Aportes a la promoción de la lectura

Me siento muy reconfortado al observar que lo que se veía como una cruzada quijotesca por parte de quienes estuvimos “arando en el desierto” vaya tomando importancia a nivel de la comunidad cultural y rebalse esos límites para beneficio del pueblo. Me refiero a los intentos que hemos hecho desde casi una década atrás para impulsar y revalorar el buen hábito de leer. Mentiría si dijera que he estado solo en esa ilusión. De ninguna manera. Debo reconocer apoyos como el de este importante diario, y a los alcaldes Oscar Honorio y Aldo Navarro; el primero más decidido que el segundo. Y por supuesto de Infolectura con el incansable Koky Tume, más todos los amigos escritores que siempre vinieron sin importarles los esmirriados presupuestos.

La comprobación de que hemos avanzado se ve reflejada en la serie de actividades culturales que se vienen dando, y creo llegarán al pináculo con la consecución de la Feria Internacinal del Libro de San Pedro de Lloc, y que llevará por nombre Eduardo González Viaña, en homenaje a nuestro más laureado novelista de la actualidad, lo cual constituye no solo un acierto, sino también un acto de justicia y merecimiento.

(Debo sugerir con humildad y ánimo positivo que esta feria debe servir para mostrar las bondades literarias de la provincia. Sus escritores de antaño, sus relatos, narraciones, poesía y novelas; permitiéndonos esto elevarnos por encima de nuestros temores y saltar hacia un real espacio en el tiempo y en la historia que nos corresponde. Conseguida esa meta la feria también debe permitirnos mostrar nuestra riqueza literaria contemporánea, donde creo navegan en el asomo algunos creativos que merecen dar un salto mucho más osado. Todo esto sin negarnos al ingreso de quienes, viniendo de otras latitudes, cumplan con su papel de transculturización literaria, muy importante).

Estoy seguro que la Feria Internacional del Libro de San Pedro de Lloc, marcará un hito en la vida cultural de la provincia y promoverá que la cultura sea un quehacer ineludible para las municipalidades que conforman la provincia. Debemos reconocer que en los gobiernos locales todavía la cultura solo es un cosmético dentro de los discursos de los gobernantes, y debe pasar a ser una herramienta para buscar el desarrollo sostenido. Allí radica la importancia de promover actividades de esta naturaleza.

Espero que la Feria Internacional del Libro de San Pedro de Lloc signifique un movimiento masivo de docentes, padres y estudiantes en beneficio de una nueva óptica educacional que promueva un impulso hacia leer mucho más literatura. Esto confirmaría de alguna manera que cuando sembramos en terreno hostil solo la persistencia permite convertir lo árido en fértil. Para que la feria sea exitosa necesitamos que todos nos despojemos de mezquindades y hagamos un acto de contrición - los que somos de aquí y los que vendrán - con la finalidad de que la palabra se constituya en nuestra aliada por la literatura y la cultura.

Voz de

Víctor Gómez Ruiz