Resultados Para Reflexionar


Una vez más se habla de resultados sorpresivos. En esta ocasión debido a los resultados preliminares de las elecciones realizadas ayer para designar a quien ocupará la presidencia del Perú; y que según el primer conteo de ONPE y el conteo rápido de Ipsos Apoyo, lidera el profesor Pedro Castillo Terrones. Ello prácticamente asegura a Castillo Terrones en una segunda vuelta electoral que se realizaría el 6 de junio.

Se adelanta que el nuevo congreso será fragmentado, con presencia de hasta una docena de organizaciones, donde probablemente los consensos seguirán siendo negociados según intereses particulares.

Entre la sorpresa y el temor se trata de encontrar explicaciones a un hecho que nos viene marcando y que no se está atendiendo; esto es que un importante sector de los peruanos no está conforme no sólo con el gobierno de turno, sino con la clase política que nos gobierna y con la forma cómo se han venido desempeñando. Se reclama más que un cambio, reformas que contribuyan a superar las inequidades sociales y económicas que siguen postergando a un importante sector de la población.

Los resultados deben preocupar respecto a los porcentajes que están obteniendo los candidatos. Se calcula que entre los que pasan a segunda vuelta, difícilmente sumarán 30% de los votos. Algunos analistas han recordado que en las elecciones 2016, entre Fujimori y PPK, que pasaron a segunda vuelta, sumaron un porcentaje mucho mayor. Este asunto es importante porque marca la precariedad de un gobierno, pero también -como lo mencionábamos en editorial anterior- refleja la pérdida de credibilidad, el descrédito de las instituciones y del sistema democrático, que afecta a la gobernabilidad.

Los resultados preliminares han desatado comentarios de todo tipo, y hay quienes califican al elector de tarado o ignorante. Los adjetivos a ese nivel no contribuyen a la discusión pública y evitan explorar explicaciones técnicas, y profundas. Es necesario reflexionar sobre la responsabilidad que tiene la clase política, sobre el efecto que tiene la corrupción que también se ejerce, y en gran medida, desde los gobiernos locales, así como la responsabilidad que tienen estos en prestar servicios mínimamente satisfactorios a la población que gobiernan.

Dado que los resultados han confirmado un empate técnico en el segundo lugar, es necesario esperar cómo evolucionan los informes de ONPE, y evitar caer en contenidos falsos o sin confirmar que probablemente se mantengan con intensidad en estos días; y que solamente crean mayor confusión. Es una oportunidad más que para discutir con el vecino, que piensa distinto, para escuchar, para reflexionar, para acercarse a las necesidades de los otros, en un ejercicio por tratar de comprender y conocer quiénes somos, como país.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario