San José  |  

Crecida del Río Jequetepeque Afectó a 3 Familias en Sector Puente Olivares

Amenaza estructura del Puente Olivares

Tres familias, parientes entre sí, fueron afectadas por la crecida del río Jequetepeque. Las avenidas extraordinarias causaron zozobra y pusieron en riesgo la vida de estas personas que a pesar de lo evidente de la fuerza del caudal, decidieron permanecer en sus viviendas, a un costado del río, en la margen derecha, a pocos metros del Puente Olivares.

La familia Luyo, de la cual se desprenden los tres grupos familiares afectados, contaron que desde las 7 de la noche del miércoles, fueron alertados de la crecida del río. Sin embargo en lugar de salir de la zona, prefirieron  hacer un “refuerzo” de la parte posterior de sus viviendas, que colinda con unos terrenos, cerca al borde del río.

Narraron que a las 11 de la noche del miércoles, el río tenía como rugido con estruendo inquietante. El volumen del caudal aumentaba, y la familia inició la retirada del lugar. Sus pertenencias las llevaron a una vivienda en Puente Olivares en busca de desesperado resguardo.

En las primeras horas del jueves, el caudal aumentó tanto que ingresó al terreno aledaño a las viviendas y luego a estas provocando el desconcierto entre los 17 miembros de las 3 familias, entre ellos niños y adultos mayores.

El agua inundó las casas hasta una altura aproximada de 60 cm. 

Personal de la Red Salud Pacasmayo llegó al lugar y prestó orientación  a la familia. Les recomendó abandonar la zona, pues era peligroso para los niños.

Gran cantidad de personas se apostó en los extremos del antiguo Puente Olivares que fue acordonado con una cinta amarilla para evitar el ingreso por el peligro que implica. Algunas personas no atendían la advertencia e ingresaban al puente.

Narraron que a las 11 de la noche del miércoles, el río tenía como rugido con estruendo inquietante. El volumen del caudal aumentaba, y la familia inició la retirada del lugar. Sus pertenencias las llevaron a una vivienda en Puente Olivares en busca de desesperado resguardo.

En las primeras horas del jueves, el caudal aumentó tanto que ingresó al terreno aledaño a las viviendas y luego a estas provocando el desconcierto entre los 17 miembros de las 3 familias, entre ellos niños y adultos mayores.

El agua inundó las casas hasta una altura aproximada de 60 cm. 

Personal de la Red Salud Pacasmayo llegó al lugar y prestó orientación  a la familia. Les recomendó abandonar la zona, pues era peligroso para los niños.

Gran cantidad de personas se apostó en los extremos del antiguo Puente Olivares que fue acordonado con una cinta amarilla para evitar el ingreso por el peligro que implica. Algunas personas no atendían la advertencia e ingresaban al puente.

Estos contenidos llegan gracias al apoyo de nuestros aliados.
Sé uno de ellos.

Más información
Redacción UNDiario

Sobre el autor

Redacción UNDiario

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a prensa@undiario.pe