cuando las vacas ya estaban sacrificadas. Entonces, cómo yo puedo creer que estos informes son verídicos de los señores que están informando, y aseveran, que puntualmente llega al camal... siempre... Ese siempre no existe."

Pero el regidor no solo se enfocó en la decisión de la secretaría técnico disciplinaria que decidió no abrir investigación a Jara Vera. El concejal criticó duramente el informe de descargo que hizo el médico veterinario por su ausencia del 14 de julio, durante la matanza de animales, lo que se consignó en el informe del obrero Quiroz Pretell.

Félix Nomberto dijo, "si su función es que debe estar presente cuando sacrifiquen a las vacas, él debe estar presente. Y son solo dos ocasiones en las que he ido al camal municipal a observar". Añadió que en el informe, Jara Vera critica a los regidores Yenque Mendoza, Paz Guanilo, Miranda Leyva y a él, los califica como "regidores de oposición... estos regidores se confabularon con el sindicato de trabajadores por intermedio del vigilante, obrero Quiroz Pretell".

El veterinario Jara afirmaba en su informe que los regidores mantienen estrecha relación con este diario y también con el sindicato de obrero para "desestabilizar el gobierno municipal".

El regidor Nomberto, con notoria indignación, siguió leyendo partes del informe del veterinario que decía, "este acoso y hostigamiento se viene dando de forma permanente, e incluso en repetidas sesiones de concejo municipal y de forma sistemática queriendo hacer ver ante el alcalde, y funcionarios, señores de la prensa, que soy una persona que actúa sin ética profesional".

El regidor no daba crédito a lo que continuaba leyendo del informe del veterinario: "haré las denuncias ante la fiscalía a estos regidores antes mencionados por el delito de hostigamiento, interferencia en el trabajo, acoso laboral, colusión y negociación incompatible para favorecer a terceros".

El concejal, colocando el informe del veterinario de golpe sobre la mesa, dijo: "Señores, más bien está para denunciarlo... de qué me está acusando a mí... él está hablando de mi persona... ¿que tengo un interés con una tercera persona para hacerle daño?...La verdad que ya saca de casillas".

Agregó, "Si es desestabilizar el gobierno municipal, cuando denunciamos sobre la situación errónea, o falta grave, que puse en autos al municipio sobre el tesorero que seguía trabajando, a pesar de que incurrió en una negligencia, ¿eso es oponerme al buen manejo del municipio? Pues si es así estamos mal. ¿Es malo ventilar la situación de lo que fue la fumigación en la cual nos indican que fueron treinta y tantas instituciones educativas y que solo hay 18 instituciones educativas? ¿Eso es oponerse al buen funcionamiento de la municipalidad? Yo no sé, este señor, cuál es su propósito... Nuestra función es fiscalizar y poner en autos al concejo las irregularidades que se están dando en la municipalidad, ¿y eso no es malo? ¡¡¡Es bueno!!!. ...Todos tenemos un sueldo. Hay que trabajar pues, realmente".

LA “LIDERESA”

Por su parte la regidora Jenny Paz, igualmente contrariada por lo contenido en el informe de defensa del veterinario municipal, criticó que trate de desviar las observaciones que se le hace a su desempeño profesional atribuyéndole que trata de favorecer a su esposo y a su suegro. Ambos son maceros.

“Mi función fiscalizadora es para ir a todos los sitios, como he ido al canal, al agua, a la bomba, como he ido a las obras, a los mercados, a todo sitio. Podemos ir nosotros porque es nuestra labor. No estoy hostigando a nadie por ir a ver o acompañar a los colegas… La situación personal o familia no la tiene que mezclar en esta situación. Si fuera así, el señor tiene una vía administrativa en la que puede actuar. Tiene sus atribuciones...”.

Añadió, “el señor dice que yo soy la lideresa de todo esta situación. En qué momento yo beneficio a mi familia... Pido que se retracte o tomaré las acciones legales correspondientes”.

¿EN EL DÍA DEL VETERINARIO?

El regidor Raúl Yenque opinó en el mismo sentido y criticó que, “el médico veterinario le llame persecución o molestia en sus labores, cuando lo que hemos querido es corregir algunas deficiencias de su impuntualidad e irresponsabilidad al no estar presente cuando se sella la carne y sacan las vísceras sin su presencia”. También pidió que Jara Vera muestre los certificados médicos que sustentan su ausencia el día 14 de julio.

“Aunque en realidad me dijo que estuvo en el Día del Veterinario. Hay una contradicción”, reveló Yenque.

Por su parte el regidor Santos Miranda Leyva manifestó que se ha pedido en reiteradas oportunidades que el veterinario asista a sesión de concejo para que descargue las observaciones, sin embargo no asiste.

Miranda recuerda que el 14 de julio, aunque Jara Vera señala que el administrador de mercados Roger Coronado tenía conocimiento de su permiso, este no lo expresó y solo al anochecer se enteró que no llegaría, por versión del guardián. “Ese día voy porque me llama el regidor Yenque, y a él lo llama el servidor Elfis León que no transportaba la carne porque no estaba sellada. Coronado dijo que no sabía por qué no había llegado el médico. Ahora a través del informe nos enteramos que el 13 tampoco estuvo. Entonces, cómo se sacrificó al ganado, cómo se selló la carne. Yo pensé que solo fue el domingo, pero vemos que fue también el 13”.

Seguidamente el regidor hizo escuchar al pleno un audio registrado en el momento del incidente, la tarde del 14 de julio en el camal.

Seguidamente dijo, “él debe ser valiente y asumir su responsabilidad, y dejar de atacar”.

La regidora Julia Chafloque, calificó de contradicciones lo vertido por el veterinario en su informe. Dijo, “yo estuve presente cuando al señor Yenque le dijo que estaba en una reunión de veterinarios. Yo estuve ese día y escuché. Entonces, hay contradicciones”.

Finalmente la regidora Victoria Vásquez Burgos señaló que, “lo único que se quiere acá es que el señor veterinario cumpla con sus funciones. Nada más. Que si él trabajara como debe de ser, con responsabilidad, todo cambiaría acá. Todos los regidores queremos lo mismo. No lo tomen a mal cuando hacemos fiscalización”.

Para esta tarde a las 5, el alcalde citó a los involucrados en la conducción del camal para sostener una reunión con los regidores.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario