Caballo de Paso Peruano en Provincia Pacasmayo: Prudencia para hacer política

Hace algún tiempo tuve confrontaciones en las redes con el señor consejero don Edwin Castellanos. Mi crítica iba no solo hacia él, sino en realidad a todos los miembros del Consejo Regional porque pareciera que no conocen (o las olvidan por conveniencia), sus funciones, y muchas veces por el afán de aparecer públicamente se quieren inmiscuir en las de los alcaldes. Lastimosamente el tiempo me va dando la razón y el señor Castellanos, por ese afán, se ha metido en un menudo lío. 

Sin dejar de expresar claramente que también tenemos parte de culpa de su dislate, debido a que cuando consiguió que una ordenanza regional permitiera a Guadalupe nominarla algo así como la “ciudad del arroz” en el valle las protestas de los alcaldes y de la sociedad civil organizada fue muy tibia. Sabiendo que, en realidad, es todo el valle territorio de arroz, más aun, siendo el suscrito pacasmayino, debo decir que los grandes comerciantes de arroz y los cocineros y chefs  más connotados han realzado siempre el arroz cosechado en tierras sampedranas.

Este tipo de propuestas, que no tienen sino el único interés de cosechar dividendos políticos, al final, son muy malas, pues lo único que se consigue es enfrentar a los pueblos. Resulta que ahora el consejero pretende llevarse para Guadalupe los concursos de caballos peruanos de paso que desde hace tres décadas se realizan en San Pedro de Lloc. Realmente eso es una locura.

Gracias a los dirigentes de la Asociación de Caballos Peruanos de Paso de las Provincias de Pacasmayo y Chepén – Valle Jequetepeque he sido el encargado de la locución de cuatro concursos regionales y un norperuano, (además de un concurso que realizara la asociación de Trujillo por estar la cancha sampedrana en mejores condiciones), por lo tanto algo conozco del trabajo que realizan los criadores y expositores, además de la historia de esta plaza y de su organización.

Para realizar un evento de esta naturaleza se forma una comisión organizadora, un gran equipo, con personas que trabajan en Lima con la Asociación Nacional, a la cual está afiliada la Asociación de nuestro  Valle, es un intenso trabajo antes, durante y después del concurso. Y en eso la experiencia cuenta mucho. 

Los criadores y expositores no solo envían sus ejemplares a los concursos porque los invitas a concursar, analizan en qué condiciones y quiénes son los responsables, averiguan respecto a la organización y se informan respecto al  estado del lugar donde se va a realizar el concurso. La cancha de San Pedro de Lloc, a decir de los criadores y expositores con los que he conversado, es una  (sino la mejor) del norte.

Si el señor consejero ha querido hacer ante el consejo regional un pedido de esta naturaleza, siquiera hubiera conversado con la familia Gleiser, quienes son los más importantes y dedicados criadores y expositores del valle, siendo don Samuel Gleiser, presidente honorario de la Asociación del Valle  y socio vitalicio de la Asociación Nacional, aparte de Juez Internacional.

Por favor señor consejero, sin temor a la rectificación, que es lo más noble y caballeresco en un hombre ¡Retire ese pedido!

Voz de

Víctor Gómez Ruiz