Informarse Antes de Decidir

El clima electoral que se vive a nivel nacional no es precisamente un alentador respecto al proceso electoral 2021 en el que se elegirá presidente, vicepresidentes, congresistas y representantes ante el Parlamento Andino.

Se tiene 20 organizaciones políticas en competencia y 18 planchas presidenciales; solamente dos organizaciones no han presentado candidatos a la presidencia, son el Frepap y Contigo.

Una de las recientes encuestas, publicada por El Comercio y realizada por Ipsos Perú, ubica en el primer lugar a Yonhy Lescano, a quien algunos analistas consideran pasará a segunda vuelta. Por el segundo lugar, están en disputa George Forsyth, Rafael López Aliaga, Keiko Fujimori, Verónika Mendoza. Les siguen Daniel Urresti y Hernando de Soto. Más abajo se ubican Julio Guzmán, César Acuña, Daniel Salaverry, Ollanta Humala, Pedro Castillo.

Lamentablemente está marcando la agenda política la agresividad y los insultos que lanza a diestra y siniestra el candidato que pugna por pasar a la segunda vuelta, López Aliaga. La asociación que se ha hecho de la figura de López Aliaga con Porky, un dibujo animado apreciado, ha suavizado y despertado simpatía por un personaje que se muestra poco transparente, sin respuestas claras frente a los cuestionamientos que se le han hecho por el uso de 24 millones de soles en créditos de Reactiva para empresas donde evidentemente tiene participación, poder e intereses que proteger.

Los candidatos saben aprovechar que los electores votan por simpatías, y es a ello a lo que apelan. Se busca la identificación con aspiraciones; pero también frustraciones, descontentos, rencores, e iras que se canalizan para capitalizar y convertir en votos. Difícilmente alguien puede asegurar que ha leído todos los planes de gobierno y que a partir de allí tomará una decisión. El ejercicio resulta para la mayoría tedioso, y difícil de seguir. Por ello es que los debates presidenciales y las presentaciones de los candidatos con sus propuestas de gobierno, se convierten en una de las oportunidades, sino la única, de conocer lo que las organizaciones políticas proponen para los próximos cinco años. El problema es cuando estos debates o presentaciones, más allá de los ataques que son esperados, se convierten en un conjunto de frases hechas, o en generalidades que no aportan a conocer las políticas que llevan bajo el brazo los candidatos. En medio de este clima de insultos, oportunismo, falta de transparencia e incluso de contenidos falsos, es necesario analizar seriamente el voto, tomarlo con responsabilidad, tratando de obtener información de fuentes serias antes de tomar una decisión.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected] y síguenos en @UNDiario