La Libertad: Contraloría General supervisa establecimientos de salud de atención a COVID-19

Img 20200424 Wa0000

La Contraloría General viene supervisando los establecimientos de salud para atención de pacientes Covid-19 en la región La Libertad, con la finalidad de verificar la capacidad y prestación del servicio de salud, en el marco del control concurrente a la emergencia sanitaria.

Los auditores, provistos de equipos de bioseguridad, verificaron los dos establecimientos de salud que atienden a los pacientes con coronavirus en Trujillo, el Hospital Regional Docente de Trujillo, del Ministerio de Salud, y el Hospital de Alta Complejidad “Virgen de La Puerta”, de Essalud.

Las visitas realizadas tienen la finalidad de supervisar que los hospitales cuenten con una adecuada área de triaje, salas de aislamiento, profesionales de salud en número suficiente, cuenten con equipos de protección persona, tengan condiciones y protocolos de traslados de pacientes en ambulancias, tengan equipos biomédicos y funcione adecuadamente la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

En el Hospital de Alta Complejidad, situaciones como lotes en stocks de lentes de protección y mascarillas N95 para personal médico que atiende a pacientes Covid-19, se encuentran observados por no cumplir con los requerimientos mínimos para su uso.

En el Hospital Regional se constató la falta de profesionales de salud suficientes para atender a los pacientes con coronavirus.

Oportunidades de mejora

Los resultados del operativo permitirán disponer de un panorama real sobre la capacidad de respuesta de los establecimientos de salud ante la presencia de casos de coronavirus. Pero lo más importante es que identificará oportunidades de mejora que contribuyan a optimizar la capacidad y eficiencia en la prestación de un servicio tan esencial en la emergencia sanitaria como son los servicios de salud.

Las intervenciones tienen un carácter propositivo, por ello, los hechos observados en el operativo serán comunicados oportunamente a los directivos del hospital y al Ministerio de Salud, en su calidad de ente rector, a fin de que adopten las medidas correctivas de manera prioritaria.

Si bien el control concurrente no identifica responsabilidades a los gestores públicos, las autoridades del sector Salud tendrán la valiosa oportunidad de implementar mejoras en beneficio de los pacientes afectados por el Covid-19.

El dato:

La Contraloría General emitirá un informe de orientación de oficio a cada establecimiento de salud con las situaciones adversas identificadas, las cuales constituyen oportunidades de mejora para los gestores públicos. El titular de la entidad tendrá un plazo de diez días para elaborar un Plan de Acción donde establezca las medidas y los plazos para superar las observaciones encontradas.

Como parte de la política de transparencia y rendición de cuentas, la Contraloría General publicará los resultados de las orientaciones de oficio en su portal institucional www.contraloria.gob.pe a fin de que la ciudadanía pueda ejercer el control social.

Nota de prensa enviada por:

Gerencia de Comunicación Corporativa Contraloría