Pacasmayo  |  

Funcionarios de Milla Facilitan Cuestionada Venta de Áreas Frente al Mar que hizo Vera Palomino

Famayo Srl


Un gran desconcierto ha embargado a la población de Pacasmayo que ha centrado sus miradas en lo que será el destino del proyecto planteado por Plan Copesco Nacional para ampliar el Malecón Grau hacia la Playa El Faro. La inversión que se ha estimado sobre los S/ 40 millones, exige que la Municipalidad Distrital de Pacasmayo garantice la disponibilidad del área, la cual comprende desde la parte posterior de la IE Enrique Valenzuela (ex 237) hasta la Playa El Faro.

Con esa tarea pendiente, en los últimos días de la semana, causó revuelo que el alcalde César Milla Manay emita una resolución de alcaldía anulando resoluciones de su propia gente de confianza en la subgerencia de Desarrollo Urbano. Se trataba de resoluciones que contra toda lógica, y que afectan directamente el avance del proyecto del Plan Copesco, facilitan a una empresa iniciar un procedimiento de titulación de más de 76 mil m2, en el camino a la Playa El Faro.

UNA HISTORIA CON HECHOS CUESTIONABLES

Según la información que se ha podido recopilar, la empresa El Faro Sociedad de Responsabilidad Limitada (FAMAYO S.R.L.) el 4 de febrero del año 1991 solicitó a la Municipalidad Distrital de Pacasmayo la compra de 7.60 Ha de terreno en la rivera del mar, sector El Faro. Recuérdese que en el año 1989 la Ley 25099, “Ley Campana”, otorgó a Pacasmayo el registro de 3,202.14 Ha para su expansión urbana. En el año 1991 era alcalde Alejandro Vera Palomino. El precio que pagó FAMAYO S.R.L. fue de I/m 290 Inti Millón, según el comprobante 6738-0959-C. El documento que se emitió, el título, le costó I/m 110.

Fuentes de este medio corroboraron que el tipo de cambio en esa época era de I/m 0.552 por Dólar Americano. El terreno de 76 mil metros cuadrados costó, al cambio, US$ 525.36, es decir US$ 0.007 por m2, o lo que sería hoy S/ 0.02 por m2.

Otros detalles que son materia de revisión histórica es que la venta se hizo sin acuerdo de concejo. El alcalde se autorizó a sí mismo a suscribir el contrato de venta. También fue incomprensible cómo es que no acompañaba a la adquisición de los 76 mil metros cuadrados un proyecto de inversión consolidado para el desarrollo de esa zona.

Pese a todo esto se emitió el título municipal de propiedad N° 001690 a favor de FAMAYO S.R.L. Para suerte de Pacasmayo, se consignaba la cláusula: “El comprador cerrará el sitio al término de un año, en caso contrario quedará rescindida esta venta a juicio del concejo”. Es por todo Pacasmayo conocido, que esa condición no se cumplió. A esto debe sumarse que el adquiriente nunca pagó impuesto predial.

En estas condiciones, pero 20 años después, la zona se vio con otros ojos. Con las proyecciones que colocaban a la franja del camino a la Playa El Faro en una constante revalorización por la intensa actividad de campeonatos de deportes náuticos e inversiones del Estado, que ya sonaban como la costanera, la ambición de muchos se encendió.

La Comunidad Campesina de San Pedro de Lloc encontró aquí un espacio propicio para engrosar los ingresos de algunos dirigentes y se festinó buena parte de la franja costera. Obviamente otros intereses volvieron a reavivarse.

En el año 2015, Famayo S.R.L. intentó pagar el impuesto predial del terreno que estuvo abandonado por más de 20 años. La gestión del ex alcalde Aldo Navarro Sarmiento ni inscribió a FAMAYO S.R.L. como contribuyente, ni aceptó el pago que se pretendía hacer. La empresa recurrió entonces al Tribunal Fiscal pero no tuvo resolución favorable. La MDP había señalado que el terreno que se invocaba como propiedad de FAMAYO S.R.L. era de propiedad municipal y estaba contenido en la Partida Electrónica 11001347 en Registros Públicos.

De esa partida electrónica, la MDP ya había independizado tres áreas frente a las costas de Pacasmayo, en la zona camino a la Playa El Faro: 1. El Lote 9 llamado urbanización, El Pacífico. 2. Sector 10, llamado El Trapecio. Y la franja de la vía costanera – expansión urbana. Cada una con su partida registral en SUNARP, propiedad de la MDP.

EL LADO OSCURO DEL TRÁMITE

La historia tuvo un vuelco inesperado en el 2019. Con la gestión del alcalde César Milla Manay al frente, y con el personal de confianza que trajo, sucedieron sospechosos hechos, y que afectan los intereses públicos.

En los primeros días de marzo, FAMAYO S.R.L. a través de su representante Hugo Gonzalez Díaz, solicita la independización de las áreas que supuestamente conformaban el terreno que les fue "vendido" por Vera Palomino, en el año 1991. Se pretendió extraer de las tres áreas municipales independizadas, El Pacífico, Trapecio y Vía Costanera, un área que correspondía a las 7.6 Ha vendidas por Vera Palomino. Sus pedidos encuentran respuesta positiva de la oficina de Desarrollo Urbano de la MDP que dirige Martín Grados Rodríguez.

Con fecha 8 marzo 2019, Didu emite tres resoluciones, la 08-2019-SGDU-MDP, la 09-2019-SGDU-MDP, y la 10-2019-SGDU-MDP; y el 14 marzo 2019, la misma Didu emite la 12-2019-SGDU-MDP; y se da pase a que FAMAYO S.R.L. pueda ir a Registros Públicos a inscribir los 76 mil m2 que la MDP reservó por años.

Seis semanas después, el 24 abril 2019, el alcalde Milla Manay anula las cuatro resoluciones que emitió su subgerente de Desarrollo Urbano en favor de FAMAYO S.R.L. Es necesario detenerse aquí porque esas resoluciones, favorables a FAMAYO S.R.L, contenían informes de asesoría jurídica de la MDP, que expresamente señalan que los documentos de FAMAYO S.R.L, “se encuentran conformes para efectos de la correspondiente inscripción registral”. Sin embargo, cuando el alcalde Milla anula las resoluciones de Didu, se hace alusión a otro informe de asesoría jurídica, que advierte que Grados Rodríguez incurrió en infracción al emitir las resoluciones a favor de FAMAYO S.R.L. y recomienda anularlas. Sin duda, se tiene que explicar esta situación que ocurre dentro de la misma municipalidad y con el personal de confianza de Milla.

Entre las resoluciones anuladas, la 12-2019-SGDU-MDP, aprueba la acumulación de las tres áreas que pretenden recomponer ahora las Ha 7.6 que FAMAYO S.R.L. busca inscribir en Registros Públicos, sin embargo se desconoce si logró su propósito. Aunque no esté consumada la inscripción, ha conseguido lo que no pudo en la gestión del ex alcalde Navarro, que se le inscriba en la municipalidad como contribuyente y se acepte el pago por lo menos de parte del predial que supuestamente adeuda.

DUDAS QUE SUBSISTEN

Es válido, a estas alturas, preguntarse si el personal de confianza, que ha llegado a los puestos claves en la MDP, responde a la confianza del alcalde Milla Manay, o a otro. Lo cierto es que tras la decisión de Milla de anular lo actuado a favor de FAMAYO S.R.L, el personal involucrado sigue en sus puestos. Y el daño que se ha infringido contra Pacasmayo aún está por determinarse.

La resolución de nulidad emanada del despacho de alcaldía solo devuelve los expedientes de FAMAYO S.R.L. hasta el estado en que se deben resolver sus pedidos por la oficina competente. Si Didu ha validado todo, incluso con informes de Asesoría Jurídica, los expedientes podrían aún seguir el camino “competente”.

Según se ha conocido, en los expedientes de independización se adjunta una constancia negativa de catastro (030-2019 del 18 de marzo), cuando para cada independización se requiere una. Los expedientes sometidos a una rigurosa revisión pueden revelar aún más.

Más allá de la tramitación administrativa, en la franja costera ya se ha instalado un cerco de palos y alambre. Además hay uno sino dos portones de palos con letreros de Propiedad Privada de FAMAYO S.R.L. en el camino a la playa El faro, sobre los 200 metros de Dominio Restringido, e incluso sobre los 50 m. a partir de la línea de alta marea calificada como inalienable e imprescriptible por la ley 26856.

En la MDP, se desconoce si se ha instaurado proceso administrativo a quienes resulten responsables de estos hechos que, como cita el alcalde en su resolución, por haber “contravenido la norma de la materia”. Es un misterio si otros hechos similares se han producido beneficiando ilegalmente a administrados “suertudos”. Peor aún, si no hay una investigación severa, no se puede conocer si hay o no el brazo de una organización criminal de tráfico de terrenos incrustado en la MDP.

COMITÉ DE TURISMO SE REUNIÓ

El viernes 26, el Comité de Gestión de Turismo de Pacasmayo, tuvo programada una sesión. La convocatoria a la reunión había sido formulada por el alcalde Milla, quien preside el Comité, sin embargo Milla Manay no asistió. El Comité, conformado por autoridades y representantes de diversas organizaciones de la sociedad civil, sigue atentamente el proceso del proyecto del Mejoramiento del Malecón Grau que financiará Plan Copesco y la temática del intento de titulación relacionado a las resoluciones anuladas era punto ineludible en la reunión.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario