Guadalupe  |  

Agricultores Marcharon Contra la Importación de Arroz y el Bajo Precio

Huelguistas Paro Agrario Nacional



Ciudad de Dios fue el punto de concentración de los agricultores que se plegaron al paro agrario nacional de la zona del Valle Jequetepeque. Nuestros agricultores reclamaron principalmente contra la importación de arroz exigiendo que el gobierno cese de importar arroz y que se privilegie la compra de la producción nacional. Además se reclamó por el precio que los molineros pagan a los arroceros, y que no les permite recuperar la inversión, ni pagar los préstamos que obtienen para sembrar.

Delegaciones de agricultores de diversas comisiones de usuarios de agua llegaron hasta el centro poblado de Ciuda de Dios con sus respectivas banderolas de identificación; así como otras organizaciones. Allí se improvisó escenario para que los dirigentes tomen la palabra.

Un contingente policial, al mando del comandante Martín Pino Valdivia, estuvo presente desde la manifestación de los oradores en Ciudad de Dios y acompañó a los manifestantes, en todo momento, hasta su desplazamiento y marcha por la Panamericana con dirección al Puente Olivares.

Benjamín Banda Abanto, alcalde de Guadalupe, fue uno de los oradores. Expresó el saludo de la MDG y dijo que no resistió la tentación de estar allí como agricultor ya que tiene el Fundo El Corral en Pacanga y es "injustamente tratado por el sistema".

"No me alcanza ni para pagar deudas asumidas con el banco. El costo de la producción es demasiado alto respecto al precio de los productos, específicamente del arroz", manifestó.

Aprovechó el lugar para hacer dos anuncios. Informó que ya terminaron la perforación del pozo de agua para Ciudad de Dios. Calculó que dentro de 15 días o un mes, "debemos estar abasteciendo de agua a Ciudad de Dios". Asimismo anunció que está listo el perfil del expediente técnico para la obra de agua y desagüe de Ciudad de Dios y anunció que “en el menor tiempo posible” saldrá a licitación la elaboración del expediente.

Jaime Vigo Cabanillas, representante de COAJE, calificó el paro como “una jornada de lucha y de reclamo”. “Hoy tenemos el deber y la obligación de hacer sentir nuestra voz de protesta al gobierno central”, dijo.

Dirigiéndose a los agricultores resaltó que la ANA “les ha quitado el título habilitante” y que “al Minagri lo han convertido en agencia burocrática y las agencias agrarias están como mesa de partes”.

Opinó que cuando los agricultores se han mantenido pasivos, la corrupción se ha multiplicado.

Instó a los agricultores a sentirse dignos; y lamentó que el gobierno central no entienda que un país es soberano si tiene derecho de producir sus propios productos alimentarios porque “la soberanía alimentaria genera dignidad”.

RECLAMAN POR AUSENCIA DE JUJ

Reiteradamente se criticó la ausencia de los dirigentes de la Junta de Usuarios del Valle Jequetepeque. Pese al anuncio de apoyar el paro los representantes no llegaron a la manifestación.

Tras las exposiciones de varios dirigentes se inició la marcha por la Panamericana.

La marcha se inició con unos 400 agricultores, aproximadamente, muchos hombres de campo de edad, así como conocidos dirigentes.

MARCHA SOBRE PANAMERICANA

Desde el inicio, la marcha de protesta de Ciudad de Dios a Puente Olivares se realizó ocupando los dos carriles de la carretera Panamericana, lo que implicó bloquear la vía por aproximadamente dos horas.

Esto ocurrió pese a las reiteradas llamadas al orden del jefe policial comandante Martín Pino Valdivia y el grupo de policías que lo acompañaron.

Pino pidió a los manifestantes, en varias oportunidades, dejar libre un carril para que se permita pasar a los vehículos pero eso no se pudo lograr.

HICIERON TRASBORDO

Pasajeros, unos con destino a Trujillo, y otros que se dirigían a Chiclayo, tuvieron que caminar desde donde su transporte quedó detenido hasta el lugar en el que pudieran encontrar nuevamente servicio. No todos optaron por caminar, la mayoría esperó en sus respectivos vehículos, sobre todo quienes tenían pasaje comprado y se trasladaban en ómnibus de transporte público.

ENFRENTAMIENTO

Pasadas las 12.30 cuando los manifestantes se proponían tomar el puente Olivares, hubo un breve enfrentamiento entre policías y agricultores.

Los policías dispararon perdigones y lanzaron algunas bombas lacrimógenas, para tratar de disuadir a los huelguistas pero estos respondieron arrojando piedras.

Para ese momento la Panamericana ya estaba bloqueada con rocas y piedras de diverso tamaño. Lo mismo ocurría en la antigua vía paralela al Puente Olivares.

Pese a la reiteración del jefe policial para conversar con un representante de los manifestantes, eso no fue posible puesto que respondían en grupo, y le reclamaban que hable con todos.

"No he venido a amenazas, no quiero hacer uso de elementos químicos, (pero) no quieren salir de la pista nos faltan el respeto, no quieren que los empuje (barullo) Les pido solo usen un carril. Mi obligación es abrir la pista ()", les dijo el jefe policial, a pesar de lo cual se produjo el incidente violento que dejó a un hombre, que se desplazaba con su perro, con heridas de perdigones en el abdomen.

A pesar de que los huelguistas no ocuparon el puente Olivares la pista quedó bloqueada por aproximadamente dos horas, entre la marcha y la manifestación cerca al puente.

1.50 PM ACABO PROTESTA

Poco a poco, la voluminosa presencia inicial de los agricultores fue disminuyendo. Sin intervención de la fuerza policial la manifestación se apagó.

No se produjo detenidos ni hubo mayores enfrentamientos hasta que finalmente a la 1.50 pm se restableció el tráfico en la Panamericana luego que los propios policías fueron retirando las rocas y piedras que los huelguistas habían colocado en la pista. Todos los materiales de bloqueo quedaron en las bermas o a un costado de la pista.



Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario