Lo que nos dejó la Jornada “Eje Vial Alternativo de Integración Regional Pacasmayo – Yurimaguas”


Los días 7 y 8 de mayo, en el marco de los actos del 130 Aniversario de la Sociedad Geográfica de Lima y del Bicentenario del nacimiento del insigne ingeniero polaco, don Ernesto Malinowski, celebramos la jornada geográfica “EJE VIAL ALTERNATIVO DE INTEGRACIÓN REGIONAL PACASMAYO – YURIMAGUAS”.

Este año, la Sociedad Geográfica de Lima celebró su 130 aniversario. Fundada el 22 de febrero 1888, por el Mariscal Andrés Avelino Cáceres, la Sociedad Geográfica de Lima, gracias a la labor permanente  de sus miembros, ha orientado todos sus esfuerzos a vivir su misión, es decir “fomentar y generar conocimientos de las ciencias geográficas, mediante los estudios, investigaciones y actividades académicas que permitan el mejor conocimiento de la realidad geográfica del país, sirvan para la planificación del desarrollo y refuercen la conciencia e identidad nacional”.

Por eso, en esta gran efeméride, la Sociedad Geográfica de Lima se honra de haber tenido entre sus miembros fundadores al brillante ingeniero polaco de puentes y calzadas – don Ernesto Malinowski. Importante es recordar la afirmación del Dr. Juan de Dios Olaechea, “en nuestro país, necesitamos ingenieros como Malinowski”.

Ernesto Malinowski nació como Adam Stanislaw Hipolit Ernest Nepomucen Malinowski, el 5 de enero de 1818 en Seweryny, en la región de Volinia, perteneciente a la Polonia oriental antes de las particiones. Sus padres provenían de la nobleza polaca. El padre y el hermano de Ernesto participaron en el levantamiento de noviembre de 1830 contra Rusia, y la familia perseguida emigró a París. Ernesto Malinowski dejó su tierra natal para siempre. Después de completar sus estudios secundarios, en el Lycée Louis le Grand, uno de los más selectos liceos de París, Malinowski ingresó a la famosa “École des Ponts et Chaussées” (Escuela de Puentes y Caminos) donde se educó como Ingeniero. Al egresar, se incorporó de inmediato al Cuerpo de Ingenieros de Puentes y Caminos, trabajando en varias construcciones en Francia y Argelia. No obstante desde 1845, Europa atravesaba una profunda crisis económica, buscando sus habitantes mejores posibilidades de vida, mientras que Sudamérica, en especial el Perú, conocían años de bonanza económica. Al igual que muchos otros profesionales polacos, franceses, italianos, ingleses y al ser el Perú “una tierra de oportunidades”, Malinowski aceptó la oferta laboral que en 1852 el gobierno peruano le hiciera por medio de su cónsul en París.

El libro “Vida y obra de Malinowski” remitido a los participantes permite entender la amplitud, la creatividad y la excelencia de la obra de don Ernesto Malinowski, reconociendo al héroe del 2 de mayo, al artífice del ferrocarril central andino, ferrocarril más alto del mundo hasta el 1 de julio de 2006, al inaugurar China el ferrocarril Qinghai–Tíbet. Cómo no reconocer lo titánico de aquella obra impostergable, como ya lo había intuido una década antes el presidente Manuel Pardo. Testigos de ella están los 222 kilómetros de vía, los 61 puentes con una longitud total de 1.832 metros y los 65 túneles con una longitud total de 9.140 metros.

No obstante, muchas otras obras ferroviarias han sido diseñadas por don Ernesto Malinowski (814 km de vías, o sea 43.5%del total existente en el país). Mejor que nadie, el ingeniero polaco entendía la importancia de la integración vial para el desarrollo nacional, una integración que incorpora la infraestructura marítima, terrestre y fluvial, y los diversos modos de comunicación. En la jornada, se evocó antiguas y nuevas infraestructuras, necesidades actuales, limitantes y potencialidades, escenarios futuros. Hoy, más que nunca, es clave recordar la propuesta del amauta Don Javier Pulgar Vidal, su regionalización transversal y su apuesta por la valoración de la complementariedad de los territorios. No dudaba en recomendar que debemos detenernos “a considerar el cúmulo urgente de riquezas que se puede extraer de la selva para llevarles al Ande y a la Costa” y viceversa, del mar a la sierra y selva. Por eso, indudablemente debemos valorar la importancia de un corredor económico que una el puerto de Pacasmayo en la costa con Cajamarca, Celendín, Saposoa, el rico valle del Huallaga hasta Yurimaguas, inicio de la navegación fluvial amazónica.

Las dos tardes de trabajo compartido, permitieron compartir diversos aportes, los de los alcaldes provincial y distrital de Pacasmayo,  Roland Aldea H., y Aldo Navarro S., de la Dra. Nicole Bernex, del Dr. Roger Guerra García, del Ing. Zaniel Novoa Goicochea, del CAlm Eduardo Reategui, del Dr. Fernando Roca, del Arq. Christian Arbaiza. Esperamos que impulsen los elementos claves para el ordenamiento, competitividad y sostenibilidad de nuestros territorios, a fin de lograr un desarrollo humano justo y equitativo, sin comprometer nuestros ecosistemas vitales.

Voz de

Nicole Bernex - Presidenta de la Sociedad Geográfica de Lima