Pacasmayo  |  

Con Apoyo de 100 Policías, Municipalidad Desalojó a 100 Personas de 40 Lotes Invadidos en Miramar

Invasion 1 Miramar Abril 2021

Un año y tres meses permanecieron más de 100 personas ocupando de manera precaria alrededor de 40 lotes ubicados en la zona denominada Miramar, en el sector La Palmera, en Pacasmayo. Un contingente policial de más de 100 efectivos policiales, apoyado en 7 unidades móviles, un cargador frontal, y con la presencia de un representante del Ministerio Público, se encargó de liberar un área de aproximadamente 3 mil m2 de propiedad municipal. Afortunadamente no hubo daños personales.

DE BASURAL A INVASIÓN

Entre el viernes 17 y el sábado 18 de enero del 2020, un grupo de pobladores, del mismo lugar conocido como Miramar, tomaron posesión del área circundante de lo que se ha proyectado como un parque.

Los ocupantes precarios instalaron palos y esteras justificando su medida en que la Municipalidad Distrital de Pacasmayo había literalmente olvidado ese sector que era un basural. Además cuestionaron la instalación y crecimiento aparentemente ilegal de una iglesia, ubicada a un costado del lote que tomaron.

Los pobladores que se asentaron reconocieron ser hijos y familiares de los residentes aledaños, alegaban necesidad de vivienda pues aseguraban vivir en casa de sus padres o en cuartos alquilados.

Cuestionaron el abandono municipal en la zona y negaron cualquier posibilidad de traficar con los terrenos. Por el contrario cuestionaron, entonces, las ocupaciones que ilegalmente se hacían en otros predios municipales a los que nadie tocaba.

Los vecinos confirmaron que el lugar fue un basural y que con su propio esfuerzo limpiaron y se unieron al esfuerzo de unos regidores que realizaban trabajos de arborización.

En una visita al lugar, Últimas Noticias fue informado por los propios ocupantes precarios que eran conscientes de que el área era de propiedad municipal y que no habían consultado su disponibilidad en la entidad. Al menos 30 lotes fueron ocupados ese fin de semana de enero 2020. Posteriormente unos 10 lotes más fueron cercados con palos, cañas y esteras.

Dirigentes del lugar instaron a las autoridades municipales, llegar al lugar, dialogar con los vecinos e impulsar el crecimiento ordenado del sector. Los residentes en el lugar pese a que no estaban de acuerdo con la ocupación ilegal, reconocieron la ausencia de la autoridad pues había necesidad de vivienda pero no se impulsaba una alternativa.

A continuación así lucía invasión en diciembre 2020

EL DESALOJO

Quince meses después de producida la ocupación, el viernes 23 se realizó una diligencia extrajudicial de recuperación del área municipal que se organizó en la víspera.

A pedido y convocatoria de la Municipalidad Distrital de Pacasmayo, a las 8 de la mañana se concentró en las inmediaciones de la comisaría rural Pacasmayo, en la Plazuela Callao, un contingente policial compuesto por 50 efectivos de la Unidad de Servicios Especiales (USE) de la Policía Nacional del Perú; 40 efectivos de las comisarías del la División Policial Pacasmayo y 10 oficiales PNP de estas sub unidades.

A las 9 de la mañana, el contingente policial acudió a la zona denominada Miramar, en el sector La Palmera, acompañando a la fiscal Judith Incio Nomberto y al procurador municipal Jorge Iván Linares Meléndez, a fin de otorgar garantías tanto a las personas que iban a ser intervenidas, como a los funcionarios municipales para intentar realizar un desalojo evitando se produzcan daños personales en ambas partes.

Por la municipalidad, además del procurador asistió un contingente de serenos en las unidades municipales.

El operativo fue dirigido por el jefe de la comisaría Rural Pacasmayo, comandante PNP Milner Alain Burgos Cruzado.

El personal policial y municipal en compañía de la representante del Ministerio Público, recorrieron una a una las edificaciones rústicas, y en las que encontraban personas se les pedía salir porque las mismas serían derribadas por el cargador frontal que había dispuesto la MDP para la tarea de desalojo.

Pese a que hubo cierta resistencia, el equipo mixto que intervenía retiró las pertenencias de los ocupantes precarios, hacia el centro del área de la plaza. Camas, colchones, cómodas, ropa y enseres de estas personas quedaron a la intemperie a fin de que no se destruyan con el paso de la maquinaria pesada.

El cargador frontal municipal derribó las 40 edificaciones rústicas, y con ayuda del camión de plataforma para la recolección de basura en la ciudad, se retiró parte de los desechos producidos por la operación. Los vecinos se quedaron con sus cosas en medio de la plaza, ante el repliegue de los intervinientes.

Un grupo de los desalojados acudieron a las instalaciones de la municipalidad exigiendo ver al alcalde César Milla Manay.

Parte del contingente policial acudió al edificio municipal a fin de ofrecer resguardo. El alcalde no se encontraba en el lugar.

El operativo policial culminó a la 1 de la tarde, en medio de la protesta de los intervenidos.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario