Pacasmayo  |  

Veterinario Municipal Denuncia a Menor de 14 Años. Acusa que lo Agredió Físicamente

Jinmy Jara Vera

El veterinario de las municipalidades de Pacasmayo y San Pedro de Lloc, Jimny Jara Vera, denunció en la comisaría de Pacasmayo a un menor de 14 años, y también hizo público el incidente a través de los medios.

Jara denunció una presunta agresión, acusando al hijo menor de 14 años de la regidora Jenny Paz Guanilo y el comerciante de carnes Carlos Sánchez Salazar.

Según la versión que dio Jara Vera, el menor se encontraba en el camal de San Pedro de Lloc; al verlo en la sala de matanza, dijo, le pidió que se retire de la zona. El menor respondió que había ido a recoger vísceras, y se retiró. Al retornar a Pacasmayo, el veterinario asegura que fue atacado por el menor, quien le reclamaba el haber denunciado a su madre.

Jara Vera sostiene que recibió golpes en el rostro, brazos, cabeza y en las piernas. Luego de supuestamente golpearlo, el menor de 14 años se habría retirado.

En la declaración que hace a los medios, Jara admitió que ha denunciado a la regidora Paz. “Por una difamación y calumnia, pues ¿no?, porque yo la he denunciado porque se ha puesto a hablar que yo no soy médico veterinario, no tengo título, algo por allí”.

Reiteradamente se refirió al menor con nombres y apellidos, llegando a acusaciones que deberá probar: “Creo que me ha estado haciendo reglaje”, término legal que se refiere a un seguimiento con intenciones de cometer un delito penal. Afirmó que el menor fue enviado por sus padres a atacarlo y que sacó “un arma”, “un revólver”, y le dijo “te voy a matar”. “Ha venido a matarme prácticamente”, dijo Vera.

Vera ha sido reiteradamente cuestionado en su labor como veterinario municipal. Cuando le dicen que estaría “coludido protegiendo a otro carnicero”, Jara respondió: “Pero eso no justifica la agresión desde ningún punto de vista. Todo puede ser. Para eso está el diálogo, la conversación y las pruebas”.

En diálogo con Últimas Noticias, el padre del menor, Carlos Sánchez Salazar, refirió que los actos hostiles de parte del veterinario hacia los maceros son conocidos, incluido él y sus hijos, pero que nunca han caído en sus provocaciones. Aunque recriminó la actitud de su hijo, un menor de 14 años, dijo que éste le contó que había recibido un trato agraviante en el camal de San Pedro, por parte del veterinario, la mañana de ayer. Igual, al llegar a Pacasmayo, recibió nuevos agravios, aparentemente provocando al menor, y este habría perdido el control propinándole los golpes de los que se ha quejado el veterinario.

Sánchez Salazar cuestionó al veterinario por haber hecho público el nombre del menor, a través de medios de comunicación, más aún cuando los datos de los menores están protegidos por la Constitución Política del Perú.

Efectivamente, el artículo 4 de la Constitución Política del Perú establece una protección especial: “La comunidad y el Estado protegen especialmente al niño, al adolescente, a la madre y al anciano en situación de abandono...”. En esta línea, el artículo IX del Código de los Niños y Adolescentes (Ley 27.337/2000) señala que “En toda medida concerniente al niño y al adolescente que adopte el Estado a través de los poderes Ejecutivo, Legislativo, Judicial, del Ministerio Público, los Gobiernos Regionales, Gobiernos Locales y sus demás instituciones, así como en la acción de la sociedad, se considerará el Principio de Interés Superior del Niño y del Adolescente y el respeto a sus derechos”, entre ellos a la reserva de su identidad.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario