Guadalupe  |  

Contraloría Observó Deficiente Seguimiento y Reporte de Reacciones Secundarias de Vacunas

Lafora 1


La Contraloría General de la República, a través de la Gerencia Regional de Control La Libertad, halló situaciones adversas en la recepción, almacenamiento, conservación, distribución, aplicación de vacunas, manejo de residuos y seguimiento a reacciones secundarias a personas inoculadas con las vacunas contra la covid-19 en personal de la Red Salud Pacasmayo, según lo ha especificado en el Informe de Control Concurrente N° 10340-2021-CG/GRLIB-SCC.

Si bien es cierto, las reacciones secundarias halladas en 2 trabajadores fueron leves, estas debieron ser registradas de acuerdo a norma, a fin de hacer el seguimiento correspondiente.

El levantamiento de la información se produjo entre el 22 y 27 de abril de 2021 y fue puesto a disposición de la ciudadanía a través del portal de la Contraloría el 10 de mayo.

El servicio de Control Concurrente desarrollado se aplicó en el marco del seguimiento a eventos posteriores a la vacunación en la primera y segunda dosis al personal de Salud de la Red, realizado en las instalaciones del Hospital de Apoyo Tomás Lafora, en Guadalupe.

Las indagaciones se realizaron cumpliendo las normas dictadas por el Gobierno en el contexto de la Emergencia Sanitaria declarado mediante Decreto Supremo 08-2020-SA del 11 de marzo 2020.

En este sentido se buscó verificar la aplicación de la Resolución Gerencial Regional N° 02-2021-GR-LL-GGR/GRSS del 5 de enero 2021 que aprobó el Plan Regional de Vacunación contra la Covid-19, año 2021 La Libertad, en el que especifica objetivos como asegurar la cadena de frío, el correcto almacenamiento, y distribución de las vacunas. También expresamente obliga a los operadores de Salud involucrados, a garantizar la administración de la vacuna, según protocolos y vigilar la seguridad de las vacunas, las reacciones adversas, el manejo de casos, así como la notificación adecuada y oportuna de los mismos.

Detalla el informe que en cumplimiento del plan de vacunación, se dispuso la entrega de 762 vacunas Sinopharm que debía administrar el Hospital Tomas Lafora de Guadalupe, a fin de proceder al proceso de vacunación del personal de salud de su jurisdicción.

Es en estas circunstancias que, durante la revisión del seguimiento a eventos posteriores a la vacunación, procedimiento que debía hacerse desde el Hospital Lafora, se identificaron situaciones adversas que, según la Contraloría, “afectan o podrían afectar la continuidad del proceso, el resultado, o el logro de los objetivos del plan de vacunación”.

Se agrega que “el hospital no acredita con reportar diariamente la ausencia de casos de Eventos Supuestamente Atribuidos a la Vacunación o Inmunización (ESAVI) Severo, así como registrar los casos ESAVI leves dentro de las 24 horas en el aplicativo VIGIFLOW, lo cual conlleva que se ponga en riesgo el adecuado seguimiento y vigilancia a eventos posteriores a la vacunación contra la covid-19”.

La investigación desplegada por Comisión de Control dejó constancia mediante acta de verificación 01-2021-GRCLL-CC-HITO3 del 20 de abril 2021, que el responsable del Programa Articulado Nutricional del Hospital Lafora y la coordinadora de Salud Infantil y Programa Articulado Nutricional de la Red Salud Pacasmayo, aseguraron que desde el 11 de febrero de 2021 hasta el 20 de abril 2021, “no han existido trabajadores en el Hospital de Apoyo Tomás Lafora y la RED Pacasmayo que han presentado eventos (reacciones) supuestamente atribuidos a la vacunación o inmunización (ESAVI), en caso leve, moderado y severo”.

Sin embargo, pese a esa declaración, la Comisión de Control pudo conocer que “el responsable de farmacia realizó notificación de tres trabajadores de ESAVI en forma leve” y que para constancia de ello se alcanzó a la Comisión de Control de la Contraloría 5 formatos de notificación de eventos ESAVI supuestamente atribuidos a la vacunación e inmunización.

En el detalle de esta revelación, la Comisión de Control explica que de los formatos alcanzados, un trabajador tuvo un ESAVI leve desde la aplicación de su primera dosis el 12 hasta el 15 de febrero. En la segunda dosis aplicada el 5 de marzo, también tuvo un ESAVI entre ese día y el 8 de marzo. El segundo trabajador tuvo un ESAVI el 20 de marzo, fecha de la aplicación de su primera dosis. Estos eventos, agrega el informe, fueron informados el 24 de marzo, cuatro días después de realizarse la notificación, incumpliendo la norma.

El informe agrega que otro aspecto observado fue que del reporte del aplicativo VIGIFLOW, se detectó que el Hospital Tomás Lafora no cumplía con la notificación diaria de ausencia de ESAVI, infringiendo la directiva 054-MINSA/DGE-V.01, Directiva Sanitaria para la vigilancia epidemiológica de ESAVI.

El reporte de estos casos ESAVI es importante para que dentro de las responsabilidades que le corresponde a la RED en el cumplimiento de las directivas sanitarias. Esto debido a que permitirá advertir aspectos técnicos que pudieran generar una crisis de desconfianza en las vacunas, generada por casos de ESAVI. Afortunadamente a la fecha estos eventos no han tenido suficiente consistencia para desencadenar dicha crisis de confianza en las vacunas, sin embargo es imperativo de acuerdo a norma el cumplimiento estricto de los protocolos de control.

SITUACIONES ADVERSAS NO SUPERADAS

El informe de control que ha detectado el incumplimiento del reporte oportuno y fidedigno de casos ESAVI en la Red salud Pacasmayo, también contiene una advertencia reiterada a una situación adversa detectada en un informe anterior del 23 de febrero 2021. Se refiere a que el hospital no acredita una adecuada gestión integral y manejo de residuos sólidos, toda vez que en sus instalaciones no cuentan con señalización para la recolección, transporte y almacenamiento final de los mismos, lo cual conlleva que se ponga en riesgo la salud de los usuarios internos y externos.

Se detalla que la dirección del hospital comunicó al director ejecutivo de la Red Salud Pacasmayo, Javier Carranza Paredes, el Plan de Acción de Implementación de las situaciones Adversas del control hecho el 23 de febrero.

El plan mencionado, que debía superar las observaciones hechas por la Contraloría, no llegó a cumplir con el punto referido a la gestión de residuos sólidos, según se constató el 5 de marzo en el que se advirtió que “Los vehículos de recolección final se mantienen sin ser rotulados”, “El almacenamiento final se sigue realizando en la cochera”, y “la orden de servicio no ha sido pagada, por tal motivo, los residuos sólidos generados por el hospital, no han sido recogidos desde el 26 de febrero 2021 al 5 de marzo 2021”. Fueron 8 días de permanencia de la basura dentro del hospital.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario