La Drogadicción En Nuestro Tiempo

Escribe: NANCY ESMERALDA SALAZAR GONZALES, docente en Computación e Informática

Extensamente difundida en los últimos años, la drogadicción es una enfermedad estimulada por grandes intereses económicos de personas que sin escrúpulos dañan a personas inocentes y en nuestra época es muy conocido el medio como "narcotraficantes", a menudo con la complicidad de funcionarios del gobierno que comparten los beneficios. La víctimas son sobre todo los jóvenes que, rebelados contra una sociedad injusta que rechazan, por la violencia intrafamiliar, la falta de recursos económicos, sin estímulos laborales, culturales, sociales que proporcionen las ganas de vivir, optan por refugiarse en la droga porque para ellos es placentero evadir, olvidar y escapar de la realidad.
La droga está asociada con el vacío interior, el hastío, aburrimiento, disconformidad, inadaptación, soledad, carencia afectiva, el miedo a vivir. Pero estos factores no son mero producto de una predisposición individual, sino la consecuencia de la crisis que toda la sociedad sobrelleva cuando se desliza sobre un desequilibrio estructural. Para ocuparse de la droga, pues, habría que analizar las condiciones de la familia, la escuela, el trabajo, la cultura, el tiempo libre, las relaciones sociales, etc.
Los factores pre disponentes y  condicionantes de la drogadicción deben buscarse en el marco social, así como en la familia, la niñez, la relación con los padres, los amigos, la clase de crianza y educación, las posibilidades laborales, pero el factor desencadenante puede ser una crisis vital, como una pérdida familiar, o la imposibilidad de conseguir un empleo, incluso por no tener el amor de que ellos quieren. El problema de identidad que caracteriza a la adolescencia pude ser el detonante que incita hacia la droga.
En muchos casos puede empezar por simple curiosidad, el deseo de experimentar, por presión de amigos, como un episodio de valentía, como desafío al riesgo y a lo prohibido. Pero detrás de una actitud circunstancial habrá que buscar las causas profundas que llevan a drogarse.
La recuperación del adicto es posible cuando se logra conquistar su voluntad para que se ayude a sí mismo, aparte de contar con la natural solidaridad del grupo familiar.
La rehabilitación del joven para una cura de desintoxicación es solo una parte del tratamiento, ya que lo esencial es revertir las causas del mal. No nos referimos a las causas intimas, es decir, al marco general de una sociedad injusta y corrupta basada en el lucro y en la explotación del trabajo, porque ello escapa nuestras posibilidades individuales, sino a las motivaciones directas, a la intervención de la familia y al estímulo de las ideas, para que el joven se realice como persona.

Estos contenidos llegan gracias al apoyo de nuestros aliados.
Sé uno de ellos.

Más información

Voz de

NANCY ESMERALDA SALAZAR GONZALES