Pacasmayo  |  

Pacasmayo Pierde la Mitad de Proyecto Malecón por Desorden Territorial en Franja Camino a Playa El Faro

Malecon Copesco


Pacasmayo se ha quedado sin acceder a la mitad del desarrollo de la propuesta inicial para el Proyecto de Inversión Mejoramiento de los servicios turísticos públicos del Malecón, por causa del desorden territorial arrastrado hace décadas y que la MDP en sus diferentes gestiones no ha sido capaz de encauzar, menos resolver. La propuesta que ahora maneja el Plan Copesco Nacional es la llamada Tramo I que comprende la sección entre el Muelle, en dirección sur, hasta la zona de la playa El Zanjón, antes de llegar al Hotel El Faro Resort.

La propuesta que presentó Plan Copesco Nacional en el Taller de Involucrados realizado ayer en la Cámara de Comercio de la Provincia de Pacasmayo, se hizo luego de estudios y análisis de la información que el equipo técnico formulador recogió de la zona de influencia del proyecto en el distrito de Pacasmayo.

El proyecto inicial comprendía desde el muelle de Pacasmayo hasta la misma playa donde se encuentra el Faro. La extensión del proyecto original era de aproximadamente 3 kilómetros, sin embargo luego de determinar que en el sector sur del proyecto inicial hay problemas de superposiciones de terrenos con diferentes intereses y derechos de propiedad sin resolver, el equipo formulador decidió seccionar la propuesta original en dos tramos. Explicaron que al no haber disponibilidad real del área, a pesar de que está registrada a favor de la Municipalidad Distrital de Pacasmayo, Plan Copesco no puede intervenir ni siquiera a nivel de planteamiento de diseño arquitectónico.


El Tramo I como ya se mencionó es desde el muelle hasta la playa El Zanjón, antes del Hotel El Faro Resort con una extensión de 1.450 km. El Tramo II, descartado para la elaboración de una propuesta arquitectónica y expediente técnico, es la comprendida entre el Hotel El Faro Resort y la Playa El Faro, con 1.550 km. Esta sección tendrá que esperar el tiempo que demoren las autoridades en realizar un ordenamiento territorial. Luego de ello sería posible volver a pretender su desarrollo.

El Tramo I, que fue presentado, contiene modificaciones sustanciales en el diseño del Malecón tal como lo conocemos. Se realizaría una ampliación en el ancho del espacio público sin afectar las viviendas sino en la zona de playa. El espacio a ganar sería apenas lo necesario para darle un área transitable adecuada.

En su extensión en la zona del actual malecón se colocarán drenajes para los eventuales oleajes anómalos que toquen la zona peatonal. El piso será renovado con adoquín. Los barandales, concebidos en madera rescatando su origen histórico, fue variado en el taller de ayer por barandales de concreto armado. La razón de los ciudadanos asistentes es para evitar que pudiera ser destruido por el clima y sustraído en eventuales actos vandálicos.

Entre las infraestructuras que se incluirán está un anfiteatro en el extremo sur de cara al mar para apreciar las actividades de deportes náuticos, un skatepark, zona de venta de artesanías, estacionamientos, juegos infantiles, módulo de deportes náuticos, ciclo vía, miradores, rampas para personas con discapacidad, tópico, oficina de información turística, servicios higiénicos cada cierto tramo, sistema de video vigilancia, y zonas de descanso.

Se sugirió la incorporación de un módulo con equipos de rescate rápido para eventuales incidentes en el mar con los deportistas y veraneantes. También se pidió reconsideración de la inclusión de la zona del Cristo Resucitado como parte del proyecto.

Los servicios higiénicos, según la propuesta, se instalarán “embutidos” en las partes bajas del malecón a nivel de playa. Esto permitiría un acceso fácil para los visitantes, sin embargo para ello se consideró la instalación de una caseta de bombeo de las aguas servidas de los SS.HH. El detalle que fue observado por un asistente fue que se revise la posibilidad de colocar los baños no nivel playa sino del malecón, a fin de que la evacuación de las aguas servidas discurre por gravedad, evitando gasto en energía eléctrica y mantenimiento de la caseta de bombeo. Si se instala una caseta de bombeo, es un riesgo que la municipalidad no sea diligente en su cuidado y mantenimiento, con el consecuente daño a los equipos. Esto a futuro podría dejar los servicios higiénicos inutilizables. La observación fue anotada.

También se mostró en la propuesta de diseño la reubicación del busto de la Plazuela Bolognesi. Se planteó como observación que se debe considerar una ubicación y espacio adecuado en la zona donde actualmente se halla, a fin de que las ceremonias cívico patrióticas se sigan desarrollando con la imponencia cívica correspondiente, integradas al nuevo escenario.

El diseño presentado, en líneas generales tuvo acogida, sin embargo el equipo formulador detalló que era una propuesta que seguirá enriqueciéndose con el aporte hecho en el taller de involucrados.

Se incidió en la gran responsabilidad que deberá asumir la Municipalidad Distrital de Pacasmayo cuando se entregue la infraestructura una vez terminada. Los aspectos de seguridad, de mantenimiento, de sostenibilidad de la inversión estará en sus manos.


No se ha precisado el monto de inversión debido a que no se tiene un diseño final aún, lo que sí quedó claro es que Plan Copesco solo intervendrá en el Tramo I. Se anunció que apenas desarrollado el proyecto, en el proceso para la formulación del expediente técnico, Plan Copesco se pondrá en contacto con la Dirección General de Capitanías y Guardacostas (DICAPI), Ministerio de Cultura, y municipalidad a fin de que se conozca la propuesta final y se reciban las consideraciones que pudieran plantearse.

Los participantes sugirieron que se entregue a la municipalidad un listado de recomendaciones a fin de que encare el tema del ordenamiento territorial en el Tramo II a fin de que se pueda acceder en un futuro a su intervención, pues se identificó esa sección como la de mayor impacto para el aprovechamiento del turismo merced a la gran actividad de deportes náuticos allí.

Por ahora el Tramo II permanecerá dormido hasta que las autoridades municipales y los entes del Estado afines con el ordenamiento territorial, resuelvan la disponibilidad de las áreas.

El Taller de Involucrados en el proyecto fue dirigido por Maricarmen Rojas Huamán, coordinadora de proyectos; Iván Ortiz, especialista de socialización, y Luis Becerra, del equipo formulador.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario