Oxígeno y Responsabilidades


Con la planta de oxígeno donada por Técnica Avícola e instalada en el Hospital EsSalud Pacasmayo es necesario volver sobre algunos hechos ya conocidos, y proyectar las acciones pendientes. Si bien es cierto la planta tiene una capacidad mínima de producción de 50 balones de 10m3 de oxígeno por día, esto no implica que va a reemplazar la responsabilidad que tiene el Estado Peruano de adquirir oxígeno para los establecimientos de salud de la provincia. Se debe recordar que tanto EsSalud como Minsa disponen de presupuestos para la adquisición de oxígeno que debe seguir llegando a nuestros establecimientos.

La instalación de la planta busca, por un lado, cubrir las eventuales demoras en el abastecimiento, y las carencias que se presenten por escasez del producto; que nadie muera por la falta de oxígeno. Pero sobre todo debe contribuir a garantizar la atención a la mayor cantidad de pacientes que requieran tratamiento con oxígeno, bajo supervisión médica de los establecimientos de salud. Para ello, se requiere ampliar el número de camas de hospitalización en los nosocomios, algo que EsSalud ya anunció para el Hospital de Pacasmayo; y que se debe exigir cumpla también el Gobierno Regional de La Libertad. Aunque viendo su desempeño, lo más probable es que traslade la responsabilidad al Minsa y al Ejecutivo.

Ha quedado establecido que la planta, recién instalada y ya en funcionamiento en el Hospital EsSalud, abastece con oxígeno a este mismo nosocomio, así como al Hospital Distrital de Pacasmayo y al Centro Covid de San Pedro de Lloc, que dependen de la Red Salud Pacasmayo y por ende de la Gerencia Regional de Salud y del Gobierno Regional de La Libertad.

Se recuerda que reiteradamente se ha reclamado a la Red Salud Pacasmayo porque no suministraba la medida de oxígeno necesaria a los establecimientos de Pacasmayo y San Pedro de Lloc. Esto ocurría pese a que en Guadalupe, se negaba la falta de oxígeno. También se debe tener en cuenta la declaración de la médico, Elsa La Torre, revelando que en el Hospital Tomás Lafora empleaban hasta 7 y 9 balones de oxígeno de 10 m3 cada uno, en un solo paciente, en 24 horas. Dado que esta situación es imposible médicamente, debió disponerse una investigación para esclarecer qué viene sucediendo. Ojo que una posibilidad podría ser que los balones de oxígeno que llegan al Lafora no contengan la cantidad declarada. La investigación y el esclarecimiento siguen pendientes.

Es imperativo exigir la ampliación de las camas de hospitalización en la provincia de Pacasmayo porque, ahora que se dispone de oxígeno, es una de las maneras de garantizar atención oportuna para que disminuyan las muertes por covid-19. El oxígeno que está asegurando la iniciativa privada -con una planta ya instalada, y otra en camino gracias a Cementos Pacasmayo- solo será útil en la medida que se amplíe el número de camas para hospitalización y ello implica presupuesto. Lo mismo se tiene que exigir para Guadalupe, donde en menos de un mes la Municipalidad Distrital de Guadalupe debe instalar una planta de oxígeno, en una gestión con el gobierno regional.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario