El Valle Jequetepeque 280 Años Atrás

1720 Img 001

El Bicentenario de la Independencia, un slogan que hemos venido escuchando y leyendo en los últimos años. El esfuerzo por celebrar un hecho trascendental en la historia del Perú, como es la independencia, es importante para todos los peruanos. Pero, nuestra historia, la microhistoria o la historia de los pueblos también son hechos trascendentes, mucho más si se ha perdido con el devenir de los tiempos.

En la búsqueda por devolver a todos los sampedranos y a los hijos del valle Jequetepeque una parte de su historia es que presento una serie de hechos que fueron escritos hace tres siglos. Es una parte de los documentos que descansan alrededor del mundo, contando la historia de quienes vivieron en este mismo territorio, pero mucho tiempo atrás.

En la década de 1730, en un viaje realizado por varias provincias de América, se describió hechos importantes de las provincias de Zaña y Lambayeque. Dentro de este territorio se encontraba lo que hoy conocemos con la provincia de Pacasmayo y el valle Jequetepeque.

Describe - en general - estas dos provincias como “benignas” con clima cálido y seco. Respecto a hechos relevante indica que el “Pirata Eduardo David llegó al puerto de Chérrepe”. Según este manuscrito, el pirata desembarcó con 72 hombres, entre ingleses y franceses. A pesar de la lucha, David venció, “saqueó a la villa de Zaña, Santa y Pisco y otros lugares causando graves perjuicios en estos mares. El vulgo ignorante del origen de estos piratas los llamó Filibustiers, correspondiendo la voz como quien dice, gente venida de Finibustier”. Un elemento para tener en cuenta es la palabra “filibustero” que según la Real Academia Española (RAE) tiene entre una de sus definiciones a filibustero como: “Pirata, que por el siglo XVII formó parte de los grupos que infestaron el mar de las Antillas”.

Otro hecho de singular importancia se ubica en Zaña en 1720: “día 15 de marzo de dicho año saliendo el río de su causa mediante el argumento que había recibido, inundó por la noche la villa, que no hubo templo ni casa que no desbaratase, excepto la Iglesia mayor que ha podido repararse. Los moradores prontamente ocurrieron a las faldas del cerro inmediato, luego que empezaron a sentir el estrago cuya duración fue solo de cuatro horas, pero ha quedado perpetuamente”. Es otro de los hechos que se recogen en estos manuscritos. Dentro de lo recogido y la diversa información que he podido recopilar en casi dos años, este documento presenta una descripción muy rica de inicios del siglo XVIII, solo comparables con los que he podido encontrar de Baltasar Jayme Martinez Compañón.

En términos generales esa es la historia que se describe en las primeras hojas de este apartado de las provincias de Zaña y Lambayeque. Sin embargo, no es lo más significativo. Esta expedición recorrió todo el territorio comprendido por las provincias antes mencionadas. Esta manera se describen los distritos que conforman el valle Jequetepeque:

1720 Img 003

PUEBLOS DE CHEPÉN Y GUADALUPE

Este pueblo distante una legua del anterior y ocho de la villa tiene 64 indios 55 indias son sus hijos 20 y sus hijas 21 ocupan en sembrar maíz, frijol y arroz es añejo y perteneciente a este, el asiento y santuario de Guadalupe con una legua de separación el que está situado en el valle de Pacasmayo y se dirá brevemente quien y porque se fundó un convento de San Agustín… Asisten al presente seis o siete religiosos con su prior que se mantienen del producto del maíz y trigo que siembran como también de los arroces y tabacos que recogen tiene el convento una tina de hacer jabón y cordobanes, con muy pocos esclavos. Y se sirvan los religiosos de los indios que allí se han avecinado. Las tierras que se nombran Limoncarro, Jesús y Lurifico están arrendadas y producen los efectos ya referidos y de los tres sitios se podían formar tres haciendas de mucho valor y estimación... Anteriormente era el santuario (que está muy maltratado) la universal devoción de los fieles, pero al presente han decaído el fervor y peregrinación que hacían de grandes distancias.

El vecindario se compone de 168 personas españolas entre hombres y mujeres los que poseen 38 esclavos y de los mixtos y otras condiciones hay 61 personas de ambos sexos. Y juntamente se han agregado 128 indios e indias. Estos pagan de tributo a el año a razón de 11 pesos 5 reales como también los de Chepén. El párroco de ambos pueblos es un religioso de San Agustín que reporta anualmente más de 20 pesos, administra sacramentos en las haciendas siguientes.

HACIENDA DE CHAFÁN

La hacienda de Chafán distante dos leguas del Pueblo de Chepén es propia de don Manuel Estevez. Labra azúcar, aunque es corta cantidad con 15 esclavos y recoge trigo y arroz.

HACIENDA DE TALAMBO

La hacienda de Talambo distante dos leguas de Guadalupe, pertenece al convento y colegio de San Ildephonso de Lima, fue de grande aprecio y decrecidas utilidades y al presente se halla en mucha decadencia y la administra un religioso con doce esclavos. Recoge algunos maíces y mantiene muchos ganados.

PUEBLO DE GEQUE-TEPEQUE Y SAN JOSÉ

El pueblo de Geque-tepeque contiguo al camino Real dista de Guadalupe tres leguas, inmediato a las playas marítimas se compone de 293 indios e indias. El Pueblo de San José es anexo al antecedente y tiene 115 indios e indias. Pagan de tributo al año 12 pesos 3 reales fue doctrina de los religiosos de San Agustín y al presente en virtud del nuevo orden de Su Majestad se incorporó a la clerecía. El cura goza de sínodo 549 pesos 4 reales anuales y reporta con las observaciones 10 pesos. Se ocupan dichos indios en sembrar maíz, anís, frijol, garbanzos y arroz. Al cuidado de los de San José están las balsas y canoas, en tiempo de aguas en la sierra para el transporte de los viandantes por el río que viene del valle de Condebamba provincia de Huamachuco y de las quebradas y serranías de el pueblo de San Miguel provincia de Cajamarca. El pueblo dicho tiene un puerto nombrado Pacasmayo, peligroso por su tasca al que no llegan embarcaciones por falta de comercio.

Administra sacramento el cura en la hacienda siguiente.

1720 Img 001

HACIENDA DE TECAPA

La hacienda de Tecapa propia del convento de Guadalupe que no tiene operarios esclavos sino jornaleros es trapiche de hacer azúcar, aunque de cortos aprovechamientos que la administra un religioso.

PUEBLO DE SAN PEDRO DE LLOC

El Pueblo de San Pedro de Lloc visto en el camino Real distante de Guadalupe seis leguas termina con la provincia de Trujillo al sur-este, tiene 754 indios e indias. Pagan de tributo a el año 12 pesos 3 reales hay 23 familias de Españoles y 40 de mixtos se ocupan en sembrar maíz, trigo, arroz y otras ...

Es doctrina de religiosos de San Agustín y tiene de sínodo anual 549 pesos 2 reales y con las obtenciones reporta 19300 pesos.

HACIENDA DE TOLÓN

En el territorio de la hacienda antecedente se halla de Tolón perteneciente a los herederos del conde de Lemos que está desolada y sin cultivo. Este pueblo se aparta del de Paiján 10 leguas camino real el que pertenece ya al corregimiento de Trujillo en cuyo intermedio se dividen las jurisdicciones.

Al final de esta descripción se ocupan de varias “advertencias y conclusiones” entre los que destacan Reales Decretos de 1708, 1711, 1713, 1735, agosto de 1738 y mencionan un último: “últimamente por Decreto de 10 de noviembre se entregaron 40 pesos”. De esta manera y aunque no tiene fecha el documento se puede concluir que todo el recorrido se hizo entre los años 1738 y 1739.

1720 Img 002

ADVERTENCIAS Y CONCLUSIONES

No hay en toda la Provincia mineral descubierto de oro, plata, azogue ni otro metal ni yerba medicinal que no sea común en varias partes.

La provincia no tiene bienes de comunidad de indios según lo previenen las ordenanzas del Perú y solo tienen los indios tierras de repartición que les señala Su Majestad para su subsistencia, menos a los pueblos de Chérrepe y Santa Lucía, Y así estos pagan menos pensión o censo personal a el año y esto mismo se observa en todo el reino respecto que no gozando tierras es menos el ... (inintelegible).

En cada pueblo hay dos alcaldes indios, juez de aguas, prior y cuatro regidores que se eligen anualmente por los que finalizan sus empleos cuya elección confirma y aprueba el corregidor según ordenanzas y observación de el Reino.

Tanto el apartado de Advertencias y Conclusiones tiene varios párrafos. Pero por tema de extensión he colocado los más significativos. El último párrafo indica que en cada pueblo existen dos alcaldes. Esto no es solo en estas dos provincias, sino en el virreinato en general. Por lo tanto, se descarta la idea que se tiene del “primer alcalde” de San Pedro de Lloc. La capital provincial como los pueblos formados desde el virreinato han tenido muchos alcaldes que han sido elegidos por el mismo pueblo. Dentro de la recopilación e investigación hecha he podido encontrar muchos nombres. pero no hay los suficientes para poder hacer una relación de un determinado siglo. De la misma manera pasa con los religiosos, no hay una relación completa de todos los que se han desempeñado en un solo pueblo.

Para finalizar es bueno aclarar que en la descripción general de este manuscrito y otros que describen hechos de varias partes de América, la data que es fechada indica 1720. Lo que indicaría que el viaje duró muchos años y – además – que las zonas que visitaron reflejarían que estuvieron por varias semanas y hasta meses.

Voz de

Eduardo Isla Hernández