Gobierno Regional y reclutas del Ejército refuerzan el malecón de Huanchaco

Maquinaria pesada y personal para remover escombros, reforzar y proteger a las casas colindantes con la playa ante el oleaje anómalo en Huanchaco dispuso ayer el gobernador Luis Valdez Farías, quien llegó hasta las cuadra 8 y 9 de la avenida Larco Herrera, frente al mar, donde una parte del malecón y veredas fueron destruidos por la fuerza de las olas.

La mañana de ayer, tras verificar los daños ocasionados, la autoridad regional pidió el envío de un cargador frontal y 4 volquetes del Gobierno Regional, tres de estos últimos para el acarreo de piedra pesada y uno para el traslado de arena para el llenado de sacos protectores. A esto se sumaron dos volquetes de la municipalidad distrital de Huanchaco.

Unos 100 metros del malecón y la vereda peatonal fueron afectados en las antes citadas cuadras por las aguas ante el oleaje anómalo, el que podría continuar hasta el día de hoy por la tarde, según previsiones de la Marina de Guerra.

Valdez le pidió al gerente de Defensa Nacional del Gobierno Regional de La Libertad, César Campaña Aleman, estar alerta y evaluar permanentemente los informes que se reciban del estado del mar en función al comportamiento de los sistemas atmosféricos y oceánicos, para la continua prevención y seguridad de la población ribereña de Huanchaco.

Valdez supervisó personalmente parte de los trabajos de remoción de escombros con la retroexcavadora, reutilización del material pesado y la colocación de roca traída desde una cantera ubicada en El Milagro, a la altura del penal, con la que se rellenaba la parte afectada.

Ayer mismo se logró apilar y enchapar unos 200 m3 de piedra de regular y gran tamaño, enrocando la parte afectada por la erosión para evitar que esto continúe y que un nuevo oleaje anómalo pueda llegar a las viviendas y establecimientos comerciales.

Gracias al apoyo del Ejército, que envió 30 reclutas, se llenaron con arena sacos de polietileno que fueron colocados en la parte frontal de las viviendas para evitar que el agua del inusual oleaje del mar ingrese y las inunde. Según se preveía ayer el punto más alto es por las tardes aproximadamente a las 5pm, y hoy debe registrarse el último.

Valdez no descartó volver al lugar hoy temprano para una nueva evaluación y adoptar las medidas que sean convenientes.

Nota de prensa enviada por:

Pedro Borjas Paredes