San Pedro de Lloc  |  

Prisión Preventiva para Chofer de Emtrafesa por Muerte de Niña que Atropelló

Accidente Emtrafesa 2


Si en múltiples ocasiones ciudadanos han criticado el modo de conducir de algunos choferes de Emtrafesa, en esta oportunidad el juez de Investigación Preparatoria de la Provincia de Pacasmayo, Luis Alejandro Pérez León, lo evidenció en un caso de homicidio culposo y por ello impuso medida de prisión preventiva contra un conductor de esa empresa, que la tarde del 26 de diciembre atropelló y mató a una menor en la vía de evitamiento.   

La pena que le correspondería sería de 6 años de prisión y el pago de una reparación civil, si es que fuera hallado culpable.

El penoso accidente que consternó a la apacible comunidad de la capital provincial ocurrió aproximadamente a las 6:45 de la tarde del 26 de diciembre. 

El día 28 de diciembre se realizó la audiencia de prisión preventiva solicitada por la representante del Ministerio Público, Talý Chayguaque Ventura, contra el conductor del ómnibus, Alberto Teófilo Diestra Meza (57). El cargo, homicidio culposo en agravio de la menor de iniciales T.CH.E.

La defensa del conductor y de los intereses de la empresa fue el abogado Alejandro Gil Chávez.

EL PENOSO ACCIDENTE

Según las investigaciones, el accidente se produjo a las 6.45 de la tarde del 26 diciembre a la altura del Km 669.800 de la carretera Panamericana, Vía de Evitamiento, San Pedro de Lloc. El ómnibus de placa T7D 956, conducido por Alberto Teófilo Diestra Meza, se dirigía de norte a sur. El conductor señaló que a 10 metros del primer impacto, vio a dos menores parados en la línea divisoria entre la berma y el carril izquierdo. Dijo que no pensó que los menores intentaran cruzar la pista, sin embargo de pronto la menor de iniciales T.CH.E. lo hizo, y fue arrollada cuando cruzaba sobre su carril. El cuerpo de la infortunada niña fue arrastrado aproximadamente 36 metros donde quedó finalmente. El bus se detuvo a unos 100 m. del punto de impacto.

Accidente Emtrafesa

EL JUEZ ANALIZA

El juez Luis Alejandro Pérez León analizó los hechos. “El fallecimiento de la menor se encuentra acreditado en autos, sin embargo la defensa señala que no se dan elementos de convicción debido a que señala que no hay la prueba principal para determinar responsabilidades como es en esta clase de eventos. Estamos ante la imputación de un homicidio culposo. La prueba medular, señala la defensa es el peritaje. Al no existir peritaje, no se puede determinar el factor predominante del accidente. Según la defensa, el Ministerio Público habría hecho afirmaciones subjetivas”, precisó el juzgador.

El magistrado explicó el caso. “Primero, como lo ha señalado el Ministerio Público, para la prisión preventiva no se exige que se tenga la certeza de la imputación, solo que exista un alto grado de probabilidad de la ocurrencia de los hechos. La certeza corresponde a otra etapa del proceso, que es la sentencia. Acá solo se debe ver si los primeros recaudos dan alto grado de probabilidad de la imputación”, inició el juzgador.

En la vasta experiencia acumulada en estos casos, el juez analizó. “La discusión es si el imputado infringió o no las reglas de tránsito, para considerar un homicidio culposo agravado, previsto en el Código Penal. El chofer ha señalado que tiene varios años de experiencia, y ha recalcado que si hubiese frenado bruscamente, no solamente hubiese estado en juego la vida de alguna persona, sino también la vida de las personas de un bus completo de pasajeros de 55 a 60 personas. Así lo señalan”, indicó el magistrado.

Añadió: “El art. 160 del Reglamento Nacional de Tránsito señala que el conductor no puede conducir a una velocidad mayor a la razonable y prudente, bajo las condiciones de transitabilidad existentes en una vía, debiendo considerar los peligros presentes y posibles. En todo caso, la velocidad debe ser tal que le permita controlar el vehículo para evitar accidentes. Para comprender mejor, debemos situarnos en el lugar del evento. Vía circunvalación de San Pedro de Lloc. No es que exista una casa, dos casas. Desde la terminal de Emtrafesa hasta la primera curva todo es viviendas. Todo es un centro poblado, hay población a ambos lados, incluso volteando (la primera curva desde la terminal de la empresa) existen dos AAHH que fueron afectados por el Niño Costero. Todo es centros poblados. ¿Qué señala el reglamento? El propio procesado señala, tiene sus límites de velocidades. En este caso es 45 km/h. ¿Y qué señala la ley?, debe conducir de modo que permita controlar el vehículo. Evitar accidentes. Si hubiese sido en el desierto, en el Chilco, estoy manejando a 90 km/h, se cruza alguien, bueno; pero aquí estamos pasando por un centro poblado”.

EXCESO DE VELOCIDAD Y MUERTE

Añadió en su análisis. “Ahora, según el croquis adjunto en el parte policial, efectivamente el procesado hace una maniobra y pretende salir de la pista a la berma. Está en el croquis, en las fotografías. El primer impacto se produce en la línea divisoria de la berma. Hay un dato adicional, no había ningún carro ni de ida ni de vuelta. No había ningún carro, y es por ello que habría tomado velocidad. Desde el punto de impacto hasta que se detiene son 100 metros. Si hubiese conducido a 55 km/h, como dice el inculpado, se hubiese detenido rápidamente. Quienes conducimos vehículos sabemos que una velocidad de 55 Km/h es perfectamente maniobrable. A 55 km/h se habría producido una frenada brusca, pero no se hubiera producido una muerte. Hubiese provocado solo un fuerte remezón en los pasajeros. Claro, que si estoy conduciendo a más de lo permitido por ley y si freno, necesariamente podría ocurrir un accidente. Estas evidencias no necesitan peritaje. No es la primera vez que tenemos esta clase de accidentes por acá. El peritaje solo va a corroborar que se condujo a una velocidad mayor a la permitida”.

Amplió detalles, “tenemos 36 metros de arrastre del cuerpo, señores. Un impacto a 55km/h, ¿va a provocar 36 metros de arrastre? El impacto sería directo y queda allí. No se necesita peritaje para demostrar que iba a excesiva velocidad, dentro de una zona urbana, que la ley prevé en 45km/h como máximo. Se ha infringido el Reglamento Nacional de Tránsito”, abundó.

¿HABLANDO POR CELULAR?

El juez mencionó un detalle que deberá ser investigado. “Hay otro indicio revelador en este caso. El accidente de tránsito ocurrió, según las investigaciones, aproximadamente a las 6.45 p.m. Ese día, minutos antes, a las 6.38 hay una conversación telefónica del conductor. Sabiendo que está prohibido tener conversaciones telefónicas para los conductores. Esto debe ser materia de investigación, pero llama la atención que se haya producido una llamada a minutos, o puede ser en el mismo momento del accidente”.

LA POSIBLE PENA

El juez Pérez León fue conciso al señalar que la pena para este tipo de delito es de 4 a 8 años. En este caso, al ser la víctima menor de edad la pena se sitúa entre 5 años 3 meses y 6 años 6 meses, sanción que supera los 4 años previstos para prisión efectiva.

UNA VIDA NO ES MERCANCÍA

Un hecho que produjo el total rechazo del juez fue que se haya deslizado que la empresa para la cual trabaja el conductor acusado de homicidio culposo, tiene una póliza de seguro y que ello debería ser tomado en cuenta a favor del procesado. 

El juez fue enérgico al tocar este punto. “Se menciona que hay una póliza de seguro que cubre los gastos del accidente. Señores, no estamos ante una mercadería. 'Ya maté, aquí está la póliza'. 'Pago y chau, me voy'. Nosotros somos conscientes de la empresa Emtrafesa… los que manejamos y usamos la Panamericana… cuántas veces sacan a los vehículos, invaden carriles… es una constante. No estamos contra la empresa pero los que conducimos, lo vemos. No podemos permitir que se vea esto como una mercadería. Una menor, una persona muere, 'señor aquí tengo la póliza, pago, con la familia me arreglo' ¿Y se acabó? Esto no es así. Si hay póliza deberá reparar el daño, independientemente de la sanción penal que se imponga en una sentencia, que no es este acto. Por lo tanto, no es un argumento válido que se tenga una póliza y se va a pagar. Sí señor, tendrá que pagar”.

El pedido del Ministerio Público fue acogido por el juez Pérez León y se impuso medida coercitiva de 5 meses de prisión preventiva para concluir las investigaciones, se inicie el juicio y se imponga una pena de acuerdo a las responsabilidades halladas.

La representante del Ministerio Público se mostró conforme con la medida, en tanto la defensa del chofer anunció que apelará la decisión del juez.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a prensa@undiario.pe y síguenos en @UNDiario