Defensoría del Pueblo advierte que en pandemia más de 17 000 estudiantes no tuvieron acceso a la educación en la Libertad.

Además, 14 000 estudiantes abandonaron sus estudios en el año 2020.

Dp

Con el objetivo de verificar la prestación del servicio educativo remoto y semipresencial en las instituciones educativas públicas, la oficina de la Defensoría del Pueblo en La Libertad supervisó, a fines del 2020, el servicio de educación básica durante el periodo de emergencia sanitaria por el COVID-19 en diez unidades de gestión educativa local (UGEL) y advirtió una serie de deficiencias, como la falta de acceso a la educación a distancia, estudiantes que abandonaron sus estudios o accedieron tardíamente a la educación remota, problemas en las mismas UGEL para implementar la nueva modalidad educativa, entre otras.

En las provincias de Trujillo, Ascope, Bolívar, Gran Chimú, Otuzco, Sánchez Carrión y Pataz, las UGEL supervisadas reportaron un total de 17 401 estudiantes sin acceso a la educación a distancia mediante la estrategia “Aprendo en casa”. Esta cifra representa el 6.3 % del total de estudiantes matriculados en las diez UGEL de la región.

Respecto a los estudiantes que abandonaron sus estudios, las UGEL de Trujillo, Ascope, Bolívar, Gran Chimú y Sánchez Carrión reportaron 14 032 estudiantes afectados, lo que representa el 5.1% del total de estudiantes matriculados.

En tanto, en ocho UGEL se reportó a 5468 estudiantes con acceso tardío a la educación a distancia, lo que representa el 0.56 % del total de estudiantes matriculados. A su vez, la UGEL Otuzco reportó que las instituciones educativas de dicha provincia no realizaron planes de recuperación de clases para sus estudiantes, situación que afectó a 587 escolares en esa zona.

Del mismo modo, en el 90 % de las UGEL supervisadas se encontraron problemas para implementar la educación a distancia, siendo las principales causas la falta de internet, docentes sin dominio de herramientas tecnológicas, familias sin celular o con celular básico, falta de señal de telefonía móvil, padres de familia con poco interés en la educación de sus hijas/os, falta de internet en la zona rural o altoandina, falta de señal de radio y televisión, niñas, niños y adolescentes que trabajan y la deficiente labor pedagógica del personal docente.

En cuanto a las medidas de bioseguridad implementadas, de las 3095 instituciones educativas públicas existentes en las diez UGEL, 1654 cumplieron con adquirir los kits de higiene. Por otro lado, cuatro UGEL indicaron que 728 locales escolares tienen implementos de seguridad sanitaria (alcohol, termómetro y mascarillas).

Tras estos hallazgos, la oficina de la Defensoría del Pueblo en la Libertad recomendó a la Gerencia Regional de Educación brindar asistencia técnica a las UGEL a fin de evaluar las acciones implementadas para la prestación del servicio educativo remoto 2020, considerando que la pandemia continúa y se deben ejecutar acciones complementarias para evitar futuras afectaciones al derecho a la educación de los estudiantes de la región.

Finalmente, la institución también demandó exhortar a los titulares de las UGEL que inicien acciones de coordinación con las autoridades locales y/o diferentes actores sociales, a fin de superar las deficiencias existentes para la presentación debida del servicio educativo 2021 (remoto, semipresencial y/o presencial, según corresponda).

Nota de prensa enviada por:

Defensoría del Pueblo.