Compromiso de trabajo y servicio

Hace unos días asumió la alcaldía de mi querido Pacasmayo el médico Aldo Navarro Sarmiento, hombre porteño y pleno de emociones y con muchas ganas de servir y no de servirse.

Hay que mencionar que en el puerto hay problemas que vienen arrastrando desde hace años y no hay intento de solución.

Problemas que no exigen más que decisión, entrega y sobre todo, ganas de hacer bien las cosas.

No hacer alarde de ser alcalde y pensar en bien individual.

Temas pendientes, como el agua, que lleva años sin encontrar salida; muchas propuestas y trabajos se han realizado, pero la situación sigue igual.

Lo más grave, no hay agua o llega cuando se le ocurre, pero los recibos siguen completos y hasta su costo ha subido. Mera contradicción.

Parece que hay un contagio general, las invasiones. Las personas quieren coger lo ajeno, lo que creen que no tiene dueño.

Siempre buscando el bien, repito, personal.

Por acá hay mucho tráficos de tierras, se han formado mafias y han muerto personas con el conocido "ajuste de cuentas".

Cosa que ya está llegando a tan tranquilo puerto; otro llegaban las personas a descansar, a recrearse.

Lamentablemente, crece la delincuencia, el alcoholismo.

El canal de la acequia, que recorre cerca al parque de la amistad, da mucha pena.

Las personas arrojan toda clase de desechos, a nadie le interesa mantenerlo limpio.

Es un foco de infección.

El tema de la higiene es tremendamente grave.

Como enseñar a las personas para que sean limpias, no arrojen desperdicios, los envases de lo que consumen, guardarlos en el bolsillo hasta llegar a una papelera y tantas otras cosas más que testimonian la poca o nula cultura de los ciudadanos.

Ya no menciono lo que sucede en el malecón, en la playa, mejor escallar, porque dan ganas de llorar al recordar lo que era antes tan hermoso paseo.

El señor alcalde ha manifestado que "El dialogo y la concertación serán pilares fundamentales de la eficiencia prometida en respeto a las normas, el apego a la legalidad y la firmeza en nuestro actuar…".

Hay que destacar el compromiso de servir sin servirse o aprovecharse del cargo, pues "Pero sobre todas las cosas, no impone el más alto compromiso de trabajo al servicio de Pacasmayo".

Lo importante es que haya relación entre lo que se dice y se hace, de lo contrario, mejor guardar silencio,

Le tomo la palabra a la primera autoridad cuando dice, "ofrecemos lo mejor de nuestra existencia, nuestro tiempo y juventud, queremos un Pacasmayo que se convierta en referente de desarrollo en el norte del Perú. Haremos de esta tierra hermosa, con la ayuda de todos ustedes, el mejor lugar para visitar y para vivir".

Esto es, lo que era antes el puerto.

Década del cincuenta, también del sesenta.

Pero, se inicia la tragedia y ya hay un puerto que no da ganas de llegar.

Es de esperar que lo sostenido por la nueva autoridad, cuente con el apoyo de la ciudadanía y se dé otra visión de la tierra que impresionó a Don Antonio Raimondi.

Ojalá.

Sobre el autor

Contacto UNDiario

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected]