Cinco Años Sin Joel Quiroz

Joel Quiroz Vasquez 2014


Este 30 de diciembre se cumple cinco años del asesinato de Joel Quiroz Vásquez, y es imposible olvidar tanta entrega y coraje. Mártir de la lucha cssontra la corrupción, esa corrupción que él la hizo visible y la venció en Chepén. Ahí están las sanciones, inhabilitaciones y condenas judiciales que el populismo y las artimañas no pudieron impedir.

Vencer a los corruptos fue su condena de muerte, pero su memoria y dignidad son impecables. Joel Quiroz, es y será una interpelación constante a nuestra conciencia de qué hacemos para no convivir y ser cómplices con la corrupción.

Cinco años, y aún no están los nombres de quienes son los autores intelectuales y materiales de este crimen. Otra muestra de miles, que en nuestro país tenemos una policía y un Ministerio Público tan deficiente que hace de la impunidad insoportable. A eso también se enfrentó Joel.

En el 2018, con los casos como Odebrecht y Lava Jato, Perú fue visto como ejemplo de combate a la corrupción en América Latina. A partir de entonces algo de optimismo aparecía para hacer frente a ese fenómeno que nos condena a esa mala forma de vida y hacer negocios. Pero, en las últimas elecciones municipales ese optimismo se diluye porque se elige a los mismos, gente ya sancionada o en proceso judicial.

La provincia de Chepén y sus distritos no escapan a ello. 'Han vuelto' se escucha decir, pero no está Joel Quiroz para hacerles frente. La corrupción necesita un marcaje decidido y constante, donde no hay lugar al auspicio o conveniencia personal. Sin Joel parece imposible.

Un luchador social siempre es urgente. El asesinato de Joel Quiroz nos pone en riesgo como sociedad, su crimen debe ser sancionado. Algún día, cuando tengamos autoridades decentes, se hará un monumento a tanta dignidad.


Tarragona, diciembre 2019

Voz de

Marco Flores Sánchez