Hundimiento de la Fragata Chilena “ La Covadonga”


En 1842 nacía en San Pedro de Lloc el Teniente Decio Oyague Neyra, y fue ascendido a Alférez siendo aún cadete por su acción heroica en el Combate del 2 de Mayo de 1866 en el Callao contra la flota española.

La Guerra con Chile se incia en abril de 1879. El 8 de octubre de ese año el “Huáscar” con Grau y su tripulación se inmolaron en Angamos en un combate contra 6 unidades chilenas. Es el punto de quiebre de la Guerra del Pacifico. Nuestras costas quedaron a merced del enemigo. El sanguinario Lynch asolaba todos los puertos del norte, incluyendo Pacasmayo y pueblos aledaños.

En el Callao se prepararon minas tipo torpedos para ser usados contra las naves que acosaban el litoral, camuflándolas en embarcaciones menores con ingenios técnicos para que explotaran al ser manipuladas. Se hundieron dos buques enemigos.

La fragata “Covadonga” y la “Pilcomayo” merodeaban los puertos del norte medio, entre ellos Chancay, para destruir el sistema ferroviario que permitía el abastecimiento logístico de Lima, núcleo de la defensa del litoral.


23 juli 2012 donacion juan decio oyague neyra a MPP 3

En ese escenario se preparó otra mina-torpedo para usarlo en la Bahía de Chancay. Pero por esas cosas del destino, el hombre encargado de llevarlo hasta ese puerto falleció en una acción naval dos días antes de lo previsto para este operativo. Urgentemente se buscó un reemplazo. Escaseaban los oficiales. Se ubicó a Decio Oyague Neyra, quien por esas cosas del destino, por una seria enfermedad que padecía, había sido cambiado a Paita y debía viajar el día 11 de septiembre. Al ser comunicado sobre esta misión calló sobre esta situación y asumió la tarea.

Definitivamente los héroes nacen y se hacen en momentos como este.

La embarcación finamente acabada debía ser llevada remando toda la noche desde Ancón a Chancay. El torpedo había sido hábilmente camuflado en la parte baja de tal manera que a simple vista no podía ser vista. Decio Oyague y otro tripulante llegaron en la madrugada del 13 de septiembre de 1981 a la Bahía de Chancay a unos 200 metros de la playa y lo amarraron a una vieja barcaza, nadando luego hasta la playa.

Luego se pasaron largas horas esperando que el enemigo se acercara. A eso de las 3 p.m. se vislumbró la “Covadonga”. Desde esta divisaron la barcaza. Hermosa y tambaleándose con las olas. Despertó su codicia. Y decidieron subirla a bordo para llevársela.

En cuanto iniciaron su izamiento, se produjo una tremenda explosión que en minutos llevó a la “Covadonga” al fondo del mar, pereciendo su comandante y muchos tripulantes, otros llegaran nadando a la playa donde fueron auxiliados por los lugareños.

La misión estaba cumplida. Anecdóticamente, el 13 de septiembre Chile celebraba su aniversario patrio. Decio Oyague, luego de este episodio, fue ascendido a teniente y quizá por el esfuerzo que hizo en el viaje de Ancón a Chancay en el frío invierno del litoral, falleció al año siguiente un 14 de enero de 1882.

Su efigie en la plaza que lleva su nombre en San Pedro de Lloc, recuerda a todos los que por ahí pasan, que su imagen siempre será la de un héroe que murió anteponiendo su vida al honor de su patria.

Voz de

Contralmirante Eduardo Reátegui Guzmán - Vice Presidente de la Sociedad Geográfica de Lima