Basta de Ataques Entre Peruanos

El domingo 6 de junio los peruanos acudirán a votar para decidir quién ocupará la presidencia del Perú durante el período julio 2021-julio 2026. El sistema político vigente ha llevado a la segunda vuelta electoral a dos candidatos que no fueron la opción para casi el 80% del electorado, y que anoche se presentaron en el debate presidencial organizado por el JNE. Esta es precisamente una de las reformas pendientes, que no se debe perder de vista, para exigir que se cumpla en el próximo gobierno.

Los candidatos Keiko Fujimori (Fuerza Popular) y Pedro Castillo (Perú Libre) tuvieron oportunidad de presentarse ante los peruanos para exponer sus propuestas en temas previamente acordados, hacer hincapié sobre sus debilidades y lanzarse acusaciones mutuas. Probablemente escuchar directamente a los candidatos es una de las oportunidades que tienen los ciudadanos para conocer quiénes son realmente, a pesar de sus poses evidentemente preparadas y practicadas, y sus tonos controlados. El problema es si los ciudadanos están dispuestos a escuchar más allá del apasionamiento personal, o el voto que ya está decidido.

Se estima que los indecisos van a decidir el resultado final de estas elecciones, algo que finalmente sabremos el domingo. Aunque en lo que resta de la semana se podrán seguir realizando encuestas electorales, los resultados no podrán ser publicados oficialmente. Ello no impide que estas circulen clandestinamente en grupos y redes sociales, alimentado precisamente por la prohibición y la expectativa general. Este hecho implica también un problema y es que alienta la difusión de información falsa, la cual ha circulado en los propios medios de comunicación y más profusamente en las redes sociales.

Una de las primeras invocaciones a los ciudadanos, para los días que restan hasta el domingo 6 de junio, es responsabilidad. Primero para tratar de obtener información confiable; no creer todo lo que les llega por las redes sociales como WhatsApp, incluido fotos, videos o audios; asimismo no compartir información de dudoso origen o hasta tener la certeza de que es verídica. Se tiene que tener en cuenta que en los próximos días la campaña podrá llegar a niveles más bajos generando incertidumbre y miedo en la población.

Es necesario invocar también a los ciudadanos evitar ataques personales, tratar en la medida de lo posible respetar la posición del prójimo, intentar llevar diálogos -y discusiones, incluso- alturados, centrados en argumentos.

Finalmente insistir en que los ciudadanos y las ciudadanas tienen que asumir la responsabilidad de participar y de involucrarse activamente en la vida pública, en la política nacional, si se pretende transformar y limpiar la política en nuestro país. Recordar y asumir que el deber no termina con acudir a votar.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario