Pacasmayo  |  

Versiones de Presuntos Intentos de Secuestro se Esparcen y Causan Preocupación


Un rumor muy similar al caso de los “pishtacos”, que supuestamente secuestraban niños y les extraían los órganos, que degeneró en un día de violencia contra la comisaría de Huaycán, sin que existiese ni un solo caso real, se está esparciendo en nuestras ciudades. La Policía Nacional asegura que no existe ningún caso reportado y ha llamado la atención e incluso advertido que fomentar rumores que alteren la tranquilidad ciudadana son pasibles de denuncia.

Sin embargo la tranquilidad es difícil de reinstaurar y no depende exclusivamente de la policía, sino también de una respuesta ciudadana responsable. Corresponde a quienes tengan conocimiento directo de los hechos denunciar y colaborar en la captura de los presuntos delincuentes; de lo contrario se debe evitar la diseminación de rumores o de hechos falsos, o sin confirmar.

Últimas Noticias atendiendo a la preocupación ciudadana, expresada especialmente a través de redes sociales,   intentó verificar las versiones que circulan; y además acudió a dos de los principales actores del fomento de la persuasión y tranquilidad de nuestras comunidades: la Policía Nacional y el Poder Judicial. 

La primera institución por el rol de la prevención y reacción ante una amenaza a la seguridad pública y a la segunda por su rol sancionador cuando un ilícito es cometido. Saber cuál puede ser la pena para un secuestrador puede ser tan disuasiva como una acción preventiva impulsada por la colectividad u otro agente ciudadano.

TRES SUCESOS

El 9 de noviembre, Irwing Fernando Peña Gonzáles, pacasmayino residente en Lima, compartió una experiencia vivida por su suegra y su menor hija en el sector Ramón Castilla. 

Según ha narrado a Últimas Noticias, su suegra le contó que fue con la menor a comprar en una bodega cercana. La niña habría pedido comprar unas papitas rellenas en otro negocio cercano al primero. Estando allí, según su versión, una mujer habría descendido de una camioneta negra con lunas polarizadas y por la fuerza habría pretendido llevarse a la niña, gritando que era su hija. En la camioneta había dos hombres.

Entre el jaloneo y la reacción de los vecinos que conocen a la menor, por ser del vecindario, la mujer desistió de su pretensión, subió a la camioneta y huyeron con rumbo desconocido.

Luego del incidente, Peña Gonzáles asegura que su suegra se dirigió a la comisaría de Pacasmayo, pero no le recibieron denuncia, ni anotaron incidente.

En redes sociales un nuevo caso se pone de manifiesto, se señala habría sido en camino entre La Palmera y el Terminal Terrestre de Pacasmayo. Una internauta asegura que a su sobrina,  una escolar, intentaron subirla a un auto gris moderno. 

Este caso tampoco figura como incidente en la policía, y no ha sido posible verificar, aunque existe el testimonio reiterado de la denunciante que está segura de lo que vio, dando datos generales del vehículo y de ocupantes. Pero no se pudo registrar la placa del vehículo.

A raíz de estos dos hechos, una vecina de Pacasmayo rememoró lo que vivió en el verano. Asegura que dos jóvenes universitarias pacasmayinas, residentes en las inmediaciones del barrio José Olaya – Sarmiento, fueron interceptadas por unos sujetos en una camioneta oscura de lunas polarizadas. Según contó la madre de una de ellas, les preguntaron dónde quedaba la calle Federico Llonto. Las jóvenes indicaron la dirección que debían tomar, sin embargo los sujetos les pidieron que suban a la camioneta para que les ayuden a ubicar una dirección. Este pedido habría sido oído por una vecina que lanzó un grito a los hombres de la camioneta diciéndoles, “la calle que buscan está a tres cuadras, vayan ustedes solos, pará qué quieren que suban las chicas”. Los sujetos se alejaron del lugar. 

¿Son estos casos intentos de secuestro?

pacasmayo.jpg?mtime=20171127232356#asset:74130


HACER FRENTE AL DELITO

Por lo general hay un concepto extendido en la población de que en las comisarías o unidades policiales no se reciben las denuncias o llamados de emergencia ante presuntos actos delictivos o delitos en curso. 

En el caso de Peña Gonzáles, indica que su suegra fue a la comisaría de Pacasmayo, pero no se le atendió. Para despejar algunas dudas, Últimas Noticias buscó la versión policial y un vocero del Departamento de Investigación Criminal de Pacasmayo hizo precisiones que vale la pena tener en cuenta y compartir.

En primer lugar señaló que no se ha tenido ningún reporte o denuncia relacionada a intentos de secuestro o secuestro de menores. 

Nuestra fuente autorizada indicó que por el contrario, toda persona que tenga conocimiento, información o denuncia está en el derecho de ser orientada y atendida de acuerdo al procedimiento regular. 

“La Policía Nacional del Perú está en la obligación de escuchar, evaluar y tomar medidas. Sin embargo debemos reiterar que hasta la fecha no se ha producido ninguna denuncia reporte o incidencia de ese tipo, por lo menos durante todo el 2017". 

"Se ha tenido referencia que ha habido casos aislados de robos o intentos de robos utilizando vehículos, desde los que se arrebatan celulares, bolsos, carteras y que han sido reportados a nivel de comisaría”, explicó nuestra fuente.

Últimas Noticias replicó, si fuera el caso de que un ciudadano no es atendido en una comisaría, ¿qué debe hacer para que se le atienda?

La fuente policial precisó: “Todo ciudadano puede acercarse a una dependencia policial y debe ser atendido adecuadamente por el personal de servicio. Si no es así, se puede acercar al jefe de la unidad o en todo caso acercarse a la oficina de disciplina que funciona en la segunda planta de la División Policial Pacasmayo y detallar dónde y quién no le ha atendido. De acuerdo a las circunstancias, se les va a otorgar la atención y orientación necesaria”.

NO COMPARTIR RUMORES 

Pero el esparcir rumores en las calles y redes sociales solo alimenta la preocupación y no aporta a despejar la duda o la amenaza. 

El vocero policial manifestó: “Si un ciudadano ve o conoce de un caso que pudiera parecer un intento de secuestro o un delito en curso, no debe dudar, debe acercarse a la comisaría o dependencia policial más cercana y poner de conocimiento de los hechos. Si es un hecho en tentativa o consumado lo puede hacer también directamente en el departamento especializado, en este caso Depincri - Pacasmayo, siempre que el caso sea en la jurisdicción de la provincia de Pacasmayo”.

division-policial.jpg?mtime=20171127222007#asset:74118


ALERTA Y A AYUDAR A RESOLVER

“Si hay una situación en la que se ve a personas en actitud sospechosa, deben comunicarlo a cualquier unidad policial, el Escuadrón de Emergencia. Las personas deben ayudar a que estas situaciones se resuelvan. Es preferible no esparcir un rumor sin sustento. El ciudadano que observa una situación sospechosa o la tentativa de la comisión de un delito, debe tratar de captar mediante cualquier medio el incidente, o simplemente memorizar o anotar la placa o características de los vehículos o las personas que están supuestamente inmersos en un ilícito y reportarlo a la policía. Esto va a ayudar en la movilización efectiva de la policía para ubicar a los presuntos delincuentes o descartar la situación de riesgo”, explicó el agente policial.

HAY RESPONSABILIDAD

En tanto existan evidencias de la posible comisión de acto delictivo, valdrán todas las precauciones y ayudas para detener el hecho. 

Sin embargo, la fuente policial advirtió que  si se difunde el rumor sin sustento y con el solo fin de ganarse más “Me Gusta” en las redes, podrían tener consecuencias legales. 

“Debe tenerse en cuenta que hay acciones penales, evaluando las circunstancias o comportamiento del autor. Se les puede denunciar por atentar contra la tranquilidad de las personas.”

Debe recordarse que a fines del 2016, en el caso de los “Pishtacos”, la policía ubicó, detuvo y denunció a un sujeto por fotocopiar y distribuir el supuesto identikit de delincuentes que supuestamente extraían órganos a los niños. El sujeto en su defensa dijo que quería alertar a la comunidad preocupado por lo que “la gente dice” en las redes. Su "buena intención" lo llevó a enfrentar un proceso penal.

CUIDAR NIÑOS SIEMPRE

La fuente policial señaló que “a los niños se les debe cuidar y proteger en todo momento. No porque haya un rumor de supuestos secuestradores. En todo momento se les debe mantener en contacto o bajo seguimiento. A dónde van, con quién están, a qué hora salen y llegan adónde se les envía si van acompañados de un familiar o conocido. Es un tema de cuidado regular y permanente el tomar precauciones. El solo hecho de cruzar una calle solos ya los pone en peligro. Debe protegérseles, sobre todo a niños pequeños”. 

Añadió: “Ahora debe tenerse cuidado, porque en esta época que ya es fin de año muchos menores que a veces no tienen el acompañamiento de los padres en todo el año, terminan reprobados en el colegio y se dan casos que intentan escaparse. Hay esos hechos. Se deben analizar y tratar antes de que se llegue a una situación que podría parecer un delito cometido por terceros”. 

Finalizó invocando a la población a tener calma pero no bajar la guardia. “Reiteramos, no se han registrado casos de intentos de secuestro, ni secuestro de niños. Hemos visto que se ha venido comentando en redes sociales que están raptando niños o secuestrando niños para pedir recompensas o para sacarles los órganos. No hay tal cosa. En todo caso, si se presume un hecho de esas características, el ciudadano responsable debe memorizar o registrar la mayor cantidad de datos del caso y reportarlo inmediatamente a la policía”.

Prensa

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a prensa@undiario.pe y síguenos en @UNDiario