Pacasmayo  |  

Comerciantes Mantienen Operativo Mercado El Progreso, Pero Hace Falta Control

26042021 Mercado El Progreso Compran Venden


Más de un año después de la pandemia por covid-19, el esfuerzo se agota y se omiten las normas de bioseguridad, lo que es muy peligroso considerando que nos encontramos con contagios en aumento y varias variantes.

En una visita al conocido como “Mercadito del Progreso“ se pudo comprobar que aunque no se llena de gente, se ha vuelto popular y recibe personas de diversos sectores de Pacasmayo. Entre los comerciantes se puede encontrar vecinos de Ciudad de Dios y Pacanga que llegan a ofrecer sus productos; así como personas que venden cultivos de sus huertos con la esperanza de ganar algo.

26042021 Mercado El Progreso


En la puerta principal del mercado es notoria la ausencia de personal que controle el aforo y vigile que los compradores lleguen con sus dos mascarillas, medida obligatoria y que entró en vigencia ayer.

Tampoco hay disposición de alcohol, a diferencia de los primeros días de pandemia cuando sí lo había. Actualmente las medidas se han relajado y la mayoría ingresa como si no hubiera Covid, algunos con una sola mascarilla; el protector facial solo algunos vendedores lo usan.

En el interior del mercado se pudo observar cómo las personas siguen aglomerándose en los puestos de venta sin respetar el distanciamiento.

De otro lado, las condiciones de los comerciantes que vienen de otros lugares no es la ideal, pues venden sus productos tendidos sobre sacos en el piso.

26042021 Vendedora El Progreso

Está a la vista la falta de higiene de algunos comerciantes, al tratar los alimentos. Despachan, reciben el dinero, dan el cambio y vuelven a tocar con las mismas manos ya contaminadas los productos. No hay lavado de manos durante la jornada de trabajo. Al parecer, a los clientes no les importa mucho el incumplimiento de las normas de bioseguridad.

Algunos compradores consultados por el servicio, dijeron que visitan este mercadito porque hay variedad de alimentos y los precios son los mismos que en el Mercado Zonal, pero con menos gente.

En efecto la cantidad de personas es mucho menor a la de los principales mercados que tiene Pacasmayo, pero de nada sirve si se incumplen las disposiciones del gobierno.

Una vendedora estable manifestó que las autoridades no supervisan este mercado.

Con una buena organización este mercado puede convertirse en un espacio alterno y seguro para vendedores y compradores. Pero hace falta atención de las autoridades.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario