Regional  |  

Recomiendan Acciones Contra Acumulación de Sedimentos en Represa Gallito Ciego

Gallito Ciego By Pejeza

Fuente: Pejeza



Una de las ponencias importantes de la Jornada Cambio Climático en el Valle Jequetepeque, organizada por la Sociedad Geográfica de Lima, fue la ponencia del Ing. Godofredo Rojas Vásquez, conocido en nuestro medio por su desempeño como director ejecutivo del Pejeza. La expresión que caló inmediatamente en el auditorio fue que la represa Gallito Ciego se encuentra en una situación crítica. No es para alarmarse, pero tampoco para esperar sentados, fue el mensaje. Se necesita trabajar en su cuidado con urgencia.

Rojas hizo un rápido recuento de las características de la represa Gallito Ciego. Destacó que en nuestro valle, en la cuenca baja existen 18 series de suelos (67,086 Ha.), en la cuenca media alta, 12 grupos de suelos (347,550 Ha.) con un potencial hidrológico medio de 27.4 m3/seg y un volumen anual promedio de 867.83 MMC. Reveló que en su subsuelo se estima un potencial acuífero de 254 MMC. Señaló como un aporte importante la hidroenergética que aprovecha la Central Hidroeléctrica Gallito Ciego con 34 MW.

Las características antes señaladas permiten el desarrollo económico de un valle con más del 310 mil habitantes, y da vida a más de 63 mil hectáreas en la cuenca alta, media y baja.

LA CARA DEL CAMBIO CLIMÁTICO

¿Pero cómo se muestra el cambio climático en el valle? El ingeniero Rojas Vásquez señaló que existe un incremento de las temperaturas. En la costa de 0.4 a 1.2 °C y en la sierra de 0.4 a 1.6°C. Añadió que los fenómenos del Niño se presentan con mayor frecuencia (82-83, 91-92, 97-98 y 2017).

También se ha mostrado con una presencia continua de heladas en las partes altas de las cuencas. Por otro lado, las precipitaciones pluviales se han presentado desfasadas de las acostumbradas en los meses de octubre a mayo. Existe afectación a los cultivos, como consecuencia de sequías y hay desabastecimiento de agua para fines agrícolas, domésticos e industriales. Un detalle interesante en el aspecto de la adaptación al cambio climático ha sido la adaptación de cultivos de frutales en valles interandinos como mangos, paltos y uvas hasta altitudes 1800 msnm.

LOS EFECTOS DESAGRADABLES

¿Y cómo nos golpea el cambio climático? Con erosión de los suelos. En 1988 el proceso ya se había iniciado y se veían áreas afectadas hasta en 344,770 Ha, en las microcuencas de San Juan, Asunción, Huertas, Llaminchad, Chetilla, San Miguel, Contumazá, Magdalena, Llapa y El Rejo.

También se producen deslizamientos de masas de suelo por efectos de las lluvias en ambas márgenes del río Magdalena en San Juan, Choropampa, El Mirme y La Viña. Los huaycos e inundaciones se producen en las partes medias y bajas de las cuencas como consecuencia de los fenómenos del Niño.

La sedimentación de la represa Gallito Ciego es otro problema por efecto de la erosión hídrica y deslizamientos, explica Rojas Vásquez. 

Los sedimentos son transportados hacia la parte baja de la cuenca, afectando la capacidad útil del embalse Gallito Ciego. Al año 2015 se calculó un depósito de 100 MMC de sedimentos, a la fecha este ha sobrepasado los 113 MMC. 

Los suelos se han salinizado. Al año 2002 se estimaban 14,680 Ha de tierras salinizadas distribuidas en San Pedro de Lloc, Jequetepeque, Guadalupe, Pueblo Nuevo y Santa Rosa.

El estudioso señala que las aguas se han contaminado por efecto de pasivos ambientales mineros en Sipán y Paredones,  por el vertimiento de aguas servidas  sin tratamiento de las ciudades de Contumazá, San Miguel, San Pablo, Chilete y Tembladera.

salinidad-valle-jequetepeque-by-vasquez.png?mtime=20180305215936#asset:78556

113 MMC DE SEDIMENTOS

El cambio climático ha afectado seriamente al embalse de la represa Gallito Ciego, en opinión del exdirector ejecutivo de Pejeza, Godofredo Rojas Vásquez. Indicó que con 113 MMC de sedimentos en la represa, se obliga a una reacción rápida para detener ese proceso, más aún si ya se ha establecido que los fenómenos del Niño se presentarán con mayor frecuencia.

Rojas Vásquez abordó este tema en la jornada sobre Cambio Climático realizada el jueves 1, en San Pedro de Lloc.

Consideró que para frenar los efectos de dicho fenómeno, la forestación en la parte alta es una tarea obligada. Dijo que actualmente no hay forma de controlar ese proceso de sedimentación, consecuencia de mayores lluvias que trae el cambio climático.

Señaló que para prolongar el periodo de vida útil de la represa, se había estudiado la posibilidad de realizar un dragado. Sin embargo, es materialmente imposible retirar 113 MMC de sedimentos pues no hay dónde colocarlos. Otra iniciativa era levantar el nivel de la pared de la represa, pero esto acarrearía consecuencias sociales pues inundaría nuevas zonas de Tembladera, por lo que se consideró definitivamente inviable. Una tercera alternativa era construir las presas de Caracol y Tumbadén.

Aun cuando se maneja esa alternativa, dijo, se debe pensar en alargar lo más que se pueda la vida de la represa. Si se tenía una esperanza de vida de 75 años -agregó- y se dice que se le han acortado 25 años, aún podemos hacer algo.

Indicó que la forestación no solo es un aporte al problema de la sedimentación, también es ahora una actividad económica muy rentable. Señaló como ejemplo la Cooperativa Atahualpa, que administra la granja Porcón en Cajamarca, pues comercializan la madera y por añadidura reciben aportes económicos del extranjero por bonos de carbono, que es por sembrar bosques que ayudan a capturar el dióxido de carbono y gases de efecto invernadero.

Rojas Vásquez invocó a las autoridades del sector agrario, así como a las organizaciones de usuarios, inducir a los agricultores al cambio de cultivo, debido a que el arroz se ha demostrado que además de tener un consumo alto de recurso hídrico, genera gas metano. Indicó que más rentable que el arroz es el cultivo del arándano. No solo es la forestación, también el cambio de prácticas las que contribuyen a menguar el cambio climático, explicó.

gallito-ciego-by-rojas-vasquez.png?mtime=20180305215919#asset:78555


ADAPTACIÓN

La adaptación al cambio climático es el camino que debe iniciarse. Es un ajuste en los sistemas socioeconómicos diseñados para reducir la vulnerabilidad de los efectos del cambio climático en la cuenca, dice Rojas Vásquez.

Recalcó que para caminar en el sentido de la adaptación se debe construir infraestructura hidráulica de regulación en la cuenca, para preservar el agua de las lluvias estacionales y abastecer a la cuenca durante el estiaje. Se debe trabajar tecnologías de cosecha de agua, mediante zanjas de infiltración en las cabeceras de la cuenca. También aprovechar las aguas del subsuelo de las partes bajas del valle para usos doméstico, agrícola, pecuario e industrial.

Se debe impulsar la tecnificación del riego en laderas, valles de la sierra y costa para ahorrar agua. Promover los cultivos de agro exportación y agroindustriales de acuerdo a la adaptación climática en la cuenca. Recuperar las zonas arbóreas, los humedales y pastizales y promover programas de capacitación de las actividades agrícolas y pecuarias en la cuenca.

Finalmente, Rojas Vásquez pidió a los actores reunidos en la jornada del cambio climático, especialmente los vinculados al agro, gestionar, a través del Ministerio del Ambiente, la instalación de una red de estaciones meteorológicas para el monitoreo del clima con fines agrarios pero también para establecer un sistema de alerta temprana que permita reaccionar ante descargas pluviales extraordinarias.

“No estoy contra el arroz, pero sus efectos en el cambio climático con el gas metano, están demostrados. Se necesita forestación en la cuenca alta y una adaptación de los agricultores, del cultivo del arroz al arándano, a los paltos, que son más rentables. Es parte de la adaptación al cambio climático. Esto se debe difundir mucho más a la gente. El mantenimiento de la represa Gallito Ciego no debe descuidarse ni un momento. El 'ahorrar dinero', puede resultar catastrófico”, concluyó el expositor del tema Propuesta de ámbito de estudios de cambio climático en las cuencas de los ríos Jequetepeque y Chamán.

Prensa

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a prensa@undiario.pe y síguenos en @UNDiario