Muertes por Covid-19


La cifra de 180 764 muertes por covid-19, ocurridas entre marzo 2020 y mayo 2021, es sumamente dolorosa pero permite conocer la magnitud de la tragedia que vive nuestro país, debido a la pandemia. El número de decesos que ha obtenido el Grupo de Trabajo designado por la Presidencia del Consejo de Ministros supera largamente al que se tenía como oficial. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ya había advertido que las cifras oficiales de muertos por la pandemia eran dos a tres veces más de lo publicado por los países.

En el caso de Perú, aunque el registro de decesos sí se había hecho, estaba disperso hasta en 4 bases de datos, por lo que el Grupo de Trabajo compuesto por expertos voluntarios tuvo que hacer una revisión de las bases, unirlas, eliminar duplicados, y sobre todo detectó muertes por covid-19 que no habían sido registradas como tales. Para ello estableció una serie de criterios que buscan garantizar que aunque no haya una prueba covid-19 de por medio, por otras condiciones, se determine los decesos causados por la pandemia.

Se ha destacado que el Perú es el primer país del mundo que ha revisado, sincerado y hechas públicas las cifras de las muertes por covid-19. Varios de los propios investigadores han recalcado que el registro de decesos estuvo disponible, pero las cifras estaban dispersas.

Patrick Wieghardt, uno de los miembros del grupo expresó: “En la primera reunión de trabajo nos dimos cuenta de cierta metodología, (…) pero había un desfase, porque solo se publicaba lo que pasaba en las últimas 24 horas y con casos confirmados solo con pruebas. Sin embargo, muchas personas llegaban a los hospitales o centros de salud y morían, pero no se les había hecho una prueba, sin embargo, eran casos covid-19 y no entraban al sistema de reporte”.

El grupo de trabajo ha dejado sentado el camino para que se continúe la actualización y registro de decesos a fin de mantener el control; por lo que corresponderá vigilar que así sea. La calidad del trabajo realizado, ha llevado a que, los criterios que ha establecido el grupo de trabajo para determinar los decesos por covid-19, sean presentados ante expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) con la finalidad de que sea aplicado en otros países. Esto ocurrirá en los próximos días, según se ha anunciado.

De cara a las elecciones presidenciales, los ciudadanos deben tener claro que quien salga elegido debe mantener estos registros actualizados y abiertos, porque así corresponde en un Estado y gobierno transparentes. Asimismo se tiene que tener en cuenta que el alto número de decesos no es atribuible sólo al covid-19 sino a un sistema de salud precario, incapaz de responder a las necesidades de los usuarios en un contexto de normalidad, y que fue colapsado con el alto nivel de contagio del covid-19. Esto debe cambiar.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario