Vacaciones Obligadas en Japón

Es conocido el respeto y entrega que tienen los nipones al trabajo, la responsabilidad y el cariño con que cumplen con sus faenas. Es más, para ellos, damas y caballeros, el trabajo está primero.

Se repite hasta el cansancio, "El japonés ha nacido para trabajar". Una gran verdad, que por esta parte del mundo, caso específico de nuestro país, causa asombro a la vez se mal interpreta.

Pero, es otra realidad, en todos los aspectos de la sociedad. Según el Ministerio de Trabajo, "En 2013, los trabajadores japoneses sólo tomaron 9 de los 18,5 días anuales en promedio de vacaciones pagadas a los que tienen derecho".

Dice el diario Japan Times, la cultura laboral japonesa, de largas jornadas de trabajo y horas extras que son pagadas, es criticada constantemente por ser la causante de enfermedades físicas y mentales de los empleados.

En Japón se conoce como "Karoshi" a la muerte por exceso de trabajo. En realidad, ocho horas laborables, más horas extras, por las que se percibe una buena remuneración, permite que los nipones tengan un alto nivel de vida.

Hay que recordar, hace más de dos décadas, cuando se dio el "Fenómeno dekasegi", (viaje de los nikkei nacionales a Japón para trabajar), los nikkei ganaron mucho dinero y remitían a los familiares que quedaban por acá, como padres mayores, abuelos, hijos y les permitía mejorar la salud, cubrir necesidades de estudio, de vivienda y otras. Especialmente, por el trabajo extra.

Se reconoce, en el mundo, que las vacaciones son favorables para equilibrar la salud física y anímica; para traer tranquilidad, pero por la tierra del Sol Naciente, los trabajadores, damas y caballeros, no lo entienden así.

Por otra parte, durante el período vacacional los nipones viajan, lo que implica más ingresos para el estado, ya sea por impuestos o por otros canales.

Viajes que los realizan en el interior, visitan zonas atractivas o que desconocen.

También son viajeros, grandes viajeros, hacia pueblos de otros lugares.

Tienen el espíritu de conocer cosas nuevas.

Según la prensa nipona, "El gobierno aspira a que la tasa de utilización de las vacaciones pagadas suba el 70% para 2020. Para ello tiene previsto presentar una norma en el actual período de sesiones del Parlamento para establecer días de descanso obligatorios".

También se está trabajando para lograr lo que se conoce por acá como "feriados largos", para que las personas descansen, viajen y se promueva el turismo interno.

En verdad, repetimos, es otra realidad.

Hay que dar una Ley para que las personas salgan de vacaciones.

Hay que recordar, los pueblos que logran estar en el primer mundo y dirigir la economía universal, se debe, especialmente, a que tienen otra concepción del trabajo.

Igualmente, las personas, las autoridades, miran la vida de otra manera.

Visión totalmente alejada de la nuestra.

¡Cuán diferente de los que sucede en nuestro país!.