Pueblo Nuevo  |  

Informalidad en Transporte Público Afecta a Usuarios de Pacasmayo y Chepén

Transp2

Municipalidades siguen haciéndose de la vista gorda, no exigen el cumplimiento de la reglamentación que ayudaría a mejorar este servicio.

Bajo un grave estado de desorganización y actos que merecen una profunda revisión está el servicio de transporte público de pasajeros en las provincias de Pacasmayo y Chepén. Esto, ciertamente no es algo nuevo, se arrastra hace varios años, sin embargo parece que el mal persiste y no se ve un panorama alentador de cambio para beneficio de los usuarios, que son la parte más importante del Estado.

Tanto la Municipalidad Provincial de Pacasmayo como la Municipalidad Provincial de Chepén han iniciado -a fines del año pasado- la renovación de las tarjetas de circulación de las unidades vehiculares que prestan servicio de transporte público de pasajeros. Sin embargo, persisten en hacerse de la vista gorda, no se sabe por qué razón, no exigen el cumplimiento de la reglamentación que debiera llevarnos progresivamente a mejorar el nivel de ese servicio.

Se ha podido establecer, en los mismos paraderos de los servicios de comités, que un gran número de estas unidades son vehículos particulares, sin embargo han obtenido la tarjeta de circulación que emiten las municipalidades para autos que prestan servicio público de transporte de pasajeros. 

La observación es que las unidades de servicio público deben contar con la placa de rodaje blanca con franja superior amarilla, pero esto no lo exigen las municipalidades provinciales, abonando al desorden en sus administrados.

AUTOS PRIVADOS EN SERVICIO PÚBLICO

Según consulta realizada a la Asociación Automotriz del Perú (AAP), el registro de tipo de vehículo en SUNARP tiene una gran importancia. Se precisa para determinar el tipo de uso del vehículo que luego redundará en el tipo de SOAT que se ha de adquirir, así como de las demás reglamentaciones aplicables a los vehículos del servicio público, diferentes a las que rigen a los de uso privado.

Placas

Fuente: APP

Efectivamente, en un país donde la urgencia económica lleva a cualquier ciudadano a optar por buscarse un medio de vida incorporándose al transporte público, se está permitiendo la emisión de las tarjetas de circulación de taxis y de autos comités para vehículos con placas de uso privado. 

Los que están fallando son las municipalidades que, así como facilitan la inscripción de un vehículo particular y le entregan la tarjeta de circulación de servicio público, están en la obligación de hacer un seguimiento inmediato de estos vehículos para que los propietarios tramiten sin demora el cambio de placas por las de vehículo de uso público.

Esto no ocurre en las municipalidades del valle Jequetepeque y es fácil verificarlo. 

Por citar un ejemplo, en la municipalidad de Chepén el funcionario del área, realizaba el miércoles 4, una inspección documentaria a las unidades vehiculares de los comités de servicio público de pasajeros. 

En su opinión, no hay problema que los vehículos tengan tarjeta de circulación con placas particulares. Esto coincide con lo señalado por la AAP, sin embargo, su municipalidad no realiza ningún esfuerzo por hacer que los propietarios cambien la placa de vehículo de uso privado a uso público. Peor aún, en los procesos de renovación de tarjeta de circulación, a nadie se le exige que ya tengan variada la condición de la placa. Se sigue otorgando tarjetas a vehículos que permanecen en la condición de privados cuando por años ya hacen servicio público.

En cuanto un vehículo cuenta con placa de rodaje de uso público, tendrá que adquirir un SOAT para esa categoría, que puede alcanzar los 250 o 300 soles y la cobertura de todos los pasajeros estará asegurada, en caso de siniestro. 

Transp6

INSPECCIÓN TÉCNICA

La realidad puede demostrar sin lugar a dudas que las “inspecciones técnicas” que realizan las municipalidades se han convertido en simples formulismos, para los vehículos de servicio público porque logran obtener tarjetas de circulación, a pesar de no tener vidrios en las ventanas, con manijas en mal estado, con un mal estado de la máquina o sistemas eléctricos deficientes, sin luces, con llantas en lona, pero circulando. 

Estas inspecciones deben realizarse cada seis meses, pero de poco sirven si solo son un saludo a la bandera. 

Más de un accidente de tránsito ha sido producto de estas deficiencias. 

La Municipalidad Provincial de Pacasmayo, por ejemplo, no cuenta con un espacio técnicamente adecuado que garantice una inspección eficaz.

Transp

PAPELETAS QUE SE HACEN HUMO

Esta irregularidad no es la única. 

En las áreas de tránsito y transporte de las municipalidades provinciales existe una descomunal emisión de papeletas de infracciones de tránsito que se terminan esfumando en el camino de entre las manos del infractor hasta la ventanilla de caja de las municipalidades.

¿Qué ocurre?

Simplemente terminan anuladas por diferentes razones. Las más comunes, el supuesto mal llenado de las papeletas o el misterioso cambio del tipo de infracción. 

No es la incompetencia de quienes llenan las papeletas, según transportistas y ciudadanos que han vivido esas experiencias; sino que en las municipalidades hay una gran disposición de ciertos trabajadores por “servir” a los infractores, encontrando errores en las papeletas y ayudando a que se sustenten y tramiten los pedidos de nulidad. La bondad de estos trabajadores no resulta gratuita, según se explicó. 

Basta revisar los registros de mesa de partes de las municipalidades para encontrar los pedidos de nulidad y lo procedente que resultan. 

Otro grupo de papeletas simplemente son anuladas en los mismos talones y no tienen necesidad de tramitarse nulidades. Un trabajo de verdadero beneficio a sus comunidades pueden hacer las comisiones de regidores de tránsito y transportes de las municipalidades.

Basta solicitar la revisión de los talonarios de papeletas que manejan las unidades de tránsito y transporte y cotejar la cantidad de éstas que han sido canceladas o las anuladas. Una mayúscula sorpresa se pueden llevar.

Transp3

PARADEROS: DISTRITOS VERSUS PROVINCIA 

Finalmente en el caso de los paraderos, estos se han convertido en un verdadero dolor de cabeza para todas las municipalidades. 

Ubicados en lugares inadecuados y con la decisión de las provinciales muchas veces pasando por encima de las coordinaciones con sus pares distritales, se ha generado más de un problema. Para muestra un botón, en Guadalupe, uno de los comités de servicio a Chepén, se ha instalado irregularmente a un costado de la IE Nuestra Señora de Guadalupe. 

No han renovado sus permisos para operar a espaldas de la municipalidad, en el pasaje Talla.

En Chepén, los reclamos de las empresas por los paraderos se han sucedido en el tiempo y no hay cuándo terminen. 

Transp5

Paradero en Guadalupe

LICENCIAS DE CONDUCIR PARA FANTASMAS 

La atribución de las municipalidades provinciales de emitir las licencias de conducir para vehículos menores (motos, mototaxis, motocar) les generan un buen ingreso. Sin embargo esto ha provocado que esos trámites lleguen a realizarse sin un control exhaustivo.

Es importante que los regidores, que además de tener una responsabilidad en función legislativa, actúen en lo que les compete a fiscalización. Mediante fuente bien informada se ha podido establecer que un número indeterminado de licencias de conducir para vehículos menores se están emitiendo a favor de personas que no residen en nuestras comunidades.

Esto se puede confirmar al revisar los expedientes de las licencias emitidas. Ciudadanos que residen en provincias al norte y al sur de las de Chepén y Pacasmayo llegan hasta estos lares para obtener sus licencias con una facilidad preocupante. Verifiquen las copias de DNI. 

Una fuente cercana a estos procesos aseguró que incluso se han montado redes que acopian a "interesados", por ejemplo en localidades como Paiján y en sobres envían documentos que serán tramitados en las oficinas municipales, sin que sea necesaria la presencia de los solicitantes. Obviamente no se trata de un servicio de mejora de la administración pública, sino sospechosamente interesado para las partes.

Transp4
Redacción UNDiario

Sobre el autor

Redacción UNDiario

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a prensa@undiario.pe