Reclamamos candidatos de conducta intachable



Luego de haber experimentado durante muchos años que los locales municipales, distritales, provinciales, y los de la capital de nuestra patria, están considerados popularmente como panal de rica miel, o como la inagotable vaca lechera.

Y cada vez que la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) anuncia nuevas elecciones municipales, cientos de ciudadanos políticos y no políticos se desesperan, y aun se desvelan, con el fin de conformar su equipo para postular al sillón municipal, dizque para trabajar por el progreso, bienestar de las ciudades.

Es tanta la ambición de querer llegar al sillón municipal que sin haberse inscrito hacen lujosas propagandas, múltiples ofertas, dan regalitos para obtener el voto sin tener en cuenta de que los electores -hace muchos años- estamos cansados de ofrecimientos que a la hora de ejercer el cargo son incumplidos.

Esto para el pueblo es una burla, lo que exigimos, en esta oportunidad, es que los postulantes al sillón municipal sean ciudadanos de CONDUCTA INTACHABLE, con capacidad moral y ética , que reciban y escuchen la voz del ciudadano, que propicien relaciones humanas y que sea reconocido por su trayectoria de buen ciudadano; que no pertenezcan a algún partido político corrupto, credo o religión mal interpretadas. Esto le daría la opción para llegar al sillón municipal.

Se sugiere a quienes aspiran ser los futuros alcaldes y regidores, informen públicamente su plan de trabajo. Y a quienes tengan la oportunidad de ganar en las elecciones del 7 de octubre, que antes de fijarse sus sueldos y dietas, tengan el honor de convocar a una asamblea, muestren el avance de sus gestiones y agradezcan al pueblo que le confió su voto.

Más vale el honor de ser elegido alcalde y quedar en la historia dejando un legado de trabajo, honradez y bienestar para nuestro pueblo de Pacasmayo, que ser un simple servil. A todos los pacasmayinos, pensar para votar; al fin al cabo el voto es secreto.

Voz de

Juan Vásquez Tejada